SECRETARÍA DE DEPORTES DE LA INTENDENCIA

Jerarca removido admitió el manejo irregular de fondos

En investigación de la IMM, Pablo Sanmartino reconoció responsabilidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maratón de Montevideo: el resultado de la carrera fue invalidado. Foto: @MONTEVIDEOIM

Hace un mes, Pablo Sanmartino era presidente de la Confederación Atlética del Uruguay (CAU), coordinador de la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación de la Intendencia de Montevideo, y miembro de Asamblea Uruguay. Hoy no sólo no ocupa más estos cargos, sino que además comenzará a ser investigado por la Justicia.

Desde que explotaron las denuncias en su contra, Sanmartino optó por no salir a defenderse públicamente. Sin embargo, sí tuvo que hacerlo en la investigación administrativa que hizo la Intendencia, antes de iniciarle un sumario.

Según un documento de la Unidad Sumarios de la IMM, en poder de El País, Sanmartino "fue claro al reconocer que el manejo de dinero como jerarca de la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación no ha sido prolijo". Admitió "haber manejado erróneamente la publicación de los premios que se pagarían a los atletas que participaran en la Maratón Montevideo 2016", así como "en el manejo de cierta publicidad".

Hasta que tomó licencia por la investigación administrativa en su contra, fue responsable de la organización de cuatro importantes carreras: San Felipe y Santiago, 5k Mujeres, Maratón de Montevideo 21k y Maratón de Montevideo 42k. La primera de ellas se hizo en 2015 y las otras tres en 2016.

Las denuncias sobre irregularidades en la Maratón de Montevideo incluso terminaron cambiando los resultados deportivos, luego que el atleta Andrés Zamora cuestionó el resultado que clasificó a los Juegos Olímpicos de Río al cubano nacionalizado uruguayo Aguelmis Rojas.

Sanmartino admitió en la investigación administrativa que la Intendencia, a través de la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación, debía controlar el dinero recaudado por Redpagos y vertirlo a la CAU, pero reconoció que "no ejerció dicho control".

El documento agrega también que "admitió desconocer si los dineros públicos que debía administrar fueron correctamente gastados".

El mostrador.

Como diera cuenta El País, el 27 de mayo Adeom denunció a Sanmartino por incompatibilidad en el cargo, dado que ejercía como presidente de la Confederación Atlética del Uruguay (desde 2010), institución con la que, desde la comuna, organizaba eventos deportivos que involucraban el manejo de dinero. Estaba parado de los dos lados del mostrador.

Según la investigación interna, existía "un evidente conflicto de intereses" entre la actividad que ejercía como presidente de la CAU y su cargo de coordinador ejecutivo de la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación.

"Como jerarca de esta última, debía controlar a la institución que él presidía respecto a la recaudación y manejo de dinero, concluyéndose claramente que su gestión adoleció de importantes desprolijidades, especialmente en el manejo del dinero y de la publicidad, al no realizar el contralor indispensable que la Intendencia debía ejercer respecto al dinero recaudado por la CAU", señala.

La investigación fue contundente al señalar que "existió falta de diligencia en el cuidado y manejo del dinero público, además de desprolijidades administrativas en el manejo de recursos humanos".

La investigación administrativa, que se inició el 31 de mayo, concluyó que el doble rol de Sanmartino facilitó, entre otras cosas, "que retirara cheques de la CAU por un monto de $ 400.433, pertenecientes a la Intendencia, dinero que fue recaudado en ocasión de la carrera San Felipe y Santiago, sin justificar aún el gasto con las boletas correspondientes".

Tras dar por concluida la investigación administrativa (que indaga hechos y no personas) e iniciarse el sumario al jerarca (con suspensión preventiva y retención de sus haberes), el intendente Daniel Martínez resolvió encomendar a la Unidad Sumarios de la División Asesoría Jurídica "radicar la denuncia penal del caso".

Polémica que cambió un resultado y un pasaje.

Las denuncias sobre irregularidades en la Maratón de Montevideo llevaron a que el atleta Andrés Zamora recurriera el resultado que clasificó a los Juegos Olímpicos de Río al cubano nacionalizado Aguelmis Rojas. La maratón solo permite un máximo de tres atletas por país, que originalmente eran Nicolás Cuestas (con una marca de 2:15.32), Martín Cuestas (2:16.43) y Zamora (2:18.56). Aguelmis Rojas consiguió una marca de 2:17.32 en la Maratón Montevideo, pero finalmente el resultado se anuló y será Zamora quien viaje a Río de Janeiro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)