JUAN LACAZE SE PREPARA ANTE EMERGENCIA CLIMÁTICA

Liceales harán simulacro de tornado

En Colonia recrearán la experiencia de Dolores para medir las reacciones de los alumnos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dolores: el tornado golpeó sobre las 16: 30 del 15 de abril. Foto: Fernando Ponzetto

Alumnos del Liceo N° 2 de Juan Lacaze realizarán un simulacro de tornado, recreando la experiencia vivida en Dolores el pasado mes de abril. El ejercicio se llevará a cabo el viernes, a las 12:30, en un edificio ubicado frente al Hotel El Mirador, en Colonia. El simulacro durará una hora.

El evento forma parte del programa del XVIII Congreso Uruguayo de Emergencia, Trauma y Desastre que se desarrollará en Colonia entre mañana jueves y el viernes 30.

"El simulacro no va a ser de un tornado propiamente dicho, sino que será una representación del comportamiento de estudiantes de liceo en un grupo de clase, frente al anuncio de que se acerca un tornado", explicó la profesora de Ciencias Biológicas, Natalia Bombi.

Para realizar el simulacro de la forma más fidedigna posible, los 30 estudiantes de 5° y 6° año que participarán de la representación, viajaron hasta Dolores y se reunieron con seis estudiantes del Liceo N° 1 que vivieron la dramática situación en persona el 15 de abril pasado, cuando el inesperado fenómeno climático destruyó gran parte del centro de la ciudad.

Allí, junto con la profesora del liceo, los adscriptos y profesores les contaron cómo vivieron el episodio. Según manifestó Bombi, los jóvenes "hicieron énfasis" en la diferencia que hubiera significado saber qué se debía hacer en ese momento y cómo debían proceder frente a ese evento meteorológico.

"Eso habría minimizado los daños que sufrieron, como la sensación de incertidumbre de no saber cuál era la mejor forma de actuar" dijo la docente.

El objetivo del simulacro es educar a los estudiantes sobre cómo comportarse frente a esos fenómenos, y qué cosas se deben hacer y que no. "Las charlas entre los alumnos fueron de suma ayuda. Nos dimos cuenta de que ellos tenían muchas ganas de hablar, necesitan contar lo que sintieron y lo que les pasó.", comentó Bombi.

Algunos de los consejos que les dieron los liceales de Dolores fueron: respetar las alertas, sobre todo las que pronostican fuertes vientos; en caso de que estén en un edificio o en un lugar alto lo mejor es bajar —que fue lo que debieron hacer ellos debido a que lo primero que sucedió fue que el techo se voló—. También recomendaron permanecer lejos de los vidrios ya que gran parte de ellos explotaron durante el tornado; y, sobre todo, ponerse a resguardo preferiblemente en el baño, ya que suele ser el lugar que tiene ventanas más pequeñas. Lo que no recomendaron hacer es llamar por teléfono a los familiares ya que ellos no pueden salir de sus hogares.

Aviso de tornado.

El simulacro se va a realizar en un edificio frente al Hotel El Mirador, donde se llevará a cabo el congreso. Allí se va a recrear un espacio como si fuera un aula, donde los estudiantes se sentarán en bancos como en una clase convencional.

"Una vez que estén todos sentados, en un determinado momento va a entrar una persona a la clase, que sería la adscripta, y va a avisar que se acerca un tornado", explicó Bombi. De acuerdo a la profesora, allí los chicos van a recrear diferentes conductas —algunos se pondrán a llorar, otros gritarán— hasta que llegado un momento, "se les indicará lo que deben hacer y cuáles son los pasos a seguir".

"El objetivo es educar en acciones y no solo hablar sobre el tema o sobre cómo se debe actuar en teoría", remarcó Bombi.

La docente señaló que Colonia se encuentra dentro del denominado "corredor de tornados", por lo que deben estar preparados.

"Esperemos que nunca tengamos que poner en práctica estas acciones", comentó.

Emergencia y desastres.

La Sociedad Uruguaya de Emergencia, Trauma y Desastres organiza el Congreso que tendrá lugar en Colonia los días 29 y 30 de septiembre. Entre los temas que abordarán distintos especialistas figuran: Medicina de emergencia; Reanimación y traslado del paciente gran quemado; Manejo de las fracturas en la urgencia, Tendencias de cambio climático y preparación para tornado.

UN EVENTO SIN SORPRESA.

Hay falta de educación en tornados.

Los encargados de organizar el simulacro en Colonia serán Liliana Etchebarne, especialista en manejo de riesgo y desastre, y Ricardo Píriz, ayudante de la Dirección Nacional de Bomberos. Junto a ellos están trabajando la profesora Natalia Bombi y los estudiantes del liceo de Juan Lacaze. "Será la primera vez que se realizará un simulacro de esas características y con estudiantes. Ya se habían hecho algunos de derrumbe, pero no de tornados", explicó Bombi.

Asimismo puntualizó que hay una falta de educación sobre el tema. "Nadie está preparado ni sabe cómo debe actuar en caso de que haya un tornado. No saben dónde hay que resguardarse. Creo que es muy importante que se eduque en esos aspectos". A juicio de la profesora, eso fue justamente lo que les sucedió a los estudiantes de Dolores. "El evento los tomó completamente por sorpresa, nunca se imaginaron que las consecuencias iban a ser tan devastadoras para la ciudad.

Y en ese momento no sabían qué tenían que hacer".

Bombi aseguró que los alumnos aún no han "superado lo ocurrido y lo recuerdan, sobre todo, cuando hay una alerta climática".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)