SUPERPOBLACIÓN LICEAL

Liceo de Maldonado tiene 2.700 alumnos en un turno

Fenapes denuncia superpoblación y falta de adscriptos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Liceos de Maldonado con problema de espacio, la situación más crítica se da en el N° 1. Foto: R. Figueredo

El lunes comienzan las clases en 1°, 2°, 3° y 4° de liceo. Y según la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) el año lectivo arranca con un sinfín de irregularidades. Infraestructuras deficientes —hay centros que tienen más grupos armados que cantidad de aulas—, superpoblación, y una gran cantidad de jóvenes que ni siquiera figuran en las listas, son algunas de las denuncias de los docentes.

El liceo N° 1 de Maldonado, por ejemplo, solo en el turno nocturno tiene 2.700 estudiantes anotados; 6º de Derecho tiene 390 jóvenes. "Aunque hace años venimos denunciando que abran un nocturno en otro liceo de la ciudad de Maldonado, las autoridades no lo hacen; esto lleva a que el N° 1 esté en esta situación", señaló a El País el dirigente de Fenapes, Julio Moreira.

En el mismo departamento el liceo N° 2 tiene 35 estudiantes por clase, cuando el máximo por aula, según dice la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) en su página web, es de 27.

En el N° 4 de Maldonado hay más grupos que salones. Y los grupos de tercer año tienen 40 estudiantes.

En el liceo N° 2 de San Carlos, en tanto, hay diez salones para 12 grupos. Y los grupos tienen cada uno 39 estudiantes, siempre según Fenapes.

En el liceo de Piriápolis hay un grupo armado que supuestamente va a funcionar en un aula prefabricada, pero hasta ayer esta no había llegado a la institución. "Esto va a traer problemas de superpoblación", sostuvo Moreira.

En el liceo de Pan de Azúcar "hay grupos de 30 estudiantes y siguen llegando", dijo el sindicalista. También están a la espera de un aula prefabricada, y de que se reparen dos salones, algo que hasta ayer tampoco se había realizado. Con esta situación los terceros años no estarían comenzando el lunes.

En el liceo N° 22 del barrio La Teja ayer todavía no estaba claro si se iban a iniciar las clases. El sindicato denunció que el edificio que se usó hasta el año pasado estaba en mal estado, Secundaria tomó el reclamo, decidió demoler la estructura y hacer un liceo nuevo. Pero esto llevará tiempo. Mientras, los alumnos tendrán clases en otras dos construcciones de la zona. El problema es que, por la falta de espacio, algunas habitaciones se dividieron con paredes de yeso y se crearon salones en los que no entran más de 15 estudiantes. Al día de ayer había 20 inscriptos para cada clase.

En el liceo N° 16 del Prado, que funciona en un convento, también se generaron problemas de superpoblación. "Y es un edificio viejo, de cuatro pisos, con escaleras angostas, la superpoblación allí es un peligro", dijo Moreira.

En el Miranda tampoco arrancarían las clases el próximo lunes, puesto que los baños están rotos y, según el sindicato, inutilizables.

Sí se pudo arreglar ayer el conflicto en el liceo de Colonia Nicolich, luego de que las autoridades de Secundaria se hicieran eco de los reclamos de los docentes: pedían más adscriptos debido a la gran cantidad de estudiantes, un portero y servicio de limpieza.

El lunes las autoridades de la ANEP y Secundaria recorrerán varias instituciones educativas. Fenapes, en tanto, continuará con su visita a liceos en las que los docentes denuncian irregularidades.

Hay grupos de cuarto que ni se armaron.

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) denunció que hay alumnos de 4° año que ni siquiera figuran en las listas. Estas por ahora están formadas solo por los alumnos que repitieron en 2016 y con los que pasaron de tercero en el mes de diciembre, pero no figuran aquellos que debieron rendir exámenes en febrero.

"Esto hace que tengamos algunos grupos que tienen cinco estudiantes. Y hay muchos grupos de inscriptos que ni los armaron, porque no se pueden hacer clases que estén todos los que repitieron o que estén formadas con todos los mejores estudiantes que ya aprobaron en diciembre. Se necesita equilibrar, y falta la lista de los que rindieron exámenes en febrero", precisó a El País el dirigente Julio Moreira.

Se espera que la nómina de estos estudiantes, que según el sindicalista son la mayoría, esté pronta a partir del 8 de marzo, tres días después de iniciadas las clases.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)