CORTAR LA PRINCIPAL AVENIDA PARA GANAR UNA PULSEADA

18 de Julio transformada en "protestódromo" ciudadano

Gremios, cincuentones, taxis, ómnibus y marchas se adueñan de la avenida.

Si no puede ver la infografía haga click aquí

El mes de junio del año 2016 quedó marcado por cinco hechos que tuvieron a 18 de Julio como protagonista: un piquete de 10 horas frente a la IMM por parte de los cooperativistas de Raincoop, los incidentes protagonizados por hinchas de Peñarol tras celebrar el Campeonato Uruguayo, una marcha contra la violencia machista y dos movilizaciones sindicales, una de la Federación de la Salud (FUS) y otra del Pit-Cnt que culminó en el Ministerio de Economía.

La oposición política ya comenzó a hacer preguntas. El diputado nacionalista Juan José Olaizola presentó un pedido de informes al respecto dirigido al Ministerio del Interior y el edil, también nacionalista, Diego Rodríguez hará lo propio ante la Intendencia de Montevideo.

Cortar una calle, aunque sea la principal de la ciudad y provocar un caos de tránsito, no es delito ya que es una extensión del derecho a protestar.

En mayo también hubo otros cortes, unos 300 ciclistas recorrieron toda la avenida en horas de la noche, las cooperativas del transporte colectivo se concentraron con sus ómnibus frente a la IMM, se efectuó la tradicional Marcha del Silencio y 730 taxistas cortaron 18 de Julio durante 4 horas en plena tarde, generando un caos vehicular en todo el centro.

A mediados de abril se movilizaron los "cincuentones" y también cortaron la avenida. También hubo cortes por parte de los taxistas y de las cooperativas de transporte.

Y así, durante gran parte del año, la avenida 18 de Julio se vuelve sin previo en el principal centro de agitación de todos los conflictos, reclamos sociales y festejos. Todo lo que sucede en 18 de Julio es público y notorio, a la vista de todos y sin que ninguna autoridad intervenga.

Datos.

En su pedido de informes, el diputado Olaizola consulta al Ministerio del Interior sobre la "cantidad de solicitudes de permisos que ha recibido la Jefatura de Policía de Montevideo para cortar la avenida 18 de Julio". Además, pide conocer el nombre de las instituciones que han solicitado esos permisos, "discriminando a su vez el motivo por el que fue solicitado".

El legislador también pide que se establezca "la cantidad de solicitudes elevadas que fueron aprobadas" y que se informe sobre los criterios que se utilizan para aprobar o no la solicitud. Finalmente, reclama que se determine si la Jefatura "conoce la existencia de casos en los cuales se cortó la avenida sin la debida autorización; de ser así, especificar los casos".

Por su parte, el edil Diego Rodríguez advirtió que la ciudad está siendo sometida a un proceso de "argentinización con piquetes y cortes de calle en todos lados, en particular sobre la principal avenida, 18 de Julio". "Queremos saber qué hace la Intendencia ante estos casos porque un inspector debería tener potestades para quitar los vehículos que entorpecen el tránsito, de lo contrario está únicamente para recaudar", afirmó Rodríguez.

Tanto Olaizola como Rodríguez destacaron que están de acuerdo con el derecho a la protesta en la medida que no se afecte el derecho a la libre circulación.

Sindicatos.

El vicepresidente del Pit-Cnt, José Lorenzo López, dijo a El País que "cada sindicato actúa según su criterio a la hora de movilizarse" en las calles, incluida la avenida 18 de Julio. Algunos de ellos, cuando se movilizan, envían una carta a la División Tránsito de la Intendencia informando sobre el recorrido de las marchas y otros no toman esa precaución.

El dirigente aclaró que las movilizaciones del Pit-Cnt son coordinadas por el equipo de organización de la central sindical. Algunos sindicatos, como el Sunca, suelen movilizar unas 20.000 personas por el centro en camiones de la construcción y ómnibus contratados.

Biblioteca, INJU y Udelar cortan.

La avenida 18 de Julio también es escenario de actividades relacionadas con la cultura y el deporte. En ese sentido, durante los meses más cálidos el tránsito se puede ver interrumpido por carreras organizadas por el Instituto de la Juventud (INJU), conciertos de bienvenida a los nuevos estudiantes de la Universidad de la República y hasta celebraciones de la Biblioteca Nacional. Cuando los cortes de calle son producidos por parte de instituciones corresponde la realización de un trámite ante la Intendencia. En algunos casos la comuna aporta funcionarios de Tránsito para cortar o desviar el tráfico de la zona afectada.

DERECHOS.

Digesto fija el lugar de cada quién en la calle.

No está prohibido cortar las calles por lo que se puede interrumpir el tránsito. Por ello, afectar durante varias horas el tráfico de la avenida 18 de Julio tampoco tiene sanción, más allá de que por el lugar pasan unas 350.000 personas por día, según datos del Grupo Centro. Muchas de ellas ingresan a la zona en ómnibus o autos particulares por lo que ante una protesta o corte, deben caminar varias cuadras para llegar a su destino.

El Digesto Municipal, principal texto legal del departamento, no se refiere a los cortes de calles pero fija el lugar que deben ocupar los transeúntes y los vehículos.

El artículo D.541 del Digesto indica que "el uso de las calzadas queda, en general, reservado para los vehículos, bajo determinadas condiciones. Excepcionalmente para animales". En tanto, el artículo D.543 señala que los peatones pueden usar la calzada "para acceder a vehículos, o dejarlos" o "para cruzarla". También se podrá usar la calzada "para hacer reparaciones de emergencia en los vehículos, cuando no sea posible retirarlos de la calzada, y en emergencias, para solicitar auxilio".

El reglamento indica que "cuando exista motivo suficiente, la División Tránsito y Transporte y la Jefatura de Policía de Montevideo podrán transitoriamente modificar lo dispuesto" en los artículos anteriores "ampliando o restringiendo el uso de la vía pública, teniendo siempre en cuenta la seguridad y comodidad de peatones y conductores".

Extensión del derecho de protesta ciudadana.

El vocero de la Suprema Corte (SCJ), Raúl Oxandabarat, puntualizó que no se ha registrado intervención judicial por cortes de calles. "El sistema entiende que es una extensión de los derechos de protesta y en todo caso podría plantearse una situación de tipo administrativa a cargo de la Intendencia correspondiente", explicó.

Por otro lado, el funcionario judicial indicó que en el caso de los cortes que afectan la avenida 18 de Julio no se configura un delito porque hay otras calles, como Colonia o sus laterales, por donde circular.

Oxandabarat reconoció que es uno de los afectados por las interrupciones del tránsito de la avenida porque usa el transporte colectivo para llegar a su trabajo en la sede de la SCJ en la Plaza Cagancha.

La jueza Ana de Salterain procesó sin prisión a cuatro personas que participaron en los destrozos y saqueos a comercios de 18 de Julio protagonizados por parciales de Peñarol durante los festejos por la obtención del Campeonato Uruguayo. En este caso, las imputaciones estuvieron vinculadas con los delitos cometidos hacia los comercios y no con la afectación del tránsito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)