EL ESFUERZO DE SORIANO TRAS LA TRAGEDIA

La lenta reconstrucción de Dolores

Tres meses después del tornado celebran desfile mañana en homenaje a los voluntarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Techos. A tres meses del tornado los destrozos se mantienen visibles. Foto: D. Rojas

El gobierno departamental de Soriano y las fuerzas vivas de la localidad resolvieron utilizar el desfile del 18 de Julio, día de la jura de la Constitución, para reconocer a todos quienes colaboraron durante la emergencia y reconstrucción de Dolores tras el trágico tornado del 15 de abril.

Por ese motivo, la celebración patriótica departamental se desarrollará a la hora 11:00 frente a la plaza Constitución de Dolores. El desfile pasará por calle Puig, desde Vázquez hasta Rodó.

Tres meses después del tornado la comunidad educativa del liceo 1 Roberto Taruselli, denunció ante las autoridades educativas el estado de "abandono" de la principal casa de estudios de Dolores que se vio seriamente afectada por el tornado del 15 de abril.

La comisión integrada por docentes, alumnos, padres y vecinos, elevó una nota a Montevideo, indicando que desde la voladura de techos ocurrida hace 3 meses, aún no se ha levantado ni una sola chapa, ni retirado un solo escombro y que tal inacción está generando filtraciones hacia otros pisos y poniendo en riesgo piezas de alto valor patrimonial.

Reconocen que Secundaria hizo un esfuerzo importante al implementar una infraestructura en predios de UTU donde actualmente funcionan los dos liceos afectados, pero advierten que la inacción sobre las céntricas instalaciones "ha provocado que los equipos de la sala de informática se perdieran, así como las bibliotecas, vitrinas y mobiliario están pudriéndose".

"Estamos preocupados y muy tristes por la situación que se está viviendo. Por las continuas lluvias, el agua se está filtrando a la segunda planta donde hay un museo biológico, llegó al anfiteatro del salón 4 que es un verdadero patrimonio y en la planta baja está acumulándose mucha agua en los pisos de madera", advirtió Verónica Bianchi a El País.

El grupo reclama que se coloque una lona como sucedió con el hospital para preservar los bienes materiales, mientras se resuelve "cómo se recuperará este liceo que es nuestra segunda casa que ha sido cuidado como si fuera privado y por donde han pasado varias generaciones".

Liceo: la sala de informática y las aulas en calamitoso estado. Foto: D.Rojas
Liceo: la sala de informática y las aulas en calamitoso estado. Foto: D.Rojas

Inauguración.

En otras zonas de la ciudad, se repite la imagen de albañiles trabajando. Ladrillos y bloques sobresalen en las veredas, aunque no son pocos los casos de familias que todavía no han logrado empezar a reconstruir.

"Estamos esperando que la semana que viene nos entreguen la casita que nos está construyendo Mevir. Los muchachos han trabajado bárbaro y yo les ayudo todo el día", dijo, feliz, Miguel Ángel Almirón, un hombre de 70 años al que la casa antigua y precaria se le derrumbó por completo e incluso una pared le lastimó el brazo.

"Aquellos días de desazón e incertidumbre, cambiaron para bien y ahora tendremos con mi esposa y mi hijo una casa mejor que la que teníamos", comentó Miguel sumamente contento.

Pero hay otra cara de la moneda. La recuperación es lenta y por lo tanto existen varias familias que están fuera de sus hogares o tapando sus techos con bolsas de silo, esperando por la mano de obra estatal.

Quejas.

En medio del frío y la necesidad de reconstrucción Teresa, una vecina de los Altos de Dolores, elogió el ritmo del personal de Mevir, pero criticó a quienes trabajan en representación de la Dirección de Arquitectura del MTOP. "Ayer no trabajaron porque hubo paro, sábado y domingo tienen libre, el lunes es feriado y para colmo de males hoy (viernes) dejaron de trabajar al mediodía porque los capataces se fueron más temprano en camioneta para Montevideo. De cinco días trabajaron medio jornal, a ese ritmo vamos para largo", se quejó.

CAPILLA DEL SAGRADO CORAZÓN.

Comedor barrial en problemas.

El sindicato de la Química decidió ayer celebrar su aniversario concentrando una serie de actividades en uno de los barrios más carenciados y castigados por el tornado. Dispusieron, en las instalaciones de la Capilla Sagrado Corazón, de una serie de números musicales, castillos inflables, comidas y golosinas gratuitas para la gente del barrio. Roberto Baldi explicó a El País que en esa comunidad, trabajan honorariamente unas 30 personas por día que preparan comida caliente para 350 personas del barrio. "Estamos desde el primer día que ocurrió el tornado. Empezamos cocinando para 1.300 personas entre almuerzos y cenas, y ahora seguimos atendiendo a familias que llegan por la noche. No le vamos a aflojar hasta septiembre u octubre cuando pase el frío", aclaró Baldi, que reconoce que la ayuda en víveres ha bajado notoriamente, lo que dificulta la labor diaria.

El voluntario solicitó la colaboración de la población.

"La gente está necesitando ayuda, vienen todas las noches y hacen una cola de una o dos horas esperando un plato de comida y un pancito que es lo único que le podemos dar", dijo Baldi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)