Advierten que quien quiso hacer el fraude se “equivocó”

Lista comunista 70 reconoce fraude en la elección sindical

Luego de que El País revelara ayer una maniobra llevada adelante por un representante de la opositora lista 70 para alterar el resultado de las elecciones en la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), los principales miembros de la agrupación se reunieron ayer y reconocieron el fraude. En el circuito del Instituto Nacional del Cáncer el implicado votó por personas que no habían acudido al acto eleccionario y les falsificó la firma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fraude intentó que Pablo Cabrera no ganara la elección. Foto: Marcelo Bonjour

"Cuando nosotros tomamos conocimiento de la equivocación de Mauricio Troche (quien llevó a cabo la maniobra), este renunció de inmediato", dijo ayer a El País la dirigente de la lista 70, Gabriela García.

El plan para tratar de evitar que Pablo Cabrera ganara las elecciones de las FFSP (que luego igualmente ganó) quedó develado por la denuncia de una enfermera, Liliam Duval, quien está registrada como que votó y no lo hizo porque ese día se encontraba en el interior del país.

García, por otra parte, negó que haya diferencias internas dentro de la lista 70, cuyos miembros son en mayoría del Partido Comunista. Fuentes de la FFSP sin embargo habían dicho a El País que existen diferencias entre los que apoyan el trabajo de la presidente de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, también del Partido Comunista, y los que no. Y según supo El País en el Plenario que se llevará a cabo mañana estas diferencias son las que llevarán a que se ponga sobre la mesa el tema del fraude.

"La 70 no tiene fracciones. Defendemos al colectivo", advirtió García, que sin embargo reconoció que en la lista "no hay solo personas del Partido Comunista, esto va más allá, y las decisiones que se toman adentro son las que adopta la mayoría". En este sentido, señaló que la 70 "está en contra del gobierno de ASSE".

Sobre el plenario, en tanto, advirtió que "hay que usar el tiempo para definir el presupuesto, después, cuando se defina esto, ya vamos a poder juntarnos para hablar de este tema y también de la auditoría" que hizo el Instituto Cuesta Duarte y que da cuenta de faltantes de recibos y cuantiosos gastos sin justificar por parte de los máximos responsables del sindicato.

El gremio de la Salud Pública está dividido entre los que están del lado de Pablo Cabrera y los que no. La lista 70 es su principal oposición y lo ha desobedecido más de una vez. Recientemente, en dos oportunidades en las que ocuparon sin su consentimiento los edificios de ASSE y del Ministerio de Salud Pública (MSP). García, de todos modos, advirtió que la 70 reconoce su autoridad. "Es el presidente electo. Ganó y ganó bien", dijo. La ocupación del MSP se dio luego de que Cabrera casi llegara a un acuerdo con ASSE, pero la resistencia de sus opositores lo frenó. Cabrera, más conciliador, aspira también a un sillón como director de ASSE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)