CULMINÓ LA BÚSQUEDA DE RONALD CARNEIRO

Joven muerto en el arroyo, con dinero y sin signos de violencia

El tío de Ronald encontró el cadáver flotando boca abajo en el Miguelete.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La familia Carneiro con encontraba consuelo. Foto: Francisco Flores

Apareció flotando en el arroyo Miguelete el cuerpo de Ronald Carneiro, el joven de 21 años que estaba desaparecido desde el pasado domingo 3 de julio.

El chico había salido a bailar junto a cuatro amigos al boliche Mandarine, ubicado en el predio de la Rural del Prado, al costado del estadio de Wanderers. Esa madrugada, Ronald fue visto por última vez en las cámaras del local bailable a las 4:15 horas aproximadamente. Desde entonces hasta ayer, nada más se supo de él.

El cuerpo del joven apareció flotando ayer a las 11:00 de la mañana aproximadamente, justo en el momento que un tío de Ronald y dos amigos se encontraban buscando rastros por el lugar.

Uno de ellos, Héctor Flores, quien dijo ser expolicía, aseguró a El País que comenzaron recorriendo la zona a las 9:00 de la mañana. "Nosotros arrancamos a caminar desde donde encontramos el celular días antes, desde ahí fuimos rumbo a la refinería de Ancap, que son como tres kilómetros y medio, más o menos", señaló Flores.

El celular del joven que estaba desaparecido fue encontrado el pasado miércoles 6 de julio a menos de una cuadra del boliche del Prado donde fue a bailar con amigos, y a unas seis cuadras de donde fue encontrado el cuerpo.

Hallazgo.

El amigo de la familia Carneiro relató que luego de haber llegado al final del recorrido, cerca de la refinería de Ancap, decidieron dar la vuelta, ya cansados por todo lo que habían caminado y "desilusionados por no haber encontrado nada", admitieron.

Flores dijo que a la vuelta, "de camino al Prado, cuando íbamos a la altura de narcóticos (Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas), ya con los pies mojados, sentimos un ruido que provenía desde el agua. Cuando miramos, vimos que asomaba la cabeza del chiquilín y enseguida salió a flote una parte de la espalda. Estaba boca abajo. Nos dimos cuenta que era él porque llevaba puesta la camisa rosada con la que fue a bailar".

Por su parte, el tío de Ronald, Aureliano Carneiro, quien trabaja en el Hospital Militar, indicó que en el momento que vieron a su sobrino, corrieron para poder sacarlo del agua y que no se lo llevara la corriente. "Lo quisimos sacar con una cuerda pero después la Policía nos dijo que no lo tocáramos, y ellos lo sacaron cuando llegaron", informó el hombre.

Identificación.

Una vez que la jueza Ana de Salterain se hizo presente en el lugar, y el cuerpo fue extraído del agua, efectivos de Policía Científica encontraron dentro del pantalón del fallecido sus documentos. En ese momento pudieron identificar plenamente a Ronald Carneiro. En uno de los bolsillos conservaba la billetera, que contenía $ 1.100. En otro bolsillo, encontraron chicles.

"Estamos investigando, apareció el cuerpo, se le va a hacer la autopsia. Vamos a tratar de recabar todas las pruebas de rigor; es la persona (que se buscaba), tenía la documentación, la billetera y ahora vamos a seguir trabajando", afirmó la magistrada Ana de Salterain cuando se retiraba del lugar.

Al ser consultada sobre una posible golpiza al joven o lesiones en el cuerpo, la jueza dijo que "aparentemente no tenía signos de violencia externa".

La jueza en conjunto con oficiales de la Zona de Investigaciones IV y de Policía Científica también estuvieron en el lugar donde fue encontrado el celular, el pasado miércoles. Allí constataron que aún había huellas y marcas sobre el barranco que desemboca directamente en el arroyo.

Hipótesis.

Ronald Carneiro estuvo con sus cuatro amigos en el local bailable hasta las 2:50 aproximadamente. A esa hora, se sacó una fotografía con ellos y luego se alejó. Los amigos lo perdieron de vista. Las cámaras de seguridad del boliche muestran al joven 10 minutos después (a las 3:00) yendo a la barra de tragos junto a una mujer rubia. También estaba junto a ellos un hombre, que aún no pudo ser identificado por la Policía.

Ronald fue registrado nuevamente por las cámaras de seguridad del lugar a las 4:15 horas, pero para ese entonces, el joven ya estaba saliendo del boliche junto a dos hombres de la seguridad del local, según indicaron a El País fuentes policiales.

Una de las hipótesis que señalaron a El País los investigadores del caso es que el joven, "bajo los efectos del alcohol discutió con algún guardia de seguridad y fue sacado del boliche; luego, fue interceptado a una cuadra del lugar por un grupo de hombres que lo golpearon, aunque no le robaron nada. Los agresores serían residentes del asentamiento Mauá, quienes asiduamente rondan las inmediaciones del baile y en más de una ocasión han tenido riñas allí.

Otra versión es que Ronald, ya afuera del local bailable, se dirigió hasta el barranco donde fue encontrado el celular, envió un mensaje de texto en ese ínterin, y luego, por motivos que se trata de determinar, se precipitó directamente al arroyo. Según los investigadores, "perfectamente se pudo haber resbalado por el pasto que estaba húmedo y cayó, luego la corriente lo llevó hasta donde lo encontramos".

Hoy declaran familiares y amigos ante la Justicia.

La Justicia citó a declarar para hoy a las 8:00 de la mañana a los cuatro amigos que estaban con Ronald Carneiro la madrugada de su desaparición, y a los dos hombres que custodiaban la salida del baile del joven.

También fue citada a declarar la mujer a la que Ronald le envió el mensaje de texto minutos antes de que su celular quedara inactivo. La mujer, del barrio Casabó, ya había declarado ante la Policía. La familia del fallecido irá al juzgado sobre el mediodía, para aportar detalles sobre datos que han recabado en los últimos días.

Por su parte, un taxista que se encontraba trabajando en las inmediaciones del Prado el día que Ronald desapareció, llamó a la familia para decirles que él había visto a un joven con las mismas características que las descriptas en los medios de comunicación, y aseguró que "estaba siendo golpeado" por un grupo de personas en la esquina del baile. Esta será una de las evidencias que los familiares aportarán hoy a la Justicia.

Si bien el caso se encuentra en plena investigación, y no se puede dar nada por seguro, "está prácticamente descartado que el móvil del fallecimiento sea el hurto, porque el joven tenía consigo su billetera con plata y el celular apareció", dijeron a El País fuentes judiciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)