NUEVOS CUESTIONAMIENTOS AL ENTE

En juicio contra Ancap se critica calidad de grappa

Se cuestiona el uso de alcohol etílico en lugar del vínico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acusaron a Ancap de impedir que un eventual competidor puediera comercializar la bebida alcohólica que fabricaba. Foto: F. Ponzetto

En una audiencia por un juicio millonario contra Ancap iniciado por una empresa privada, se puso en tela de juicio la calidad y genuinidad de las sustancias utilizadas para elaborar la grappa.

También se planteó que Uruguay viola acuerdos marcarios con la Unión Europea por utilizar la marca grappa, ya que esta es propiedad de una empresa italiana.

En 2009, la empresa Salaur S.A. presentó una demanda por US$ 70 millones contra Ancap, cinco ministerios, el Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (Unit) y la empresa Caba. Esta firma pretendía fabricar grappa y aceite de pepita de uva, entre otros alcoholes, y consideró que fue perjudicada por Ancap al habilitar a la competencia a elaborar grappa con alcohol etílico, cuyo precio es sensiblemente inferior al originario de la uva (alcohol vínico).

El miércoles 31, en una audiencia realizada en el Juzgado Letrado de lo Contencioso Administrativo de 1° Turno, el enólogo y exdirector del Instituto Nacional del Vino, Francisco Zunino, dijo que en Uruguay se comercializa como grappa una bebida que, técnica y jurídicamente desde el punto de vista de organizaciones internacionales en la materia, "no es grappa".

Zunino, citado como testigo de la parte demandante, dijo que grappa es la bebida elaborada a partir de alcoholes de origen vínico exclusivamente.

Consultado por el magistrado sobre con qué se elaboran otras bebidas que se venden en Uruguay como grappa, pero que no lo son según su punto de vista, Zunino respondió: "Normalmente se hacen con alcohol etílico potable. En algunos casos tienen algún porcentaje de alcohol vínico, pero de ningún modo cumplen con las medidas que mencionamos".

Beatriz Etcheverry, ex jefa de Laboratorios y Bebidas de Ancap y actual jefa de Registros del organismo, reconoció que envió un mail a las empresas fabricantes de grappa sobre la necesidad de que utilicen alcohol originario de la uva y no alcohol etílico en la fabricación de dicha bebida.

Etcheverry, quien fue testigo de Ancap en la audiencia, dijo que el ente realiza controles a las empresas que elaboran grappa y grappa miel en Uruguay. "El alcohol de uso farmacéutico también es alcohol de origen agrícola, también es apto para consumo, sino que puede tener un leve aroma y por tanto no ser neutro y entonces no es el más apropiado por el bouquet (olor) de la bebida", señaló. Enseguida agregó: "En un mercado chico como el nuestro, en general es el mismo alcohol potable de origen agrícola es el que se vende para la industria farmacéutica".

Francisco Carrau, docente de la Facultad de Química y testigo de la demandante, dijo que en la elaboración de grappa debe usarse exclusivamente alcohol destilado de la uva. "El término grappa no debería estar permitido en Uruguay porque es una denominación de origen italiano registrada en la Comunidad Española —agregó—. Es como el champagne en Francia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)