VIOLENCIA EN LA ESCUELA

"Les pegué porque dijeron que era una mala madre"

Acusada de golpear a directora y a maestra declaró ante juez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La agresora no se detuvo porque la rejas de la escuela estuvieran cerradas. Foto: Facebook Daysi Iglesias

La fotografía se hizo viral: una mujer joven, de calza azul y campera marrón salta una reja de la escuela 251. El centro está ubicado en Millán y Camino Lecocq (Barrio Conciliación).

En la escuela quedaron una directora y una maestra lesionada, niños llorando —entre ellos los de la propia agresora— y maestros que trataban de contener a la agresora.

"No me dejaron salir. Pedía por favor que me abrieran el portón, que me quería ir. Cerraron el portón y lo salto", relató la madre Viviana B., de 27 años, al juez de 18° Turno, Huberto Álvarez y al fiscal Juan Gómez.

Al finalizar la indagatoria, Álvarez procesó con prisión a Viviana B. por dos lesiones personales en reiteración real.

Insultos.

Viviana B. vive a 50 metros de la escuela 251. En la tarde del 30 de agosto pasado, una funcionaria de la escuela la fue a buscar para mantener una reunión con la directora y dos maestras en la dirección del centro.

En el encuentro, la directora le dijo que uno de sus hijos pasaba en la calle, estaba sucio y que lo vieron a las 20:30 horas solo por el barrio, entre otros cuestionamientos, declaró la acusada en el Juzgado Penal.

Agregó que la directora to-mó el teléfono y la amenazó con llamar a la Policía y denunciarla ante la Justicia para que le quitaran la patria potestad de sus hijos. La acusada reaccionó y la intimó a que lo hiciera. Sigue parte del interrogatorio:

Juez Álvarez: ¿Cómo explica que tanto la maestra como la directora manifiesten que no le plantearon situaciones vinculadas al comportamiento de su hijo sino que procuraban desde hacía tiempo que usted atendiera necesidades del niño para desarrollar las tareas físicas en la escuela (gimnasia, natación)?

Viviana B.: No me hablaron de eso. Lo único que me decían es que no asistí a una reunión.

Álvarez: ¿Cuál fue la razón que la llevó según su relato a insultarlas?

Viviana B.: Cuando la directora me dijo que mis hijos iban a la escuela sucios, que pasaban de noche en la calle, que era mala madre. Que los mataba a palo, que pasaban hambre. Me enojo porque levantó el teléfono y me dijo que me podían sacar a mis hijos.

Después de la discusión en la dirección, la acusada pateó en varias oportunidades a una maestra y la golpeó con el puño cuando la víctima cayó, según el parte policial. La mujer se retiró del lugar y saltó la reja cuando alguien le dijo que venía en camino un patrullero.

Los funcionarios de la escuela creyeron que la situación estaba controlada. Sin embargo, Viviana B., acompañada por su pareja, ingresó otra vez al centro a través de unas rejas rotas en busca de uno de sus hijos que estaba en la dirección.

La acusada golpeó la cabeza de la directora varias veces contra el marco de la puerta y le dio un puñetazo en la oreja, señala el expediente judicial

El hijo de la agresora gritó: "Mamá no le pegues más a B. que no hizo nada". Varios maestros debieron sujetarla. Luego la agresora se retiró con su pareja hacia su casa.

Ante la Policía, Viviana B. explicó: "Pegué a la directora y a la maestra porque no soy una mala madre. Corté un reproche que hacían ellas todo el día".

Álvarez: ¿Usted tuvo conocimiento de episodios anteriores de que madres agredían a maestros?

Viviana B.: Veía en la tele.

Álvarez: ¿No llegó a reflexionar eso?

Viviana B.: Obvio que no se puede hacer, pero yo tampoco me voy a dejar pegar e insultar de la nada.

Fiscal Gómez: ¿Qué le pareció el hecho? ¿Está arrepentida?

Viviana B.: Obvio, porque hay niños de por medio, hice algo que está mal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)