FOTOGALERÍA

La inundación obliga a 2.101 menores a abandonar sus casas

El total de personas desplazadas de sus hogares ascendió a 5.208; desde las carpas piden más ayuda.

Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli
Las aguas del Río Uruguay continúan creciendo sobre las costas de Bella Unión, Salto, Paysandú y Río Negro. Foto: Gerardo Fiorelli

Debido a las inundaciones ocurridas en el litoral oeste del país, esta mañana del sábado había 2.101 niños y adolescentes desplazados, la mayoría autoevacuados con sus familias. El número más alto se registra en Salto (1.139); en Paysandú hay 808, y en Artigas 154. Esta población de criaturas y jóvenes, muchos vulnerables junto a los enfermos crónicos, mujeres embarazadas y adultos mayores, significa poco menos de la mitad de los damnificados, que de acuerdo con el último relevamiento de hoy sábado asciende a 5.208 (1.407 evacuados y 3.801 autoevacuados).

En total hay 2952 personas desplazadas en Salto, 1.854 en Paysandú, 395 en Artigas y siete en Río Negro. 

Con el correr de los días se espera que el total de desplazados supere los 10.000, entre los cuales, por proyección, podría haber más de 4.000 niños afectados por la crecida del río. Esto se debe, según el Sinae, a que las precipitaciones ocurridas en Brasil impulsarían el caudal entre el martes y jueves.

Mujeres a cargo de hijos chicos han reiterado reclamos por mejor atención de parte de los centros locales que coordinan las emergencias.

Relatos.

El periodista VÍctor Bernasconi, que en Radio Arapey de Salto conduce el programa Inquietudes barriales, compartió con El País las vicisitudes de una madre que está tiene a diez menores a su cuidado.

Cuando la crecida la obligó a dejar su vivienda, el pasado 27 de mayo, el centro coordinador local le proporcionó unas alfajías de madera fina y nailon para hacerse una carpa. Esa misma noche, el viento y la lluvia le volaron todo y, si bien con ayuda de unos vecinos logró rearmar el refugio, se le mojó toda la ropa que había conseguido sacar de su casa inundada. La señora, Norma Soledad Almeida, narró que después de eso pidió ayuda a la intendencia de Salto y la pusieron en contacto con una asistente social. Pero la técnica nunca apareció por la carpa.

Un día le llevaron ropa pero de talles muy grandes y todo de verano. "Dígame usted si con este frío, con la llovizna y el viento, puedo yo ponerle a mi hijo un short y una musculosa para que ande...".

También denunció que pidió pañales para otro hijo, de dos años, que está enfermo, y recibió solo un paquete con cuatro pañales para recién nacidos.

Al quejarse otra vez, le respondieron que debía conformarse con lo que había. Según Bernasconi, historias como ésta las vivió en otras zonas en donde se mantienen las carpas.

En relación a otro tipo de ayuda recibida, la mujer dijo que de mañana le han mandado leche con cocoa "muy aguada, sin azúcar, intomable", y al mediodía algunos alimentos que en más de una ocasión le llegaron en mal estado.

"No me han dado canastas y sé que vinieron donaciones de alimentos, y en verdad a veces no tenemos que comer; cuando voy al Cecoed hago colas de más de cuatro horas y cuando me atienden me dicen que van a ir y no van nada", declaró Norma Soledad.

Mudanzas.

Varias familias que se encuentran amenazadas de ser desalojadas por la crecida del Río Uruguay tomando en cuenta el nivel de 15,90 que se prevé para mediados de la semana entrante, se aprestaban esta mañana del sábado a desalojar sus casas y con mayor antelación para preservar sus pertenencias. Muchas de estas personas recurren a la instalación de carpas y se trasladan por sus propios medios unos metros mas arriba donde estiman que pueden tener mas a la vista su vivienda.

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande en el último informe divulgado este mediodía indicó que el nivel de las aguas durante este fin de semana se mantendrá en los 15,30 en la escalad del Puerto Salto pero en cambio alerta que para el miércoles la creciente alcance los 15,90 y con probabilidades de nuevas modificaciones para los días venideros.

Ayer el caudal de aporte hídrico de la creciente desde el alto Uruguay registraba una entrada de 29.000 metros cúbicos por segundo al embalse de la represa, mientras que la evacuación por los vertederos y sala de máquinas ascendió a los 27.000 metros cúbicos por segundo.

A todo esto personal de UTE continúa con el corte del suministro eléctrico en cada finca a la que podrán llegar las aguas en una tarea preventiva para evitar riesgos de vidas siguiendo los protocolos del Sinae y cada noche la oscuridad es mayor en aquellos lugares que la inundación está afectando.

Producción en Salto de Luis Pérez

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)