PAYSANDÚ

Joven gay denunció a un policía por maltrato y amenazas de muerte

El hombre de 29 años afirma que se encontraba junto a una amiga cuando comenzó a ser insultado desde un auto por un grupo de personas, entre las que se encontraba el efectivo, quien lo amenazó con darle "dos balazos".

Custodiar a una persona particular durante un mes le cuesta al Estado unos $170.000 en sueldos de policías. Foto: D. Borrelli
Foto: D. Borrelli

El joven Pablo López, de 29 años, denunció que fue maltratado y amenazado de muerte por ser homosexual, por parte un policía que se encontraba en su día franco a la salida de un local bailable en Paysandú.

Según relató el joven a El Telégrafo, el hecho ocurrió sobre las 7 de la mañana del domingo. Salía del local bailable Sur junto a una amiga, cuando pasó cerca de ellos un vehículo en el que viajaban varios hombres. "Empezaron a gritarme cosas obscenas. Me dijeron 'puto’ varias veces y que uno de ellos quería estar conmigo de manera íntima, pero me lo decían con palabras fuertes. Se reían mientras me insultaban, y mi amiga para frenar el momento les dijo ‘no gracias’".

En ese momento, el joven reconoció a la persona que manejaba el vehículo: "Vi que era un policía y lo identifiqué. Como habían sido tan violentos agarré el celular y le saqué una foto para tener por las dudas, porque uno nunca sabe y estaban insultando feo".

El conductor vio que le sacaba fotos, por lo que “dio marcha atrás, frenó y me dijo que borrara esa foto”, y ante la negativa “se bajó del auto re sacado, con un vaso de cerveza en la mano, y empezó a amenazarme con que borrara la foto o me cagaba a trompadas”, dijo a El Telégrafo y confirmó a El País.

“Yo le decía que no la iba a borrar porque me estaban agrediendo. Me quitó el celular de las manos y como tenía contraseña me dijo ‘poné la contraseña o te reviento a trompadas acá nomás’". El tipo mide como dos metros, es gigante. Puse la contraseña, borró la foto y se fijó que no hubiera ninguna otra. Como quedaba prendida la cámara me seguía diciendo de todo porque creía que yo quería volver a sacarle una foto”, relató.

El policía regresó al vehículo y desde allí le dijo "te doy dos minutos para que desaparezcan de acá, yo vuelvo, los encuentro y les encajo unos tiros", contó López a El País.

En ese momento, el efectivo le dijo: "Vos sabés que yo soy policía". El amenazado respondió que no se estaba "metiendo con ellos" y "en cambio" recibía insultos por parte de quienes se encontraban en el auto. Allí el policía le dijo "Vos y yo nos vamos a cruzar. Yo te conozco a vos", y se fueron del lugar, según relató López..

López indicó a El País que conocía al efectivo por haberlo visto varias veces uniformado, ya que integra el Grupo de Respuesta Táctica (GRT).

El joven sanducero radicó una denuncia por “discriminación, abuso de poder y amenaza de muerte” en el área de Investigaciones del departamento y fue derivado a la seccional 3ª, desde donde fue citado a declarar y dejó asentada la denuncia penal. 

Según contó López a El País, está a la espera de que "sea designado un fiscal" para tomar el caso, pero manifestó su preocupación porque "mientras, el tipo está armado, no le retiraron el arma nunca y mi integridad física sigue en peligro. Tenía que haberme pegado o darme un tiro de verdad para que actúen".

"Una persona que está en sus cabales no puede hacer esto, (el efectivo) no puede portar un arma, es alguien que tiene que cuidar mi integridad física y me está diciendo que me va a encajar un tiro porque sí", consideró.

"Esto es un acto de homofobia, de odio, a mí amiga en ningún momento le dijeron nada, era todo hacia mi persona", sentenció López.

El País consultó a integrantes del colectivo Ovejas Negras sobre lo ocurrido con López. Desde el grupo afirmaron que "repudian" el hecho y adelantaron que se comunicarán con el joven para conocer los detalles del caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos