En la tarde de ayer cesó la alerta meteorológica amarilla

Lluvia afloja la presión de la sequía pero no alcanza

Tras la lluvia mansa que en la tarde noche del 1° de mayo se apoderó de gran parte del territorio nacional, en esta jornada bajará la temperatura y seguirá lloviendo en algunas zonas del Norte, según el Instituto de Meteorología.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Salto. La tormenta afectó gran parte de las calles de la capital salteña Foto: Luis Pérez

Estas precipitaciones venían siendo esperadas por las autoridades del Ministerio de Ganadería y el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) para definir el estatus del déficit hídrico que se venía dando. Si son copiosas, se podría evitar caer en la llamada "sequía meteorológica", según explicaron jerarcas de ambas reparticiones.

En Paysandú, Río Negro y Soriano, las lluvias cayeron como una bendición.

La tormenta se inició sobre la medianoche y se extendió hasta las 16 horas de ayer. El registro pluviométrico de Jefatura arrojó que mientras en Fray Bentos cayeron 45 milímetros, en San Javier fueron 65 y en el extremo este del departamento, zona de Sarandí de Navarro, entre 30 y 40 milímetros.

"Cayó en buena cantidad y lo hizo suave sin generar perjuicio ninguno afirmó el coordinador del Comité de Emergencia de Río Negro, Julio Fans.

El responsable de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Carlos Fuelles, indicó a El País que la lluvia "vino especial para las pasturas aunque para aguadas y cañadas no es suficiente". Fuelles lamentó que otro evento de similares características previsto para el 8 y 9 de mayo, ya no aparece en los pronósticos "eso es lo único malo" indicó "porque vendría muy bien para la necesidad de agua que tenemos".

En Salto una torrencial lluvia se desató sobre las 10:30 de ayer y se mantuvo con fuerte intensidad durante la tarde. Hacía dos meses que no llovía en la zona se cortaron varias arterias de tránsito para la circulación vial y se anegaron algunas vivienda por saturación de los pluviales.

Las precipitaciones comenzaron a originarse sobre las 6.00 de la mañana con fuertes descargas eléctricas pero su mayor volumen de agua caída se está produciendo desde la media mañana.

Desde la madrugada y hasta pasado el mediodía de ayer en la ciudad y alrededores llovió 82 milímetros, de acuerdo al registro de la Estación Meteorológica instalada en el Aeropuerto de Nueva Hespérides.

En zonas de Durazno, Flores, Florida y Tacuarembó el agua cambió el ánimo de los productores ya que hacía 20 días que no había registros pluviométricos. En la pasada jornada las precipitaciones fueron copiosas en Durazno, con promedios de entre 35 y 50 milímetros, según la zona del departamento.

En Durazno ciudad y en Santa Bernardina, llovió 40 milímetros, en Centenario 53 y en Baygorria 58, según la Policía.

En Rivera, solo 17 mm en abril.

El Centro Coordinador de Emergencias de Rivera ha venido entregando agua para consumo humano a ocho familias que residen en los alrededores de Minas de Corrales. En este departamento, el mes de abril cerró con apenas 17 mm de lluvias. La falta de precipitaciones generó dificultades para familias de Minas de Corrales y de Masoller.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)