DELITOS EN ZONAS RURALES

Justicia procesó a seis por abigeato

La Policía de Río Negro desarticuló organización que operaba en una amplia zona rural.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cueros: antes se dejaban colgados en señal de que el animal habia sido faenado. Foto: D. Rojas

La Policía de Río Negro desarticuló una organización delictiva que operaba en una amplia zona rural del departamento con epicentro en Young. La investigación judicial concluyó con seis personas procesadas por delitos de abigeato y faena clandestina. Además, un comerciante de esa ciudad fue procesado por el delito de receptación.

"Hace tiempo que personal perteneciente a la División Territorial No 2, que involucra a siete seccionales policiales desde Young hasta el este del departamento, venía realizando una minuciosa investigación por delitos ocurridos en la zona rural", explicó a El País el jefe de Policía de Río Negro, Xavier Galnáres.

Los delitos de abigeato venían siendo motivo de creciente preocupación entre los productores rionegrenses. Los dos últimos casos, ocurrieron el fin de semana anterior. En un campo mataron un toro raza Hereford y en otro quince lanares en muy pocas horas, sin que nadie se percatara de lo sucedido.

"Esta semana fueron intervenidas varias personas de la zona y se pudieron aclarar varios abigeatos que se han cometido en los últimos meses, entre ellos el último en el que llegaron a faenar 15 ovinos", indicó el jerarca policial.

El dato llegó rápido a la Policía de Young porque una camioneta andaba en la calle vendiendo carne de forma clandestina. De inmediato se montó un operativo que dio con el responsable del vehículo, al que se le obligó a abrir el baúl. Se hallaron rastros de sangre, por lo que el hombre no tardó en reconocer que junto a otros tres individuos venía dedicándose al abigeato desde hace un año.

"Reunimos numerosa evidencia que permitió desarticular una banda compuesta por varias personas que manejaban toda una logística con este propósito", explicó Galnáres.

Indicó que una persona fue remitida a la cárcel por el delito de varios abigeatos, mientras que otras cinco fueron procesadas sin prisión y con medidas sustitutivas. Incluso una de las personas procesadas "ofrecía la carne a través de Facebook", informó el jefe de Policía. Era una joven de 19 años que promovía por internet la venta de corderos a $ 1.500.

Un conocido comerciante del medio, fue procesado por el delito de receptación. Admitió haber comprado carne robada pero declaró que lo hizo para consumo personal. "Ese fue el resultado de nuestra investigación razón por la cual el juez determinó su procesamiento por el delito de receptación", indicó Galnáres sobre el procedimiento cumplido por personal de seccional sexta al mando del comisario Gustavo Dutria y de la policía científica, que logró exitosamente desarticular esta organización delictiva.

La carne incautada iba a ser destinada a hogares de ancianos pero el médico veterinario que la inspeccionó dijo que no estaba en condiciones para consumo humano por lo que fue trasladada hacia la protectora de animales.

Organizados.

El año pasado, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, admitió que existen organizaciones delictivas en algunas zonas del país "que han incorporado para su accionar algunos elementos que se han establecido como adelantos en materia de trazabilidad. Muchas veces cuando roban ganado cambian el chip de los animales", informó.

Ante esto, los grupos Bepra, en coordinación con el Ministerio de Ganadería, "pueden leer los chips, pueden tomar muestras de ADN y compararlo con el ganado que ha sido carneado", agregó.

El crecimiento de los delitos

Ante el crecimiento de los delitos rurales, en agosto del año pasado, el jefe de Policía de Río Negro y presidente de la Comisión Nacional de Seguridad Rural, Xavier Galnáres, dejó establecida una comisión departamental con participación de la Jefatura de Policía, el Ministerio de Ganadería, la Intendencia, gremiales agropecuarias, un juez y un fiscal.

CAMBIO EN EL DELITO

Ya no se faena por hambre

Según datos del Observatorio del Ministerio del Interior, las denuncias por abigeato en los primeros 7 meses de 2015 crecieron 20% en relación al mismo período del año pasado. En 2015, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, alertó por un cambio en la concepción social de este delito:

"Estamos ante un problema importante porque el país hace tiempo que cambió. En una época este delito era algo que tenía que ver con alguien que tenía hambre, alimentaba a su familia, dejaba el cuero del animal en el alambrado y hasta el productor asumía esos costos. Hoy es diferente, porque está mucho más organizado y no atiende a un problema de hambre. Es otra cosa y por lo tanto hay que organizarse para combatirlo de esa forma", indicó Bonomi en una jornada de capacitación regional que tuvo lugar en una estancia cercana a Young, con integrantes de las Brigadas Especiales para la prevención y Represión del abigeato (BEPRA) de un total de 8 departamentos. La actividad fue presenciada por autoridades de los ministerios de Interior, Ganadería, Agricultura y Pesca y del Ministerio Público y Fiscal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)