SEGURIDAD SOCIAL

Ley de "cincuentones" cuesta unos US$ 2.500:

El BPS redujo sus estimaciones según datos anteriores.

Los manifestantes llegaron al Palacio Legislativo para reclamar una solución al problema. Foto: F. Ponzetto
Manifestantes llegaron al Palacio Legislativo para reclamar una solución. Foto: F. Ponzetto

El Directorio del Banco de Previsión Social (BPS) dio sus números por primera vez desde que el Parlamento trata el proyecto de ley para dar una solución a los cincuentones: sus autoridades revelaron que la iniciativa tendría un costo de US$ 2.500 millones en los próximos 48 años.

Esta es la primera estimación oficial que el gobierno ha divulgado sobre el particular, luego que los legisladores de la oposición demandaran un número concreto, aunque fuera estimado, para poder analizar el proyecto con propiedad.

Las cifras presentadas por el BPS son menores a las que habían trascendido cuando se comenzó con el análisis del impacto que tendría permitir que los cincuentones abandonen las AFAP y se jubilen a través del sistema de reparto. En un primer momento se había calculado que el costo anual rondaría entre US$ 121 millones y US$ 186 millones.

Pero ese cálculo había sido elaborado más de un año antes que el articulado ingresara al Parlamento. Pero ahora, si se dividen los US$ 2.500 millones entre los 48 años proyectados, el costo anual sería de unos US$ 52 millones.

Esa previsión es mucho más cercana a los US$ 54 millones anuales que ha estimado el Instituto Costa Duarte del Pit-Cnt.

Diferencias.

El proyecto apunta a beneficiar a las personas que, al 1° de abril de 2016, contaran con 50 años o más de edad y hubieren quedado obligatoriamente comprendidas en el régimen de jubilación mixto (AFAP más BPS), y que puedan desafiliarse con carácter retroactivo.

La diferencia central entre el Poder Ejecutivo y la oposición es que aquel incluyó en el proyecto una disposición por la cual otorga un plazo máximo de dos años tras la aprobación de la ley para que los trabajadores opten por retornar al BPS o seguir en el sistema mixto. Los partidos pretenden que esa opción se haga al momento de jubilarse por entender que sería más beneficioso para el trabajador y, al mismo tiempo, porque tendría un costo menor para el Estado en los próximos años.

Información.

Sin conocer los números elaborados por el BPS la comisión estaba "trancada", dijo el representante colorado Conrado Rodríguez, esperándose ahora que al conocerlos acelere su paso.

Los números del BPS no concuerdan con otros aportados a la comisión, como los que entregó República AFAP que estimó el costo del cambio jubilatorio en US$ 3.000 millones por veinte años solamente con los afiliados de esa empresa que podrían pasar al BPS, que son unos 44.000.

Desde el Pit-Cnt se estima que la salida del régimen mixto será tomada por 50.000 personas, a un costo anual de US$ 54 millones, es decir bastante menor a los cálculos hechos por el Ejecutivo.

Cuando compareció ante las comisiones de Hacienda y Seguridad Social que analizan el proyecto de los cincuentones, el exdirector de Planeamiento y Presupuesto de los gobiernos colorados Ariel Davrieux, cuya opinión económica es muy respetada por todos los partidos, situó el costo del proyecto en US$ 4.100 millones.

Davrieux alertó además que esa cantidad podría crecer si los cincuentones que no se encuentran amparados por la ley reclamaran estar comprendidos en el nuevo régimen. Y en tal caso, su estimación treparía hasta los US$ 7.000 millones, según consta en la versión taquigráfica de su comparecencia. La semana próxima comparecerá a las comisiones el Ministerio de Economía.

Se desafiliarían hasta 70.559.

Un informe que entregaron las autoridades del Banco de Previsión Social (BPS) a las comisiones de Hacienda y Seguridad Social de Diputados señala que cambiarían de régimen jubilatorio hasta 70.559 cincuentones. Un cálculo que muestra un escenario de mínima dice que lo harían 28.168 personas. Las estimaciones del BPS, según el documento al que accedió El País, indican que están en condiciones de cambiar de régimen aquellos afiliados que tenían entre 50 y más años de edad al 1° de abril de 2016. El cambio de personas analizado, en un escenario de mínima (28.168 afiliados) significaría que las AFAP transfirieran al "Fideicomiso de la Seguridad Social" US$ 1.259 millones, mientras que en el escenario de máximo cambio de régimen (lo harían 70.559 personas), la transferencia al Fideicomiso sería de US$ 2.908 millones. El principal costo, señala el documento, es la diferencia de jubilación entre transición y mixto, que generaría egresos anuales entre US$ 156,7 millones y US$ 361,7 millones. En el documento se analiza que en los primeros años los flujos de fondos serán positivos (2018-2021) pero que precederán a 44 años de flujos negativos. Y que el valor actual neto con una tasa de 1,5% es de -US$ 2.558 millones de máxima y -US$ 1.095 de mínima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)