Sin pruebas concretas contra detenidos, irán a juez de faltas

Juez: "No me informaron que había policías heridos"

Minutos después de finalizado el partido entre Peñarol y Cerro, el juez penal Gabriel Ohanian recibió una llamada de la Seccional 19, en la que se le daba cuenta de una decena de detenidos adultos y un menor por los disturbios en el estadio Luis Tróccoli.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los disturbios fueron generados por una bandera de Peñarol que tenía la hinchada de Cerro. Foto: A. Colmegna

Se le informó que dos de los detenidos tenían lesiones leves, y había tres vehículos rotos por pedreas.

El juez dijo a El País que el funcionario de la seccional no le mencionó que hubiera policías heridos. El juez preguntó qué participación habían tenido los detenidos, si habían emprendido contra vehículos, o contra funcionarios, pero del otro lado del teléfono no obtuvo una respuesta concreta. Se le dijo que los detenidos eran participantes de los disturbios.

Al no existir pruebas concretas sobre ninguno de los detenidos, Ohanian dispuso que se diera cuenta al juez de faltas por la "participación en desorden en un espectáculo público", establecido en el artículo 1° de la ley 19.120. Los detenidos fueron liberados, y deberán declarar el 24 y 25 de febrero en el juzgado de faltas.

La ley de faltas establece un castigo de siete a 30 días de prestación de trabajo comunitario a quien al ingresar a un espectáculo público de cualquier naturaleza, "durante el desarrollo del mismo o al retirarse, provocare desorden o participare de cualquier manera en él y siempre que el mismo no constituyere riña u otro delito".

Ohanian dijo que al día siguiente, domingo, la Policía le informó que en vez de tres, eran cuatro los vehículos rotos pero tampoco le aportaron la identificación de los responsables de esos daños.

"En ningún momento se me dijo que había policías heridos. El funcionario que me dio cuenta no era el que estaba a cargo del operativo. Sobre el operativo no se aportó nada", señaló el magistrado.

El juez dijo que "hay real conciencia en los operadores judiciales de lo que está pasando. Los jueces no somos indiferentes a la violencia", pero aclaró que necesitan pruebas concretas para poder identificar y juzgar a los responsables.

"En todos los turnos se repiten agresiones a policías y cuando tenemos las pruebas actuamos", aseguró. Al respecto dijo que la semana pasada procesó con prisión a un detenido que se desacató e hirió a un uniformado cuando este lo detuvo por un hecho delictivo.

Inteligencia.

Los incidentes ocurridos el pasado sábado en el Tróccoli, fueron filmados por hinchas de Cerro con sus celulares, adentro del estadio, en el sector de la tribuna donde se produjeron los disturbios, y se publicaron en YouTube. Tanto esas imágenes, como otras registradas por los canales de televisión en las que se muestra los incidentes dentro y fuera del estadio, son analizadas por la Dirección Nacional de Inteligencia.

Los investigadores intentarán identificar a los protagonistas de los desórdenes para aportar elementos a la Justicia. En ese caso, deberán dar cuenta al juez penal Ohanian, quien estuvo de turno el sábado.

Uno de los videos subidos al canal Cerro Capo de Youtube fue titulado: "La que siempre se planta, los villeros de la Chile", la tribuna a la que concurren los hinchas más violentos del club. "A ver si de una vez aprenden que a Cerro no le pone el dedo en el orto nadie... Que quede claro. Cerro Lobo", agrega el texto que presenta las imágenes del video que El País mostró ayer en su página web.

Inteligencia Policial lleva adelante desde hace dos años una investigación sobre la interna de las barras bravas y logró identificar a unos 400 hinchas considerados problemáticos, la mayoría de ellos aficionados a Nacional y Peñarol pero también de otros clubes como Cerro.

Según fuentes policiales, cada hinchada tiene un "cerno duro" de medio centenar de parciales violentos que lideran las respectivas barras bravas.

Una investigación llevada adelante por el juez penal Homero Da Costa descubrió que dirigentes están relacionados con tráfico de drogas y armas, e incluso había llegado a obtener pruebas sobre la participación de funcionarios del Ministerio de Transporte y Obras Públicas por la salida de ómnibus con barras bravas hacia el exterior.

Pero ante la filtración de información sobre las pruebas obtenidas por el juez, "se volvió a fojas cero", dijo una fuente del caso judicial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)