MALDONADO

Juez indaga a tres ejecutivos de Cambio Nelson

Los indagados se desvincularon del manejo fraudulento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Local del Cambio Nelson de Punta del Este muestra el cartel de "cerrado". Foto: R. Figueredo

Al tiempo que el cambista prófugo Francisco Sanabria Barrios sumó otras dos denuncias en su contra por un millón de dólares, el juez Marcelo Souto indagó en la víspera a los tres principales ejecutivos de Cambio Nelson.

Un empresario de San Carlos, estrechamente ligado al desaparecido Wilson Sanabria, presentó en los últimos días una denuncia penal por un cheque de US$ 230 mil por falta de fondos. El viernes un médico traumatólogo, íntimo amigo del fallecido dirigente colorado, denunció a Sanabria Barrios por la apropiación indebida de US$ 800 mil.

El juez penal Marcelo Souto y el fiscal Rodrigo Morosoli comenzaron ayer con las indagatorias de los principales ejecutivos de la empresa ahora clausurada por el Banco Central del Uruguay (BCU). Fueron indagados Nelson Calvette y las contadoras María Soledad Ubilla Moraes y Beatriz Silva.

Calvette, además de prestar su nombre de pila para la razón social de la empresa, era el operador de cambios y responsable del servicio de atención de reclamos, ante el Banco Central del Uruguay. La contadora Ubilla figuraba ante el BCU como "responsable del sistema de información". La otra contadora tenía un rol medio en la estructura de la empresa.

Los tres ejecutivos aseguraron que cumplían funciones como dependientes de la firma que era manejada por el empresario prófugo.

Calvette negó tener algún tipo de vinculación con el manejo de la empresa, limitándose a gestionar las operaciones de compra y venta de moneda extranjera. A tal extremo que lo hacía en el propio mostrador de atención al público como era visto por los clientes del cambio. Aseguró que no estaba al tanto de las actuaciones que Sanabria Barrios tenía en el interior de las oficinas. Menos que accediese de una forma u otra a los depósitos manejados por el propio Sanabria Barrios.

Durante su comparecencia ante el juez Souto y el fiscal Morosoli, Calvette dijo que su relación con Sanabria Barrios era muy mala, casi inexistente. Lo contrario a la amistad que lo unión con el extinto Wilson Sanabria. A tal extremo que dijo que tenía pensado renunciar a su trabajo el 28 de febrero.

En tanto, la contadora Ubilla fue interrogada en su condición de ejecutiva de contralor de que la empresa cumpliera con la normativa antilavado. La contadora también tomó distancia de Sanabria Barrios y aseguró no poder confirmar que el cambista prófugo hubiese retirado una abultada suma de dinero antes de huir.

Los indagados tampoco supieron contestar acerca de si Sanabria Barrios efectuó desvíos de fondos desde el Cambio Nelson hacia otras actividades.

Según pudo saber El País el juez Souto intenta probar que Sanabria Barrios incurrió en insolvencia societaria fraudulenta, delito previo al lavado de activos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)