POLÉMICA POR MASCOTAS

Llueven críticas por chipeo de perros

Veterinarios y animalistas cuestionan a la Cotryba por falta de refugios y un plan integral.

Comenzó la aplicación del chip a los perros. Foto: Francisco Flores
Los dueños gastarían US$ 62: si pagaran chip y patentes por todos los perros de Uruguay. Foto: Francisco Flores

Seis perros mantuvieron atemorizados durante meses a vecinos del barrio Buceo que suelen caminar por la calle Tomas de Tezanos. Muchos sufrieron embestidas y algunos fueron mordidos en la vía pública por los canes provenientes de una finca caracterizada por una puerta de chapa pintada de azul.

Esa realidad motivó una denuncia ante la seccional policial 11 que derivó en una orden de allanamiento remitida por el Juzgado Letrado de lo Penal de 13er Turno.

Juan Miranda, integrante del Instituto de Educación y Protección Animal (IEPA), dijo a El País que hubo varias denuncias más de personas agredidas por esos perros sin que tomara intervención efectiva la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal.

Miranda explicó que al no poseer esta los medios y estructuras para alojar a los animales, la Policía contactó al Idepa y después se realizó la inspección de la casa del Buceo con apoyo de la Guardia Republicana y del plantel de perros.

"Previo a esto, la secretaria de la Cotryba vuelve a llamar a la seccional para hablar con el subcomisario y decirle que tienen la posibilidad de enviar los animales a las instalaciones de Coraceros o Granaderos. Nosotros nos opusimos a eso y la jueza entendió que no era el lugar adecuado, y decidió otorgar a Idepa la custodia de los perros, que se llevaron a un refugio transitorio de Lezica. Ya fueron castrados y van a ser vacunados", afirmó Juan Miranda.

A esta crítica puntual a la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal, desde otros ámbitos se suman múltiples objeciones mientras continúa el chipeo de los perros que proporcionará datos del animal y su propietario o tenedor al sistema del Registro Nacional de Animales de Compañía.

Veterinarios en contra.

En la noche del jueves, en una asamblea de la Asociación Uruguaya de Clínicas Veterinarias de Animales de Compañía, se resolvió manifestar disconformidad con lo actuado por la Cotryba y expresar "que se requiere en forma urgente que el Poder Ejecutivo designe al frente de esta Comisión a un profesional veterinario con probada experiencia en el área de animales de compañía". Los veterinarios cuestionan también que la identificación de los animales de compañía no esté enmarcada en un programa integral, y que la Cotryba desinformó a la opinión pública deformando lo que solo fue una sugerencia propuesta por la Sociedad de Medicina Veterinaria para que se cobre un arancel mínimo por la implantación de los chips.

"Esta es una población de profesionales mucho mayor a los que se encuentran agremiados y merecen un trato igualitario y respetuoso por parte de los organismos oficiales", se indica en la resolución de la asamblea.

Los veterinarios reunidos no acompañan pues la implementación del Registro Nacional de Animales de Compañía "únicamente sobre la base de los esfuerzos económicos privados".

En la misma línea crítica, el edil nacionalista Guillermo Moroy dijo ayer en la Junta Departamental de Maldonado que si por todos los perros que hay en el país se pagara la patente y el chip, los tenedores "tendrían que erogar 62 millones de dólares", informó FM Gente.

Para Moroy, "habría que unificar la patente con el chip, en un sistema que sea más práctico, para que los usuarios y la gente que paga vea que tiene un fin práctico y no un agujero negro en el cual se van los dineros y no se va a tener el resultado que la población desea".

Propuestas encadenadas.

El 5 de octubre de 2016 fue la primera reunión del Consejo Consultivo de la Cotryba, instancia en que los representantes de las protectoras de animales plantearon que era necesario implementar un paquete de medidas: campañas de adopciones, castraciones obligatorias, prohibición de venta y reproducción de animales, fiscalización y campañas educativas.

TODO EN LA BALANZA.

Los canes y las zonas más pobres.

Otros actores contrarios a la actual campaña de registro y chipeo de perros son Karina Kokar y Miguel Píriz, miembros integrantes del Consejo Consultivo de la Cotryba, en representación de las instituciones de protección animal. Dicen que la medida puesta en marcha implicará un gasto inútil, resultará absolutamente ineficaz, inoportuna, contraria al espíritu de la ley 18.471, y reñida con las recomendaciones técnicas internacionales.

Para ellos el microchip por sí solo no ayuda a reducir la población de perros, no cambia la situación de los animales callejeros, no controla la reproducción y venta de animales, no previene abandonos sino que por el contrario, en esta etapa inicial puede aumentar su número. Solo con el microchip tampoco se fiscaliza ni sanciona a los propietarios o tenedores irresponsables, ni podrá reducirse la cifra de casos de maltrato animal. Para ello además, la Cotryba no tiene un cuerpo de inspectores por lo cual resulta apresurado e inútil realizar ahora la actividad de registro e identificación, que debería poner especial énfasis en las zonas de contexto crítico, que es en donde hay más perros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)