traductor para sordomudos

Invento uruguayo no se patentó por falta de apoyo; ahora podría ser tarde

Fue creado por estudiantes de Paysandú en el año 2012, pero por falta de asesoramiento y apoyo financiero no fue patentado. Recientemente investigadores mexicanos desarrollaron un guante electrónico con iguales características y está en vía de patentarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El guante capta las señas del lenguaje de sordos. Foto: Archivo El País

El proyecto denominado "Guante Electrónico para Sordos", del Club de Ciencias GloveTech, del Instituto Tecnológico Superior de Paysandú (CETP-UTU), fue doblemente galardonado en 2013 en los premios especiales de la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería INTEL-ISEF, en Phoenix, Arizona.

El guante electrónico traduce a texto y sonido el lenguaje de señas para sordomudos. Pero a pesar de haber sido un prototipo desarrollado en Uruguay, por falta de asesoramiento y apoyo económico no se patentó, como sí lo hicieron después investigadores mexicanos, que ya comenzaron el trámite.

Recientemente se divulgó la noticia de este guante creado en México. El profesor Bruno Rodríguez, orientador del Club de Ciencia integrado por estudiantes del ITSP, dijo al diario El Telégrafo que "es igual al desarrollado por estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Paysandú. Lo que cambia es que ellos desarrollaron una aplicación para celular y nuestros estudiantes lo desarrollaron en un PC. Por lo demás es igual, tiene las mismas características”.

Rodríguez había dicho en 2013 que “lo primordial" era patentarlo, ya que la idea no existía a nivel mundial, "pero para ello precisamos asesoramiento y apoyo financiero”.

“En diferentes ocasiones hablamos con gente del ministerio para solicitar asesoramiento para patentar pero no hemos logrado ese acompañamiento para que los proyectos de nuestros estudiantes tengan reconocida la autoría por lo menos dentro de Uruguay. Yo mismo no tengo claro cómo se patenta o cuáles son los pasos para asesorar a los estudiantes”, agregó ahora Rodríguez.

El profesor también señaló que falta apoyo para que los estudiantes puedan seguir trabajando en el guante: "en el caso de este grupo de estudiantes, estaban interesados en seguir investigando y desarrollándolo para que el proyecto siguiera creciendo pero nunca tuvimos ese apoyo. Contar con apoyos para desarrollo e investigación sería fundamental, pero a nivel de Bachillerato no los tenemos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)