FOTOGALERÍA

El "Lado B" de los políticos y comunicadores uruguayos

El arte está muy presente en la vida cotidiana de varias figuras locales.

Sergio Abreu de cantarola familiar y con la guitarra como gran aliada. Foto: Sergio Abreu
Sergio Abreu de cantarola familiar y con la guitarra como gran aliada. Foto: Sergio Abreu
Facundo Ponce de León tocando percusión. Foto: Facundo Ponce de León
Facundo Ponce de León tocando percusión. Foto: Facundo Ponce de León
Kairo Herrera probando sus habilidades como bajista. Foto: @KairoHerrera
Kairo Herrera probando sus habilidades como bajista. Foto: @KairoHerrera
Juan Faroppa en la época en que tocó el acordeón a piano junto a Larbanois & Carrero. Foto: Juan Faroppa
Juan Faroppa en la época en que tocó el acordeón a piano junto a Larbanois & Carrero. Foto: Juan Faroppa

¿Vos tocás la gaita?, le preguntó un tal "Canario" Ramos a Juan Faroppa. El exviceministro del Interior lo corrigió: el acordeón a piano. "Un amigo de Tacuarembó, Larbanois, quiere armar un dúo con otro muchacho de Florida, un tal Carrero, y están buscando un gaitero". Los puso en contacto y Faroppa grabó los dos primeros discos con esta famosa dupla de canto popular y se fueron de gira a Porto Alegre. Conoció a Darnauchans y se dio el lujo de grabar con Dino. Dice que si su madre no lo hubiera mandado a clases de acordeón en 1968 su vida hubiese sido otra. Gracias a la música se contactó con gente comprometida en la lucha contra la dictadura. Y cuando entró a la Facultad de Derecho cambió el acordeón por la militancia.

Kairo Herrera dejó el liceo a los 17 años convencido de que quería ser una estrella de rock. Fundó Shock e hizo un papelón en su primer show: era tan flaco que las calzas satinadas que tenía puestas terminaron en sus rodillas. Cantó en boliches under durante una década, y en 1995 largó la música por cinco años. "Mis amigos tenían empleos estables, habían formado una familia y yo seguía trabajando de hijo. No había logrado nada y me di cuenta de que no era el camino", dice. Empezó a estudiar diseño gráfico a los 25 años, pero jamás perdió la comunión con la guitarra. En 2004 fundó Caballo Loco y grabó su único disco.

La familia del senador nacionalista Sergio Abreu es muy "musiquera". Grabó el disco La música en el alma cuando era ministro de Industria en los estudios Sondor. Cantar es como un bálsamo para él. Es amigo de Los Chalchaleros y todavía se reúne con uno de ellos: Eduardo "Polo" Román viajará en noviembre a Montevideo y harán un asado en la casa de Roberto Canessa con guitarreadas. Cuando era canciller cantó con unos mariachis en una cumbre de presidentes que se hizo en México.

La fascinación de Facundo Ponce de León por el arte también viene de su padre que es gran melómano. En su casa todos tocaban un instrumento. Tomó clases de batería, guitarra y piano, pero su fuerte es la percusión. Formó la banda 104 Aduana en el liceo y tocó con Laura Canoura en 2001 y 2002. No paraba de escuchar el disco Esencia, pero sentía que le faltaba percusión. Una noche se la cruzó en el boliche El Ciudadano y "de atrevido" le comentó: "Pongo tu disco siempre pero le toco la percusión arriba". Tiempo después fue a una audición, quedó e hizo la gira del disco Mujeres como yo con Laura Canoura. En el 2000 fundó Kuropa&Cía junto a Diego Kuropatwa, Juan Andrés Mondino y Juan Ponce de León. Sacaron el disco Qué dirán en 2007 y tocaban todos los jueves en el bar Nat Capiloncho.

Álvaro García compuso su primera canción con siete años y estaba dedicada a su madre. En 1986, Julio Brum le contó que precisaban una voz grave para una murga que se estaba armando. Hablaba de Contrafarsa. Esa vez no lo dejaron cantar. Ser letrista de murga no estaba en los planes del actual director de la OPP. Descubrió la vocación sobre la marcha. Debutó en el 89 porque "no había otro que agarrara ese fierro caliente". Había escrito el himno de Racing, su cuadro, y Contrafarsa lo había grabado, así que Alejandro Balbis, que andaba en la vuelta, le insistió: "Dale, sos bueno, animate, escribí". El 91 fue el año soñado: Contrafarsa ganó, salió Mejor Letrista y además cantó. En el 96 hizo que La Gran Muñeca sacara el primer premio, y volvió a levantar la copa tres veces más con Contrafarsa: 1998, 2000 y 2002. La última vez que escribió fue para La Cofradía en 2012. Después no volvió a recibir una oferta que lo enganchara de verdad. Y una vez en el gobierno entendió conveniente no hacerlo: "Formás parte de un equipo que está expuesto a críticas y es difícil. Voy a esperar para poder volver a escribir".

Para despuntar el vicio

Juan Faroppa

Nunca quiso deshacerse del acordeón con el que aprendió a tocar porque comprarlo fue un gran sacrificio para sus padres. Le agarró el gusto cuando un compañero del colegio Sagrada Familia le propuso juntarse a tocar temas de Los Beatles. Después se sumaron otros amigos músicos y tocaron en alguna fiesta de 15. Hoy Faroppa tiene una clavieta melódica y de vez en cuando se reúne con aquellos amigos del liceo y hacen "un poco de ruido".

Sergio Abreu

Conquistó a su mujer con el tema Pregúntale a las estrellas (Emilio José) y cantó en el casamiento de su hijo Virgen Morenita (Jorge Cafrune). La guitarra del senador nacionalista está siempre a mano. La deja al costado de su cama o en el living. La agarra casi todos los días un ratito para distenderse. Le gusta hacer versos o rimas para sus parientes y amigos. Su otro escape es la jardinería y está escribiendo una novela histórica.

Kairo Herrera

Mantiene una comunión muy fuerte con su guitarra. Tiene material de sobra "para lanzar tres discos más" porque todavía compone en el parrillero de su casa o con la estufa a leña como aliada. El comunicador ya no tiene una banda. Ahora toca de forma más doméstica en la pizzería Mesa Luna (Ciudad de la Costa) una vez al mes junto a su compadre, el dueño del local y el hijo de este. "Nos divertimos, me tomo todo y vuelvo a casa caminando porque me queda a dos cuadras".

F. Ponce de León

Cuando se fue a vivir a España pensó que no volvería a tocar, y terminó compartiendo escenario con Ana Prada. Al llegar a Suiza dijo "nunca más", pero el destino lo cruzó con Claudio Taddei y le dio otra chance. Este 2017 se cumplen diez años del lanzamiento del disco de Kuropa&Cia y decidieron festejar haciendo lo que más les gusta: tocar. Se reencontrarán en el escenario de la Zavala Muniz el 11 de octubre.

Álvaro García

Extraña mucho Contrafarsa y se ilusionó más de una vez con volver a escribir ahí. Cada tanto se tienta con los hechos de actualidad e inventa alguna estrofa con sus colegas de la OPP. "A veces añoro la libertad de ser letrista para cantar unas cuantas cosas. Es un medio maravilloso".

Hay muchos otros políticos y comunicadores uruguayos que tienen una veta artística. Entre ellos: Nacho Álvarez, Gaspar Valverde, Carla Lorenzo y Humberto de Vargas son cantantes; Gerardo Sotelo y Martín Franco tocan la guitarra; Christian Font y Pablo Inthamoussu salen en Carnaval; Victoria Rodríguez es actriz y pinta; Jorge Abuchalja es fundador del mítico grupo de rock Los Delfines y de la emisora Alfa FM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)