COLECCIONES EN LA MIRA DE EXPERTOS

Interpol suspendió el inicio de un remate de piezas arqueológicas

La Justicia Penal ordenó realizar la pericia de algunas reliquias milenarias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A través de Internet será posible ver la subasta y también pujar por las piezas. Foto: F. Ponzetto

Un operativo de Interpol Uruguay detuvo una subasta de arqueología griega, bizantina, egipcia y fenicia minutos antes de su comienzo. La casa de remates Zorrilla Antigüedades había anunciado que el día jueves 22 de junio a la hora 16.00 pasaría por el martillo colecciones de objetos antiguos pertenecientes a embajadores que actuaron en Egipto y Líbano.

Pero a la hora 15:40 un grupo de policías llegó al comercio y la subasta se suspendió.

"Más que una incautación fue una acción preventiva", dijo Sebastián Zorrilla de San Martín, rematador a cargo de la subasta. "Todo surgió porque armamos un remate con difusión internacional. Fue una acción preventiva, es impresionante la cantidad de arqueología que hay en Uruguay. Países que tienen mucho patrimonio se sorprenden por la cantidad de piezas que había en Sudamérica. Entonces, hacen un pedido de información a Interpol para saber su procedencia", señaló el martillero a El País.

Los agentes policiales fijaron su atención en unas 60 piezas arqueológicas, una de ellas es una jarra de ocho centímetros similar a una que fue robada del Museo de Artes Decorativas, ubicado en el Palacio Taranco.

Al parecer, se trataría del jarrón Lekythos Apulian, una pieza de origen griego del siglo III AC, que el Ministerio de Educación y Cultura denunció como hurtada en el año 2015, según consignó Subrayado.

El martillero aclaró a El País que tomó la pieza "sin base para remate a un remitente, a una persona que la trajo". Zorrilla señaló que ofreció todos los datos de ese hombre a los efectivos de Interpol.

Los detectives de Crimen Organizado sospecharon entonces que la persona en cuestión podría ser un conocido ladrón de arte, Yubert Segade, que en la actualidad se encuentra en prisión, en Colonia, informó Subrayado.

A Segade se lo relacionó con el mercado negro de las obras de arte desde el año 2005. Tiene varios antecedentes por robo de obras del acervo artístico uruguayo, entre otros de pintores como Juan Manuel Blanes y Pedro Figari.

La juez Julia Staricco dispuso que peritos arqueólogos realicen un relevamiento de algunos de los lotes. Posteriormente Interpol dará cuenta a los países de procedencia de los objetos. El próximo lunes Segade, los propietarios de las piezas y el director del Palacio Taranco deberán comparecer ante la sede judicial.

Con respecto a la pieza que se presume fue la denunciada como robada por el MEC, Zorrilla dijo a El País que no la tenían muy en cuenta, "era intrascendente, totalmente secundaria, es una jarrita de color marrón de ocho centímetros".

Origen.

La mayor parte de las piezas arqueológicas a rematar pertenecieron a tres diplomáticos uruguayos, dos de los cuales estuvieron radicados en Egipto, uno de ellos en la década de 1950, cuando el gobierno de Gamal Abdel Nasser decidió vender "excesos" del acervo arqueológico de los museos para reunir recursos económicos a destinar a obras públicas.

Algunas de las piezas que iba a subastar Zorrilla tienen la legitimación de certificados de autenticidad firmados en Beirouth por el experto internacional Ibrahim Kaokabani.

Aunque se suspendió la primera etapa del remate global, ayer se realizó con éxito la subasta de platería criolla y colonial, armas, documentos y militaria. Ésta se completará hoy, desde las 16:00 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)