De 7.500 piezas que custodia el museo, la Intendencia relevó el 10%

Las joyas olvidadas del Cabildo de Montevideo

el último relevamiento en curso realizado en el Museo y Archivo Histórico Cabildo de Montevideo ya determinó que unas 765 piezas del acervo se encuentran en estado "inadecuado".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Solo hay una lista parcial del acervo. Foto: Archivo El País.

También se detectó que 22 obras o elementos están "mal", 5 "muy rotos", 6 "muy mal" y 2 con polillas. En otras categorías de conservación hay 6 más que cada uno así figura: "muy mal-manchas", "malo-roto, "muy mal roto", "polilla", "mal-oxidación", "muy mal-polilla-suciedad", "muy mal-hongos" y "muy mal-roto".

Entre los materiales se encuentran dibujos, planos, óleos, retratos, imágenes de escudos, tarjetas, grabados, diplomas, álbumes, mapas, hojas de periódicos, pasaportes o abanicos.

En estado "inadecuado" hay, por ejemplo, más de media docena de trabajos del gran dibujante y pintor Diogenes Hequet (entre ellos "Militar Brasilero", de 1898), un plano de Montevideo durante las Invasiones Inglesas, un pliego de Besnes Irigoyen del Hospital de la Caridad, óleos de goletas como La Brillante o La Aurora, un plano de Las Bóvedas, obras de Gabino Monegal (sobre el Teatro Solís, la Plaza Constitución, un plano de Maldonado o la Fortaleza de Santa Teresa), la construcción de Avenida Agraciada o el molino de la Unión, de Zoma Baitler.

Entre lo documentado en mal o muy mal estado figuran planos bélicos, el "Cuartel del Cerrito" (Visillac/H.Berta 1935), una vista de Montevideo desde Capurro, del primer artista uruguayo que se dedicó a la pintura marina (Carlos Corsetti), la obra "Tierra de promisión" de Carlos Maeso, un plano de Paso de Quinteros de la Escuela de Oficios, o el cuadro "Tranvía Cerrado" de Menck Freire, especialista en temas históricos, como se ve en su reconstrucción plástica de la imponente Ciudadela y las pétreas murallas, entre otras obras.

Versión oficial.

Eduardo Rabelino, director de la división Artes y Ciencias de la Intendencia de Montevideo, dependiente del departamento de Cultura, dijo a El País que "se ha llevado al Cabildo un experto en papel, otro en textiles, distintos idóneos para que vieran lo que había y dieran su impresión. Lo que se hizo hasta ahora no es un inventario; a partir de lo relevado se hizo un taller de restauración y conservación de papeles y textiles, y ahora estamos armando otro para metales; hubo cursos porque hay para acondicionar también muchas armaduras y armas. Todo se está creando a partir de esa información". Actualmente se estima que el inventario podría terminarse durante el primer semestre de este año.

Rabelino agregó que el mal estado de conservación de algunos objetos se da en Uruguay "como en todo el mundo, porque todos los museos no son el del Prado, el Reina Sofía o el Louvre; la conservación se deja siempre para último momento. Estamos trabajando en eso hace tiempo y llegó ahora el momento de recuperar lo del Cabildo, porque se va tomando conciencia a medida que se va avanzando y hay reunido más conocimiento".

El director de Artes y Ciencias, de quien dependen los museos de la Intendencia, sostuvo que la idea de dejar por escrito las actuaciones contempla que la futura administración "se haga cargo o lo tenga presente". Hasta hoy en el Museo Histórico Cabildo el inventario se ha ido haciendo a medida que pasa el tiempo, aunque nadie ha podido ver nunca una documentación única, que lo abarque todo: piezas en préstamo, traslados, incorporaciones.

"Hay unos libracos enormes que se están actualizando, porque ingresaron muchos objetos, hay algunos que están en otros lugares. Se recuperaron cosas que estaban en el Museo Histórico Nacional o en el Hospital Maciel. Hay que acompasar el inventario con la realidad; puede también haber cosas que no son del Cabildo. Hubo materiales del Carnaval que ahora están en el Museo del Carnaval. Había placas fotográficas de vidrio que donó la familia de Fernando García a la Intendencia y que se llevaron al Archivo Histórico", indicó Rabelino.

La caja del tesoro.

Mientras tanto, en el Cabildo siguen apareciendo cosas de abajo de las piedras o hasta de una caja fuerte que no había sido abierta desde 1996.

Después de contratar un cerrajero, fue hallado en su interior un tesoro con monedas de 1807 en adelante, medallas, espadas, textiles, dibujos de comienzos del siglo XIX, relojes y alhajas. "Estamos viendo si estaban o no en el inventario. Vamos por categorías de objetos, lo primero fueron los textiles y el papel", afirmó Rabelino.

Ribeiro: "El Cabildo ha sido el más postergado"

La historiadora Ana Ribeiro, que ha debido recurrir más de una vez a materiales del Cabildo, señaló a El País que "cuando estuvo en manos de Oribe Cures, por 1999, se hizo una gestión muy buena. Una vez me mostró una pieza enorme con todos los óleos, que rara vez salían a la exposición pública. Cuando el acervo está usado en un bajo porcentaje, las cosas se amontonan en sótanos, piezas, bodegas, y el deterioro puede llegarles". Ribeiro destacó que hay obras como los grabados de Berta que también es posible verlos en la Biblioteca Nacional. "Pero hay pinturas únicas. Diogenes Hequet hizo un óleo oscuro, en blanco y negro, tipo imitación de fotografías. Si están oscurecidos por el tiempo los que hay en el Museo Romántico, más en el Cabildo, en donde las condiciones de humedad han sido peores".

Ribeiro subrayó que hay papeles que no deberían ni tocarse, porque "se desgranan". Y comentó que si bien le tocó ser testigo de descuidos en varios museos, desde la Casa de Oribe a la de Lavalleja, "el Cabildo ha sido el más postergado", por falta de presupuesto, de personal o de celo de las direcciones.

Casulo: "Hay obras únicas cuyo estado es una vergüenza".

El edil nacionalista Edison Casulo, quien realizó el pedido de informes sobre el acervo del Cabildo, dijo a El País que "a pesar de los reiterados robos, desapariciones y deterioro del patrimonio histórico y artístico de la ciudad de Montevideo, la Intendencia, por disparatado que parezca, en el año 2014 se abocó al estudio la mejor forma de mantener los inventarios actualizados a pesar que es este uno de sus cometidos sustantivos y más si consideramos que se trata de un museo. Ahora entiendo aún más la razón por la cual el Frente Amplio no votó la auditoría que solicitamos para el Museo Cabildo.

En una especie de innovación jurídica, un avant premiére del pedido de informes que deberían contestar como manda la Constitución, de las 7.500 piezas que desde siempre debieran estar inventariadas. Solo nos documentan el 10% de las mismas, donde el 90% se encuentra en estado de conservación inadecuado, cuando no sucio, roto o apolillado. Hay obras únicas, obras de grandes maestros cuyo estado es una vergüenza".

Casulo agregó que el Cabildo "sigue con su principal fachada tapada con andamios y telas negras aunque con gran pompa inauguraron una pared lateral", en tanto no se ha respondido a la Junta Departamental "dónde y en qué estado están la colección de abanicos, armaduras, relojes, jarrones, o la emblemática maqueta de la Ciudadela".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)