PARTIDO COLORADO

El líder colorado al que el apellido le limitó la carrera

Bordaberry es reconocido por su labor como senador fuera de su partido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pedro Bordaberry en la campaña electoral. Foto: Daniel Rojas.

A comienzos del año 2000, cuando Jorge Batlle formaba su gabinete se detuvo a pensar a quién poner en Turismo. Escogió a su amigo, el empresario Alfonso Varela. "Che, ¿y a quién querés como subsecretario…?", preguntó el entonces presidente electo. Varela propuso a Pedro Bordaberry, hasta entonces un abogado conocido solo por ser uno de los nueve hijos de Juan María Bordaberry y con esca- sa militancia en la Lista 15. A Batlle le pareció bien, además porque conocía de tiempo atrás a Josefina Herrán, la madre.

Han pasado casi veinte años, durante los que fue ministro del gobierno de Batlle, 2 veces candidato a la presidencia, candidato a la intendencia de Montevideo y senador, cargo que se comprometió a desempeñar hasta el 15 de febrero de 2020, cuando finalice la actual Legislatura. Como dijera el propio expresidente y líder colorado Julio María Sanguinetti, el apellido lo ayudó poco.

Bordaberry ha sido, para los frenteamplistas un "adversario leal" en el Senado, y lo catalogan como "el mejor" de to-das las bancadas opositoras. Según estadísticas, de los 179 proyectos de ley presentados desde 2015 al presente, 83 tienen al pie la firma de Bordaberry. Solo en el área de seguridad presentó 21 proyectos de ley. La senadora Lucía Topolansky (MPP) lo elogia en cuanto puede, tanto en público como en privado. Tiene una buena relación con él e incluso, con los periodistas como testigos, en 2015 él la llevó de la Torre Ejecutiva al Palacio Legislativo en su camioneta.

Quizás haya sido menos valorado en las propias tiendas coloradas, donde muchos legisladores lo han acusado de "derechizar" un partido que siempre estuvo dominado por dirigentes liberales y batllistas.

La carrera política de Bordaberry supo de momentos de alto impacto en la opinión pública. Hubo dos casos que parecen contradictorios y con los que sorprendió a propios y ajenos. En 2006, durante un programa televisivo en que se analizaba el juicio a Bordaberry padre por su participación en la dictadura, el senador colorado difundió una grabación donde Rafael Michelini admitía que no creía que la muerte de su padre se debiera a una orden directa del presidente de facto.

Michelini concurrió al estudio y ambos discutieron a voz en cuello. Michelini estaba ofendido porque lo habían grabado en una conversación reservada entre los dos, y Bordaberry le dijo que lo hacía para demostrar como aquél mentía.

Un año después, el 19 de junio de 2007, el presidente Tabaré Vázquez convocó a un acto de "Nunca más" en la Plaza Independencia en repudio a la dictadura. A ese acto asistió Bordaberry y se abrazó con el presidente, ante la mirada sorprendida de muchos de los asistentes.

Otro episodio que marcó su personalidad ocurrió en marzo de 2010, cuando acompañó a su padre conjuntamente con varios hermanos al juzgado de la calle Misiones donde la jueza Mariana Mota y la fiscal Mirtha Guianze le comunicaron al exdictador una condena a 30 años de prisión para él y para el excanciller Juan Carlos Blanco en la causa por los asesinatos de Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, Rosario del Carmen Barredo y William Whitelaw. Cuando se le preguntó por qué había concurrido al juzgado con su padre, respondió que decidió priorizar su defensa por sobre las consecuencias que podría tener el tema en su carrera política.

La noticia de su alejamiento de la política sorprendió pero no fue la primera vez que se habló de algo así. A lo largo de su carrera hubo diferentes momentos en los que se especuló con ello, e incluso él mismo llegó a manejar esa posibilidad. En noviembre de 2015, un año después de presentarse por segunda vez como candidato presidencial colorado en una elección donde él mismo bajó del 17% de los votos al 12%, Bor-daberry fue entrevistado por El País. En esa ocasión afirmó que "Si las elecciones fueran en seis meses yo no compito", declaró.

Cuando se le preguntó por qué razón, respondió: "Porque no, porque uno tiene que ser candidato cuando ve posibilidades de ganar y de aportar. No quiero ser candidato para tratar de recuperar al partido o sacar la mayor cantidad de bancas, como hice antes. Creo que el partido tiene que procesar cuál es el mejor candidato y si uno dice voy a ser candidato, no contribuye a eso", respondió.

Ausente Bordaberry, el Partido Colorado afronta una etapa en donde deberá buscar candidato presidencial en una interna donde seguramente varios pugnarán por la nominación.

En el Informe de Opción Consultores que hace un análisis del alejamiento de Bordaberry del Partido Colorado, se afirma que "será relevante la capacidad del Partido Colorado de realizar una rápida y efectiva transición que le permita generar una oferta alternativa para retener a sus actuales votantes". Y por el contrario, ante la probabilidad de que los votantes colorados decidan no acompañar a quien sea el candidato, el estudio indica que lo más probable es que voten a Luis Lacalle Pou o a Edgardo Novick.

65% lo elige.

Un relevamiento de marzo de Opción Consultores le daba una intención de voto al Partido Colorado de 9%. Dentro del Partido Colorado, ante la consulta qué figura política le gustaría que sea el próximo candidato a la presidencia, el 65% mencionó a Pedro Bordaberry, mientras que el 15% dijo otros líderes y un 20% no sabía o no contestaba. De no votar a los colorados el 56% elegiría a Luis Lacalle Pou y el 27% a Edgardo Novick, según el relevamiento.

COLORADOS EN EL PARLAMENTO.

Germán Coutinho.

Ahora queda como el principal dirigente de Vamos Uruguay (VU). Exintendente de Salto. El senador seguirá en el sector y plantea presentar varias listas en 2019.

José Amorín.

De Proba, batllista, exministro de Educación y Cultura, exdiputado. Principal referente del Batllismo. Aún no define si será candidato en 2019.

Adrián peña.

Diputado por Canelones.

Graciela Matiaude.

Diputada por Canelones de VU especializada en minoridad.

Cecilia Eguiluz.

Senadora por VU, fue secretaria general de la intendencia de Salto hasta 2015. Será la suplente de Bordaberry.

Germán Cardoso.

Diputado por Maldonado, secretario general del Partido Colorado.

Susana Montaner.

Diputada por Tacuarembó.

Walter Verri.

Diputado por Paysandú especializado en energía.

Nibia Reisch.

Diputada por Colonia. Ingresó cuando Bianchi se fue con Edgardo Novick.

Valentina Rapela.

Ex VU, ahora independiente. Primera Legislatura.

Fernando Amado.

Ex VU, ahora Batllistas Orejanos. Primera Legislatura.

Ope Pasquet.

Ex VU, ahora Batllismo Abierto. Fue vicecanciller, senador y ahora diputado.

Tabaré Viera.

Ex Proba, ahora Espacio Abierto. Exintendente de Rivera, expresidente de Antel. Experto en asuntos de Defensa Nacional.

Conrado Rodríguez.

Ex Proba, ahora Espacio Abierto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)