ASSE denunció caso que afecta a mujeres de la colonia Santín Carlos Rossi

Investigan a un funcionario por la violación de dos pacientes

Un dirigente sindical de la colonia psiquiátrica Santín Carlos Rossi fue sumariado y separado del cargo acusado de mantener relaciones sexuales con dos pacientes mujeres alojadas en el pabellón N° 8.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En el juzgado de San José hay seis expedientes sobre las dos colonias. Foto: F.Flores.

El funcionario investigado venía ocupando un cargo jerárquico dentro de la colonia que lo tenía como principal referente en uno de los turnos.

En el expediente interno, al que accedió El País, se destaca que la investigación se produjo a partir de una denuncia y que las actuaciones comenzaron el día 22 de junio.

Tras las actuaciones, el 16 de agosto las autoridades de ASSE resolvieron iniciar un sumario con separación del cargo y retención de la mitad del salario.

"De la instrucción llevada a cabo existen elementos de prueba suficientes que individualizan a prima facie al Sr. (funcionario) como responsable de falta administrativa", dice el texto del dictamen.

La resolución indica que el funcionario debe ser denunciado ante la Justicia Penal. La denuncia fue presentada el jueves 20 ante el Juzgado Letrado de primera instancia de San José de primer turno, según dijeron fuentes de ASSE.

No obstante, hasta ayer el caso no había llegado a la Fiscalía Letrada de San José, repartición que tiene a cargo la situación de las dos colonias psiquiátricas, según pudo confirmar El País.

Una vez iniciada la investigación, el funcionario renunció a su puesto en la comisión interna, según confirmaron a El País fuentes sindicales.

La Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) se hará cargo de la defensa legal, como hace con "cualquier afiliado", dijeron los informantes.

El dirigente obtuvo notoriedad en el año 2009 en ocasión de interrumpir el discurso de la entonces ministra del Interior, Daisy Tourné. Posteriormente, asumió como encargado de prensa y propaganda de la comisión interna del sindicato de ambas colonias.

Operadores judiciales señalaron a El País que de confirmarse los datos del sumario entablado por ASSE se estaría frente a un caso de "violación", puesto que los pacientes psiquiátricos están bajo "control y protección" del Estado por su condición de "impedidos" psíquicamente. En tal caso, ser funcionario público configura un "agravante", explicaron.

Juzgado.

El 26 de marzo pasado se conoció el fallecimiento de un paciente como consecuencia del ataque de una jauría. Al otro día, los funcionarios de la colonia psiquiátrica denunciaron que en 2013 un paciente sufrió la amputación de sus testículos en un ataque canino. Además, ya se conocía que años atrás dos pacientes fallecieron por causas naturales dentro del predio y sus cadáveres aparecieron destrozados por el accionar de los perros.

En el Juzgado de San José hay seis casos relacionadas con las colonias psiquiátricas. Uno tiene que ver con el deceso del paciente tras ser atacado por perros. El segundo surge de una denuncia de oficio presentada por la fiscal Sylvia Lovesio por la situación en que viven los pacientes; el tercer caso refiere al fallecimiento de pacientes a raíz de una golpiza; el cuarto está relacionado con la muerte de un interno que apareció atado y quemado; y el quinto es una denuncia de ASSE con respecto a la divulgación del caso de una ex paciente que se presentó ante un programa de televisión. El sexto caso refiere al sindicalista investigado.

El pasado 5 de agosto la dirección de ASSE resolvió el relevo del director de las colonias, Osvaldo Do Campo, y designó en su lugar al psiquiatra Federico Sacchi, que hasta el momento se desempeñaba como subdirector. En la tarde de ayer El País intentó localizar a Sacchi y no fue posible hablar con él.

Mientras tanto, se continúa la investigación por un caso de violación a un paciente del hospital psiquiátrico Vilardebó. La víctima es un joven minusválido que tiene 29 años de edad.

Jauría de perros que nunca pudo ser reducida vuelve al ataque.

En las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi hay unos 800 pacientes, muchos de ellos están allí desde hace décadas. Los internos están a cargo de unos 1.000 funcionarios dependientes de ASSE. Hasta el mes de abril pasado había más de 200 perros en las 50 hectáreas que ocupan ambos establecimientos. Tras la muerte el 26 de marzo de un paciente a manos de una jauría, la Guardia Republicana y varias protectoras de animales retiraron a la mayor parte de los animales. Sin embargo, un grupo de ellos nunca pudo ser reducido.

El 6 de agosto pasado, mientras se desarrollaba el paro general del Pit-Cnt parte de la jauría atacó a varios funcionarios. Si bien no hubo que lamentar heridos, el ataque provocó alarma en los internos y trabajadores del lugar. Una funcionaria dijo a El País que se está intentando mostrar "las cosas buenas que se hacen" y que estas situaciones afectan la tarea. La mujer aseguró que "hay otro mundo que no se conoce" y relató que se han realizado obras importantes en las colonias. Además, destacó el trabajo de la "mayoría del personal".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)