CONSECUENCIAS DE LA REGULARIZACIÓN

Jubilados afuera de Easy y Uber por nueva normativa

No quieren renunciar a su jubilación por crear una empresa unipersonal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
López, no quiere renunciar a su jubilación y abrir una unipersonal. Foto: F,. Ponzetto

Muchos jubilados que trabajan como choferes de aplicaciones de transporte (como Easy o Uber), para gozar de un complemento económico, abandonarán la actividad el mes que viene porque no les permiten sacar la libreta profesional o porque ya no les resultará redituable.

El problema es que aquellos que pretendan abrir una empresa unipersonal por Industria y Comercio, dejarán de cobrar la jubilación si pertenecían a esta caja, explicó a El País la representante de las empresas en el Banco de Previsión Social, Elvira Domínguez. Esta situación no afecta a Cabify ya que desde el primer momento exigieron que sus choferes estuviesen inscriptos en el BPS.

Roberto Masaguez tiene 68 años y es una de los afectados por esta reglamentación, que ya comenzó a regir en abril. Roberto trabaja entre ocho y nueve horas al día como chofer de Uber. Hizo cuentas y le resulta muy oneroso no disponer más de su jubilación y abrir una unipersonal. "No sé qué voy a hacer ahora. Me cortan los brazos", dijo Masaguez.

Una historia parecida es la de Pedro. Como se jubiló hace cinco años, decidió hace ocho meses "generar algún ingreso más" con esta aplicación. Trabajaba en el horario en que su hijo iba a la escuela y algunas horas más los fines de semana. Pero este respiro económico llegó hasta fines de marzo porque a partir de abril la app pidió que empiecen a crearse las empresas. La conclusión de Pedro fue parecida a la de Roberto: costos demasiado elevados, rentabilidad escasa.

El gremio de conductores ha referido este problema a las autoridades departamentales. "Es injusto que no puedan acceder a ningún beneficio", dijo Esteban Queimada, vocero de la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (ACUA).

Si estas personas decidieran renunciar a su jubilación, explicó Queimada, causaría que trabajen más de la cuenta para poder costear los gastos del vehículo y las nuevas exigencias impositivas. "Pero no es lo mismo el estado físico de un jubilado que de un empleado de 30 años. No va a poder trabajar ocho horas de corrido. Sería reventar a un jubilado cuando se tendría que dar otro tipo de contemplaciones", aseguró.

De hecho, Uber informó en febrero que el régimen impositivo obligaría a expulsar a 3.500 trabajadores de la aplicación, lo que ocasionaría menos oferta de vehículos y precios más caros.

Libreta inaccesible.

Otros jubilados están dispuestos a renunciar a su jubilación. Wilson López Catardo tiene 73 años. Durante 11 meses trabajó en Uber. Le gustaba mucho el trabajo y, de hecho, asegura tener muy buenas calificaciones de los pasajeros que transportaba.

Pero la nueva reglamentación le cortó la posibilidad de seguir trabajando. La Intendencia de Montevideo no le da permiso para sacar la libreta profesional (categoría E) porque el máximo de edad permitida son 69 años de edad inclusive. "Tengo que quedarme en mi casa con una jubilación de 9.000 pesos", expresó López.

No obstante, asegura que hubiese renunciado a esa renta porque le gustaba mucho manejar. "Estaba trabajando bien y sacaba en algunos meses 30.000 pesos. Me gustaba mucho el trabajo", comentó López.

A Alfredo López (60 años) tampoco le dan la libreta. "Nací con un ojo solo, pero veo perfecto. Manejé toda mi vida, tengo la libreta amateur y nunca tuve un accidente. Lo hice muchos años en Estados Unidos. Nunca me pasó nada", reclamó.

Alfredo, que se jubiló como albañil, también está dispuesto a renunciar a sus haberes del BPS. "Yo me embarco en esto, no tengo problema".

Autos inútiles.

El otro inconveniente que presenta la reglamentación es la nueva exigencia para vehículos. Roberto Masaguez compró uno para poder trabajar en Uber hace algunos meses. Todavía le quedan 18 cuotas para pagar. "Andá a saber cómo lo pago ahora", dijo.

El vocero del gremio de los choferes expresó que muchos trabajadores, incluso personas más jóvenes, tienen este mismo inconveniente: haber adquirido un auto y tener que seguir pagándolo. "Es increíble", comentó Queimada.

Las nuevas disposiciones divulgadas a principios de mes muestran que los coches deben ser de tipo sedán o rural, en ambos casos de cuatro o cinco puertas, contar con motor de 1.000 centímetros cúbicos como mínimo y una capacidad del baúl de 250 litros.

"Autos con cinco meses, cero kilómetro, de repente no les sirven porque la valija no tiene 250 litros, sino 243", comentó Queimada.

Muy calificados.

Si bien la población más joven es la que ha elegido ser chofer de estas aplicaciones, hay un número relevante de personas mayores de 60 que manejan en Easy y Uber, en muchos casos personas jubiladas.

Estos choferes son destacados por las empresas. "El segmento de conductores mayores de 60 años cuenta con un alto grado de satisfacción por parte de los usuarios", aseguró Felipe Arias, mánager de Easy Uruguay. De hecho, cuentan con un promedio de 4.9 puntos (de un rango de 1 a 5).

Esta población trabaja unos 20 días al mes, están conectados a la aplicación nueve horas en promedio y realizan el 3% de la totalidad de viajes del mes. Además, son los que aceptan más solicitudes de viajes: ocho de cada diez.

Función para comparar precios en tiempo real.

La aplicación Google Maps permite comparar los precios de las aplicaciones Uber y Cabify en tiempo real. Una vez en este servicio, el usuario puede averiguar cómo es la ruta a seguir en auto, caminando o por medio de alguna de estas aplicaciones de transporte. Al seleccionar esta opción, el servicio exhibe el precio estimado de cada una y el tiempo de espera que implicaría el pedido de un vehículo de alguna de estas aplicaciones. Esta función no está disponible para la aplicación Easy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)