Los científicos del Instituto Clemente Estable no llegaron

Invasión de arañas no fue investigada por falta de vehículo

El fenómeno desapreció. Las arañas se murieron y las telas se desintegraron pero no hubo quien investigara la extraña aparición de millones de arañas en la entrada de la ciudad de Vergara, departamento de Treinta y Tres.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Millones de arañas aparecieron tras la creciente. Foto: N.Araújo.

Los técnicos del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable no disponen de vehículos para salir de Montevideo y no llegaron a Vergara por no tener vehículos disponibles, explicó a El País el biólogo Carlos Prigioni, quien convocó a los especialistas tras enterarse del caso.

Prigioni dijo que la doctora Anita Aisenberg, investigadora grado 4, especialista en arañas, perteneciente al Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, le informó que hubo "dificultades para poder conseguir un vehículo para trasladar al equipo".

Ayer El País intentó comunicarse con la doctora Aisenberg pero no fue posible entablar contacto.

El biólogo, residente en Treinta y Tres, lamentó que no hayan podido llegar al lugar los técnicos del Instituto Clemente Estable, que estaban alertados desde el primer día de la aparición.

Prigioni sostuvo que "ya las arañas no están, las que quedan están muertas y las telas se fueron perdiendo y deformando con el viento y eso ahora dificultará el trabajo de campo". Al no haber una intervención investigativa rápida, se tornará más difícil ahora el análisis de los ejemplares que se los puede encontrar muertos, para poder determinar a qué especie pertenecen.

El biólogo se hizo de algunos ejemplares para colaborar con los estudios posteriores. "Pude recoger algunas arañas y guardarlas. Las tengo en alcohol porque en formol se pierde mucha genética, pero no es lo mismo analizar un ser vivo que en estas condiciones", dijo el biólogo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)