inn content para ivy thomas 

El Ivy Thomas crece hacia el este

El colegio Ivy Thomas presenta hoy el proyecto para su nueva sede en Camino de los Horneros

La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.
La nueva sede estará ubicada frente a la casa club del campo de deportes del colegio.

La historia del colegio Ivy Thomas se remonta a 1939, cuando una joven maestra llamada Ivy Thomas abrió un centro con énfasis en la enseñanza del inglés. Lo llamó Windsor School, y el colegio rápidamente adquirió prestigio por su calidad. Veinte años más tarde Elizabeth Thompson de Borras, hija de la fundadora, convertiría el Windsor en el Ivy Thomas Memorial School.

Hoy el Ivy Thomas es uno de los centros educativos más reconocidos del país. Está ubicado en la calle Roque Graseras, en el barrio Pocitos, y cuenta con más de 600 alumnos entre preescolares, primaria y secundaria hasta cuarto año.

Su educación se basa en tres pilares fundamentales: la excelencia en la enseñanza, el desarrollo de las habilidades socio afectivas, y la promoción del deporte y el arte como instrumentos para crear hábitos saludables. Su propuesta académica se basa en un doble horario, que combina las materias tradicionales de ANEP en la mañana con materias en inglés y actividades extracurriculares en la tarde.

Con casi sesenta años de experiencia, su método para enseñar inglés se basa en la inserción natural, donde los niños practican el idioma desde los primeros años y lo integran a las actividades corrientes del aprendizaje. Esto permite que aprendan el idioma en forma natural. Tanto los alumnos de primaria como los de secundaria cuentan con una currícula en inglés avalada por la Universidad de Cambridge, que prepara a los alumnos para exámenes internacionales con materias como Maths, Chemistry, History, Literature, Business Studies, Physics y Business Studies.

Otra característica del colegio es la innovación, armonizando el aprendizaje con las últimas tecnologías. El Ivy Thomas cuenta con un moderno laboratorio de informática y desde hace algunos años implementó el proyecto iPads, donde la institución proporciona un dispositivo iPad a cada alumno, con el objetivo de optimizar el aprendizaje mediante la integración de tecnologías móviles en el aula.

A esto se suma una amplia propuesta en educación física —fútbol, hockey, rugby, atletismo y gimnasia artística—, actividades culturales como talleres de música y teatro, campamentos y jornadas de integración, y la formación en valores con actividades de voluntariado.

Según Magdalena De Stefani, directora de preescolar y primaria en el Ivy Thomas, lo que identifica al colegio es la atención personalizada. En el Ivy Thomas las generaciones no exceden los 50 alumnos, un número que permite a los niños interactuar y hacer amigos, pero al mismo tiempo facilita a los profesores un seguimiento cercano. “Este número nos permite conocer a los niños y sus familias, para así atender sus necesidades y asegurarnos que reciban la mejor educación posible. Así hemos funcionado siempre, y queremos mantener este valor agregado en la nueva sede”, dice la directora.

Una nueva etapa

La idea de abrir una segunda sede del Ivy Thomas en Camino de los Horneros, donde se encuentra el campo de deportes, viene siendo objeto de estudio desde hace muchos años, cuando emergieron los proyectos residenciales alrededor de la ruta interbalnearia. La zona aloja a barrios como La Tahona, Colinas de Carrasco, Carmel, la Asunción, Haras del Lago, Cumbres de Carrasco, y a estos se suman la expansión de Avenida de las Américas, Parque Miramar y Ciudad de la Costa.

Este crecimiento llevó a que existan miles de familias en esta zona de influencia que buscan una propuesta educativa con historia, buena educación y la formación en valores. Todas características que identifican al Ivy Thomas.

La nueva sede del colegio en Camino de los Horneros consistirá en un edifico de 3000 m2, con la misma infraestructura que la sede original de Pocitos. Contará con 24 aulas, un área acondicionada para preescolares, patio, gimnasio cerrado, biblioteca, laboratorio y oficinas. Su inauguración está prevista para el inicio de clases en 2018, y el primer año únicamente abrirá grupos para preescolares y primero de escuela.

Los grupos de preescolares irán de los 2 a los 5 años, y contará con los típicos salones con características de “jardín” así como herramientas que facilitan el aprendizaje. Esto incluye departamentos psicopedagógico y de psicomotricidad, programa de iniciación en la lecto escritura, taller de ciencias, educación musical y gimnasia. “En esta primer etapa nuestra prioridad es el desarrollo afectivo del niño. Lo importante no es el aprendizaje curricular en sí mismo, sino que los niños tengan experiencias positivas y aprendan jugando”, dice la directora general Magdalena Stefani.

Respecto a la escuela, en los primeros años el colegio combina la parte emocional con instancias de aprendizaje efectivas. “El objetivo es que los niños desarrollen estrategias para manejar las enormes cantidades de información a las que se accede hoy en día. Nos importa que aprendan a resolver problemas, que adquieran habilidades de pensamiento superior como categorizar y sintetizar, porque son herramientas que les van a servir para el resto de la vida”, dice.

La intención del colegio es que la sede en Camino de los Horneros crezca en forma lenta y ordenada, añadiendo grados a medida que avanzan las generaciones, de modo de reproducir fielmente la experiencia del Ivy Thomas en Pocitos. Y además de preescolares y escuela, el objetivo de la institución es poder abrir en 2020 el liceo en la nueva sede.

Para las autoridades, una de las prioridades es que esta expansión se desarrolle en forma integrada, de manera que ambas sedes formen un único colegio. Para ello, la estrategia consiste en realizar la mayoría de las actividades como deportes, teatro, paseos y viajes en forma combinada, con el objetivo de promover la unión de todos los alumnos.
Y así alimentar un vínculo que, muchas veces, dura para toda la vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)