Exige que Martínez “cumpla su promesa y realice auditoría”

Lacalle Pou niega votos al plan de obras de IMM

El sector Todos, perteneciente al Partido Nacional y liderado por el senador Luis Lacalle Pou, anunció que no apoyará la creación de un fideicomiso para el financiamiento del plan de obras que pretende llevar adelante la Intendencia de Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lacalle lideró una conferencia en la que expresó discrepancias con Daniel Martínez.

El intendente Daniel Martínez quiere llevar adelante un plan de obras para los próximos cuatro años a través de un Fondo Capital, que comprende una inversión total de 250 millones de dólares. Con ese dinero se financiarán 16 obras de gran porte, y las prioridades de la comuna capitalina están basadas en terminar el corredor de General Flores, inaugurar el intercambiador José Belloni y hacer reformas en el corredor Garzón.

La decisión del sector nacionalista corresponde fundamentalmente a que "primero tiene que haber una auditoría tal como lo prometió en su campaña electoral el intendente Martínez", afirmó Lacalle Pou en una conferencia ofrecida ayer en la Casa del Partido Nacional.

En este sentido, aseguró que "esto más que un Fondo Capital es un compromiso capital, empezando por saber cómo es que queda Montevideo después de tantos años de gobierno del Frente Amplio". Luego, Lacalle Pou afirmó que "para saber cómo avanzar en obras y en gastos que paga el bolsillo de los vecinos de Montevideo, primero tenemos que cumplir con la auditoría. Nuestros ediles están dispuestos a dar una mano en ese sentido".

El Partido Nacional cuenta con cuatro ediles en la Intendencia de Montevideo. Dos son del sector Todos, y los otros dos del sector Alianza Nacional, que es liderado por el senador Jorge Larrañaga. La idea es que ambas agrupaciones nacionalistas se unan y no voten la propuesta que quiere llevar adelante Martínez, según confirmó Lacalle Pou en conferencia de prensa.

Para que el fideicomiso sea aprobado, se necesitan 21 votos a favor en una totalidad de 31 ediles departamentales. El Frente Amplio cuenta con 18, por lo que deberá de buscar, al menos, tres aliados pertenecientes a la oposición, principalmente dentro del Partido Colorado, que aún no se ha pronunciado sobre el tema.

Otro de los reclamos que hace el Partido Nacional es que "el compromiso capital suponga gestionar mejor". Durante la conferencia de prensa, Lacalle Pou señaló que "todos los vecinos de Montevideo saben y valoran que se ha administrado mal, que es una intendencia fuertemente cargada de compromisos políticos, de aparato político que no destina un porcentaje importante de lo recaudado a obras de infraestructura. Muchas veces son obras de infraestructura que todos coincidimos en que son importantes pero están mal ejecutadas y algunas ni siquiera se han terminado". Por su parte, el senador nacionalista Javier García dijo a El País que "primero sería prudente saber qué es lo que se va a hacer con los 600 millones de dólares que tendrá de presupuesto, por año, la Intendencia de Montevideo, para luego ver si se aprueba o no un fideicomiso".

Fuentes vinculadas a la Intendencia de Montevideo admitieron a El País que al menos dos ediles colorados apoyarían la iniciativa para el Fondo Capital, por lo que las energías en la Junta Departamental se enfocarán a negociar y convencer para lograr el voto 21, necesario para poner en marcha un plan que resulta la columna vertebral de la administración de Martínez.

El pasado miércoles 4 de noviembre, el Tribunal de Cuentas envió a la Intendencia siete interrogantes sobre el Fideicomiso para continuar si estudio y, eventualmente, aprobarlo sin observaciones, una condición que según ha dicho el propio intendente Martínez, es fundamental para pedirle los votos a la Junta.

El Tribunal pidió que se definan mejor los detalles financieros, plazos, objetivos y montos.

Los ediles de Todos consideran que la información remitida por la Intendencia a la Junta es escasa e imprecisa, y no permite, por ejemplo, hacer un seguimiento y evaluación de las obras propuestas.

El recorte de cargos de confianza y cuatro años sin llenar las vacantes.

Según un documento elaborado por el sector Todos del Partido Nacional y al que accedió El País, la Intendencia de Montevideo podría ahorrar de diferentes maneras para obtener mayor cantidad de recursos propios. En este sentido, aseguran que en 2014 por el concepto "retribuciones personales", en un total de 8.600 funcionarios se gastaron 305 millones de dólares. La medida que propone la agrupación para llevar a cabo un ahorro, supone "no llenar por el lapso de cuatro años las vacantes generadas por jubilaciones, fallecimientos y renuncias". Aseguran que "el ahorro estimado sería de un 8%", lo que se traduce a "600 personas por año" y unos "24.5 millones de dólares".

Sobre los cargos de confianza, también existen propuestas. Un estimativo del documento indica que en 2014, 120 cargos supusieron un gasto de 7.5 millones de dólares. En esta línea los nacionalistas proponen "disminuir en un 30% los gastos en remuneraciones a cargos de confianza política y asesorías de designación directa". Con este recorte, el ahorro llegaría a "2.25 millones de dólares".

También se propone reducir los gastos de funcionamiento en el orden del 15%, lo cual, sobre una base de US$ 202 millones gastados en 2014, permitiría un ahorro de US$ 30,3 millones "sin afectar los servicios esenciales".

Otro objetivo propuesto por los blancos es bajar la morosidad. Estima que hay 70.000 convenios impagos, lo que implica para la comuna un crédito que no se ha cobrado por US$ 63 millones. "Si en cuatro años se cobran el 50% de las deudas pendientes por convenios impagos ingresarán US$ 31.5 millones", sostiene el Partido Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)