CONFLICTIVIDAD SINDICAL

Se levantó el conflicto en Maldonado; sólo Riogas no hará distribuciones

El sindicato exigió que los tres trabajadores despedidos sean reintegrados para volver a repartir garrafas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acuerdo: no repartirán supergás después de las 21:00 horas. Foto: M. Bonjour

El Sindicato Único de Trabajadores de Supergas (SUTS) resolvió el martes por la noche retomar el servicio en Maldonado "como gesto de flexibilidad del sindicato", explicó a FM Gente el dirigente Gonzalo Scotti. Esta mañana llegaron al departamento camiones con 600 garrafas para su distribución.

Las empresas Megal, Acodike y Ducsa vuelven a distribuir supergás este miércoles, aunque los trabajadores de Riogas mantienen las medidas, en reclamo por el reintegro de los tres empleados despedidos.

Scotti señaló que "continúan los despidos totalmente arbitrarios" en la empresa e informó que el pasado lunes fueron despedidos 11 empleados de la planta de envasado.

El conflicto se inició hace dos semanas, luego de que tres trabajadores de Riogas fueran despedidos por manipular un arma en horario de trabajo, lo que fue registrado por las cámaras de seguridad.

El dirigente de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), Raúl Ferrando, enunció el lunes que los empresarios del supergás manipulan armas en locales comerciales y han llegado a mostrar sus revólveres a los sindicalistas cuando acuden a realizar investigaciones.

En declaraciones al programa De buena fuente de radio Carve, Ferrando aseguró que "pila de veces aparecen los revólveres arriba de los mostradores, aparece la 'levantada del saco’, mostrando que están armados, cuando nosotros vamos a hacer una investigación o algo, o cuando pedimos para hablar con los compañeros para sindicalizar y sin embargo no pasa nada”.

Según el sindicalista, el comportamiento de los tres funcionarios despedidos "es sancionable" pero no motiva un despido por notoria mala conducta.  "Hay otra cosa por debajo", dijo y señaló que los trabajadores despedidos "justo se habían sindicalizado".

"El compañero, que trabaja doble turno un domingo, le pidió a otro que fuera hasta la armería y le trajera un rifle de caza que había mandado a reparar. Se manipuló como cualquiera muestra 'la computadora que me compré'", explicó. Ferrando aseguró que el arma no estaba cargada y "tenía todas las reglamentaciones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)