LLUVIAS SUPERARON PREVISIONES

El litoral vuelve a vivir la pesadilla de la inundación

Varias familias han comenzado a abandonar sus hogares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las últimas precipitaciones y las que pronostican amenazan con desbordes. Foto: L. Pérez

Varias familias salteñas han comenzado a prepararse para abandonar sus hogares, en la medida que las lluvias de las últimas dos jornadas superaron las previsiones del Comité Departamental de Emergencia.

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande advirtió ayer que las intensas precipitaciones hacían prever que la altura del río, en la escala del puerto, superará los 12 metros.

El día antes, en respuesta a la preocupación de vecinos que se encuentran dentro de la cota de seguridad (12 metros), el Comité de Emergencia anunció públicamente que la altura del río no superaría los 10,80 metros, pero la realidad abolió ese vaticinio. Desde ayer de tarde, el río se encontraba estacionado a una altura de 11,20 metros.

En el embalse de Salto Grande se recibían aportes de 16.000 metros cúbicos por segundo y el volumen del pasaje de agua por la sala de máquinas iba a crecer en breve hasta los 17.000 metros cúbicos por segundo. En ese caso, la altura del río podría alcanzar los 12,30 metros, según el informe oficial.

Al atardecer, eran tres las familias evacuadas después que la policía notificó a las personas que viven sobre la cota 12 sobre los riesgos de esta crecida.

Los damnificados que no cuentan con hogar de alternativa van a ser derivados por el Comité de Emergencia hacia los galpones del Hipódromo, al igual que en el mes de diciembre. Por el momento en la planta urbana no se habilitarán instalaciones.

El retiro de mobiliario del interior de instituciones deportivas que se ubican sobre la costa fue una constante después de la advertencia de las autoridades.

En la vecina orilla.

Tanto en territorio argentino como uruguayo, en tan solo 24 horas se registraron 250 milímetros de lluvia y las condiciones climáticas adversas, con alerta por precipitaciones de magnitud se mantienen. En la provincia de Entre Ríos había ayer 2.000 personas evacuadas.

En la zona rural del departamento prácticamente la totalidad de los pasos se encuentran desbordados e interrumpiendo la circulación vehicular en varias localidades. Desde el municipio de Valentín, el alcalde Tabaré Leivas dio cuenta de la situación de algunos transportistas de carga pesada que se han quedado aislados y sin posibilidades de mover sus camiones debido a los daños que las lluvias han causado en un camino.

No muy lejos de la planta urbana, también hay cañadas que se han desbordado y no permiten el pasaje por ningún medio.

En Paysandú, mientras tanto, se prevé que el río supere los 5,20 metros de altura sobre el nivel del puerto local si se mantiene el ritmo de la crecida. Las aguas se elevaban ayer entre 3 y 4 centímetros cada hora.

Las previsiones meteorológicas para la cuenca media y alta del Río Uruguay son de lluvias al menos hasta el miércoles 13, y el Comité Departamental de Emergencia se encuentra en alerta.

Pasos cortados por crecidas.

En Artigas se reportaron más de 20 pasos cortados por crecidas de cañadas y arroyos, entre otros Cuaró, Tres Cruces, Yucutujá, Catalán Grande, Catalán Chico y Guaviyú. En Tacuarembó, según informe de Jefatura de Policía, cayeron más de 100 mm de lluvias en la capital y en Valle Edén, donde está crecido el arroyo Jabonería. Hay también caminos cortados en La Quebrada, Paso del Médico y Paso Techera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)