FOTOGALERÍA

Joven que había sido herido no murió y será indagado por la Policía y el juez

Ayer hubo una violenta puja por el control del territorio luego de una persecución y tiroteo entre la Policía y dos presuntos rapiñeros. Uno de ellos falleció en el momento y el otro está herido. Hay al menos 11 personas declarando.

Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en el barrio Marconi. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.

Una asonada sacudió ayer el barrio Marconi. Todo empezó por un enfrentamiento a balazos entre policías y dos supuestos rapiñeros. Uno de ellos, un menor de 16 años, fue muerto, el otro, un joven de 22 años, no falleció -como se informó erróneamente- y será indagado por la Policía y el juez del caso. 

La reacción en el barrio fue inmediata: un ómnibus y dos autos fueron incendiados. Al menos tres manifestantes resultaron heridos y  12 fueron detenidos por la policía. Nueve mayores y tres menores declaran ante el juez. 

Esta es la tercer asonada que ocurre en el barrio Marconi en menos de cuatro años. Hace 45 días, un grupo de vecinos intentó cortar el tránsito en Aparicio Saravia y San Martín en protesta por la muerte de un joven en el marco de una rapiña a un camión. Otra movilización de magnitud ocurrió el 14 de octubre de 2012 cuando medio centenar de vecinos quisieron obstaculizar la detención de siete supuestos rapiñeros. Álvaro Nicolás Sosa Gutiérrez, alias "El Bebe", fue baleado de muerte por un agente mientras tiraba piedras a los uniformados.

A las 10:30 horas de la mañana de ayer, un motonetista fue rapiñado por dos sujetos. Llamó a la Policía y dio las descripciones de los individuos. Un móvil de la Unidad de Respuesta Rápida (URPM) de la Zona III (Mendoza y barrios aledaños) se encontró de frente con una moto, cuyos conductores coincidían con la descripción brindada por la víctima. El vehículo no era el mismo que el denunciado como robado.

Si no puede ver el video haga click aquí

Al detenerse a inspeccionar la moto en la esquina de Galvani y Barquisimeto, el acompañante extrajo un arma y disparó cinco balazos contra el patrullero, según informó ayer el Ministerio del Interior. El policía repelió el ataque. Un menor de 16 años conocido como "El Bruni", sin antecedentes penales, cayó herido, agregaron las fuentes policiales. Poco después el adolescente falleció. El conductor de la moto recibió un disparo de los agentes en la mejilla. Fue capturado en el lugar.

Según las fuentes, unos 40 vecinos se acercaron en forma intimidante con el propósito de llevarse el cuerpo del menor, liberar al otro joven capturado y recuperar el arma del fallecido.

Los policías pidieron apoyo. El primer móvil en llegar fue una camioneta de la Guardia Republicana. La recibieron con piedras.

Ambulancias de emergencia móvil también arribaron a la zona. Vecinos comenzaron a lanzar proyectiles contra los móviles policiales y los efectivos allí apostados, resultando lesionado un médico del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME). El profesional sufrió una herida cortante en cuero cabelludo y traumatismo de cráneo. Fue asistido en el lugar y trasladado a un centro asistencial donde permanece internado.

En tanto, un efectivo policial sufrió fractura en antebrazo izquierdo producida por una piedra arrojada por un individuo.

Más violencia.

La manifestación, que crecía exponencialmente, se trasladó hacia Aparicio Saravia y Timbués. Los manifestantes arrastraron varios contenedores de basura y entorpecieron el tránsito.

Un ómnibus de la línea 405 de Coetc fue detenido. Varios individuos se subieron con palos y golpearon al conductor, al guarda y a un inspector. También robaron y golpearon a varios pasajeros. Luego que el ómnibus quedó vacío, le prendieron fuego.

A unos 600 metros, en Aparicio Saravia y Trápani, los manifestantes detuvieron a un taxista e incendiaron su camioneta Renault modelo Kangoo. También pararon al conductor de un auto Chery QQ. Luego incendiaron el auto. En ambos casos utilizaron "bombas molotov", dijeron a El País fuentes policiales.

A las 12:30 horas, los manifestantes se agruparon en Aparicio Saravia y Simón del Pino, a la altura del 3385.

"Eran entre 40 y 50. Llevaban palos y cascotes. Solo vi pasar a una camioneta de la Guardia Republicana y la llenaron de pedradas. No había ningún otro móvil policial", dijo un vecino que prefirió el anonimato.

Según otros vecinos, los manifestantes "ocuparon" la avenida Aparicio Saravia entre las 10.30 y las 12.00 horas cuando arribaron a la zona los primeros móviles de la Zona III, de la Guardia Republicana y del Grupo de Respuesta Táctica (GRT).

Durante un poco más de una dos horas hubo una especie de "impasse".

Los grupos policiales se desplegaron en varios puntos claves de la avenida Aparicio Saravia y calles aledañas. El mayor peso del operativo recayó sobre efectivos de la Guardia Republicana que están especialmente entrenados para repeler asonadas callejeras.

Para los policías intervenientes, en ese momento los manifestantes superaban el centenar.

Barricada.

La primer barricada la conformó un grupo de 20 personas aproximadamente, que se juntaron en Aparicio Saravia y Manuel Lavalleja.

Allí, arrastraron un contenedor de basura hasta la mitad de la calle, se cubrieron detrás del mismo, y comenzaron a disparar contra los uniformados que se encontraban a unos 200 metros de distancia.

Los policías se cubrieron detrás de una de sus camionetas. "Sentí las balas pasar por el costado de mi cabeza. Era un zumbido. No nos impactaron por esas cosas de la vida; podríamos estar muertos ahora", relató a El País uno de los uniformados del GRT que se encontraba en el lugar.

Un vecino del barrio comentó que en ese mismo momento caminaba por la vereda de la avenida Aparicio Saravia junto a su hijo de seis años.

"Lo traía de la escuela. Vi a los policías, pero nunca pensé que iba a pasar esto. Cuando escuché los tiros me tiré con el nene abajo del pino. Las balas pegaban en el tronco del árbol. Esto (por la violencia en el Marconi) es imposible", dijo el vecino, nervioso por la situación que debió enfrentar ayer.

El grupo de policías que aguardaba indicaciones en la esquina de la avenida Aparicio Saravia y Simón del Pino, no repelió el ataque.

"No podemos tirar. Hay mucha gente en la calle. Si le damos a uno que no nos estaba atacando perdemos", aseguró a El País uno de los policías en medio del operativo.

Delitos.

Primero en el ranking de homicidios y segundo en el de rapiñas, el barrio Marconi es uno de los más violentos de Montevideo, según el Observatorio de Criminalidad del Ministerio del Interior.

En la jurisdicción de la Seccional 17, que abarca al barrio Marconi, hubo 31 homicidios en 2015, más de dos por mes, siendo la zona con más casos en este delito. Le siguió la Seccional 24 (Cerro, La Teja) con 30 homicidios. En cuanto a las rapiñas, el último año en la zona de la Seccional 17 del barrio Marconi se denunciaron 1.697, un promedio de cinco por día.

En este caso el primer lugar se lo llevó la Seccional 24, con 1.721 rapiñas. Así, estas dos zonas tuvieron el triste privilegio de repartirse los primeros lugares en dos de los delitos más violentos. Además, en ambos casos aumentaron con respecto a 2015.

(Artículo actualizado en la versión web del 28/05)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)