INCIDENTE CON CAMIONERO EN TREINTA Y TRES

Jefe aduanero niega haber apuntado con el arma

Horacio García Daglio precisó que “nunca estuve detenido”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un grupo de vecinos se movilizó esta semana sobre el Puente Mauá. Foto: Néstor Araújo.

El administrador de Aduana de Río Branco, Horacio García Daglio, permanece internado en la ciudad de Dolores, aquejado de una descompensación que sufrió tras detener a un transportista en el departamento de Treinta y Tres.

García Daglio narró ayer a El País en forma detallada todo lo ocurrido la noche del pasado lunes. Dijo que estuvo varias horas apostado en la Ruta 18 cerca de Vergara (Treinta y Tres), en un vehículo oficial identificado, tras haber recibido informes concretos de que pasaría un camión con un cargamento de dudosa procedencia.

"Esa noche detuvimos a unos cuantos vehículos, pero más tarde veo que se viene un camión, le hago señas con luces, con el intermitente, con la sirena e hizo caso omiso de las señales y comenzó a huir", dijo. "El transportista sabía bien que era la Policía o la Aduana", sostuvo, "y yo estaba seguro de que la huida obedecía a que traía contrabando". A partir de ahí se inició una persecución.

"Cuanto más huía el camionero, yo más lo corría y a las 10:25 llamé al servicio 199 para que en José pedro Varela la Policía lo detuviera", añadió. "Pensé en dispararle a las cubiertas con el arma de reglamento pero dejé que se fuera hasta que la Policía lo detuviera".

"Nunca lo apunté".

El transportista llegó a Pueblo Rincón y paró frente a la Policía.

"Yo atravesé la camioneta delante del camión, y cuando los policías llegaron, yo ya había reducido al conductor. Bajé con el arma de reglamento en la mano siempre apuntando hacia abajo, nunca a su cabeza, como denunciaron" sostuvo.

"Yo iba a hacer la denuncia por desacato, fuga y agresión pero me desmayé antes, al sufrir una descompensación, y no pude terminar con el procedimiento", indicó García Daglio.

El jerarca aduanero dijo que el transportista "se me vino encima e intentó agredirme".

García Daglio se refirió al camionero Ángel Larrosa, quien "hizo declaraciones diciendo que yo le puse el arma en la cabeza, no es real", indicó. "Este señor mintió cuando dijo eso".

El jerarca enfatizó que "nadie puede andar 20 kilómetros huyendo de los efectivos de la Aduana. No hay respeto por la autoridad", dijo.

El funcionario señaló además que nunca estuvo detenido, aunque deberá presentarse a declarar por el incidente, confirmó la Policía de Treinta y Tres.

García Daglio, quien estuvo al frente de la Administración de Aduana en Paysandú, fue designado en marzo pasado para hacerse cargo de esa misma función en Río Branco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)