LORD BATES: SE HACE CAMINO AL ANDAR

Un lord inglés recorre el mundo a pie por la "Tregua Olímpica"

Caminará desde Buenos Aires hasta Río de Janeiro y pasará por Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Michael Bates estuvo en Montevideo el viernes. Foto: Fernando Ponzetto.

Con casi 9.000 kilómetros recorridos a pie y 19 países visitados en diferentes regiones del mundo, el lord inglés Michael Bates comenzará una nueva travesía desde Argentina el próximo 6 de abril, pasará por Uruguay y Paraguay, y finalizará el 21 de agosto en Río de Janeiro, coincidiendo con el final de los Juegos Olímpicos. La travesía le insumirá 138 días para recorrer 2.998 kilómetros.

Bates, de 54 años, camina "por la Tregua Olímpica" desde el año 2012, cuando realizó una caminata desde Grecia a Londres. Su objetivo es concientizar sobre la paz mundial y recaudar fondos para causas benéficas.

Con esta nueva travesía pretende juntar US$ 250.000 para Unicef.

"Todo comenzó en 2005 cuando estaba haciendo un doctorado en Ética y Política Exterior; allí fijé especial atención en el tema de la Tregua Olímpica", explicó Bates a El País, en una charla celebrada en el Café Tribunales. Bates vestía una remera azul con un lema estampado en letras blancas: "Walk For Truce" (Caminar por la Tregua").

El lord de Reino Unido, que fue designado por la Corona británica en 2008, asegura que "cada cuatro años, el documento de la tregua pasa por la Organización de las Naciones Unidas, todos los países del mundo firman la tregua, pero la realidad es que ninguno realmente la implementa y por eso yo comencé a caminar".

Bates se convenció de que "era más que nada un discurso político; a mí me decían que no iba a funcionar esto, entonces yo pregunté para qué firmaban un documento por la tregua".

Si no puede ver la imagen  haga click aquí 

Travesía.

El miércoles 6 de abril comenzará su primera caminata en América del Sur. Bates eligió no por azar la ciudad de Buenos Aires para la salida.

"La capital de Argentina tendrá los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018 y será la primera ciudad latinoamericana que organiza el evento. Por este motivo, el Comité Olímpico Internacional pensó que sería una buena idea conectar Buenos Aires y Río de Janeiro con la idea de la Tregua Olímpica", indicó Bates.

El lord tiene previsto pasar por Uruguay a las dos semanas de su partida, cuando llegue a Fray Bentos, siempre y cuando se cumpla su plan. Allí será recibido por autoridades del deporte nacional.

Por hora, tendrá que caminar 48 cuadras.

"Todos los días camino ocho horas, mi objetivo son 165 kilómetros por semana; si hago eso, de Buenos Aires a Río llegaré en fecha, el 21 de agosto", dijo confiado.

Bates señaló que "llegar el día de la clausura de los juegos tiene todo un sentido, porque en la ceremonia de cierre entran todos juntos, mezclados, contentos, sacándose fotos con sus amigos competidores. Festejan ser olímpicos, ya no son competidores".

Antecedentes.

En 2011 empezó la experiencia de Bates por la Tregua Olímpica. Inició una caminata desde la ciudad de Olimpia, en Grecia, hasta Londres, sede de los juegos de 2012. Demoró 300 días, recorrió 4.693 kilómetros y pasó por 12 países de Europa.

Hasta ahora, éste fue el recorrido más largo que hizo Bates. Su esposa, de procedencia asiática, es la única que lo ayuda con las travesías. "Ella es la que me programa las rutas, fija cuáles son los mejores lugares para caminar, busca alojamientos, que no siempre se encuentran y me mantiene asesorado sobre todo", asegura el lord.

Luego de esa primera caminata, se le abrió el apetito: inició otra el 27 de julio de 2013, desde Londres a Irlanda del Norte. En este caso lo hizo "por los niños de Siria". Recorrió 834 kilómetros, y demoró 35 días.

En 2014 hubo un nuevo desafío, esta vez "por la paz". Emprendió otra caminata de 1.697 kilómetros, desde Inglaterra hasta Berlín, en Alemania. Demoró 54 días en cubrir el trayecto pasando por cinco países.

La última travesía a pie que realizó Lord Bates, fue en China, país de origen de su esposa.

Allí partió desde la capital Beijing, el 27 de julio de 2015, y llegó el 3 de octubre, 71 días más tarde, a Hangzhou. Recorrió 1.704 kilómetros.

"Yo me financio mis viajes, nadie me da dinero", dice. "Para la primera caminata junté 15.000 libras, usé ese dinero para todo el año".

Explicó que "por día sabía que tenía que gastar 50 libras, 30 para hospedaje y 20 para la comida. Este plan me funcionó fantástico hasta que llegué a Suiza, allí tuve que gastar un poco más".

Poca importancia.

El inglés contó a El País que los medios de comunicación del Reino Unido "se desinteresan por este tipo de temas, a menos que camines con alguien famoso; siempre que me iban a hacer una nota me preguntaban si no iba conmigo alguien conocido. Quieren que vaya conmigo Angelina Jolie, y en realidad soy yo el que quisiera ir con ella", dice entre risas.

La estrategia de Bates para dar a conocer sus caminatas va dirigida a los medios de comunicación, a las autoridades de los países que visita y a través de las embajadas británicas.

En Uruguay, Lord Bates mantuvo el viernes una reunión con autoridades de la Secretaría de Deportes y con miembros del Comité Olímpico Internacional en la sede del COU. Le aseguraron que "harán algo por la tregua y por la participación de Uruguay en el proyecto".

Se cayó de una montaña y se fracturó la cabeza.

Después de cada caminata, con cientos de kilómetros a cuestas, Michael Bates tiene infinidad de historias y anécdotas por contar. Hay de las buenas, graciosas y extrañas, pero también de las otras. Durante el primer viaje que realizó, de Grecia a Londres, a su paso por Suiza sufrió un accidente que lo mantuvo internado una semana. "Cuando crucé a Suiza me caí de una montaña, me fracturé el cráneo, me fracturé el brazo y el hombro. Estaba en una parte alta y cuando reaccioné demoré 12 horas en volver a subir la montaña, como pude, ya en la cima encontré una ruta y un auto que me llevó al hospital más cercano", relató Bates.

El accidente fue a principios del año 2011, y entonces pensó en abandonar su travesía, aunque eso no fue suficiente para detenerlo. El lord contó a El País que si bien en ese momento su familia y sus amigos le dijeron que no siguiera, él ni bien pudo levantarse de la cama del hospital, siguió caminando.

Otra de las anécdotas que más recuerda se la dejó Grecia. Allí, el Primer Ministro se interesó por lo que estaba promoviendo Bates, entonces lo invito a almorzar. "Yo no tenía traje, y Grecia estaba en medio de un paro nacional, llamé para preguntar si podía ir con mi ropa de caminata pero me respondieron que no podía. De ninguna manera, me dijeron", contó Bates, que prosiguió entre risas: "Terminé yendo a una casa de disfraces, donde vi uno de mozo. Era de esos tipo pingüino, que tienen puntas largas en la parte de atrás del traje. Le puse alfileres y lo ajusté, y así fui a visitar al Primer Ministro".

PERFIL.

De los Comunes a la Cámara de los Lores.

Michael Walton Bates, que ostenta el título de Barón, nació en Gateshead, Inglaterra, en 1961. Tiene 54 años, está casado y tiene dos hijos. "Ambos son independientes, uno vive en Estados Unidos y otro en Brasil", dice.

Su esposa, Xuelin Bates, nació en China. Lo ayuda en la coordinación de cada viaje, desde los lugares en donde tendrá que parar para descansar hasta los contactos con las embajadas británicas de cada país que visita.

Bates se graduó en la Universidad de Oxford y se especializó en investigación económica y política.

Fue electo por el período 1992-1997 para la Cámara de los Comunes del Reino Unido en representación del Partido Conservador. En 2008 fue designado miembro de la Cámara de los Lores y bajo la administración de David Cameron se ha desempeñado como subsecretario de información en el Ministerio del Interior (Home Office).

Ha recibido premios y reconocimientos por la labor que realiza en beneficio de la Tregua Olímpica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)