La sede policial está casi vacía; solo hay oficinas administrativas

Interior creará fideicomiso para vender la Jefatura de Montevideo

El Ministerio del Interior creará un fideicomiso para vender la sede de la Jefatura de Montevideo. Un grupo inversor pretende construir allí un megaemprendimiento. En este momento, la Jefatura de Montevideo está prácticamente vacía.

P. MELENDREZ / E. BARRENECHE

El director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Charles Carrera, informó a El País que la secretaría de Estado creará un fideicomiso desde el cual se gestionará la enajenación del edificio de la Jefatura y la construcción de la nueva sede a través de una licitación.

Carrera dijo que la creación del fideicomiso depende de la aprobación del Tribunal de Cuentas, que deberá pronunciarse sobre la legalidad y viabilidad del procedimiento propuesto por el Ministerio del Interior. Fuentes policiales indicaron a El País que el Ministerio del Interior pretende que los inversores que ganen la licitación se encarguen, además, de construir la nueva sede de la Jefatura capitalina.

Carrera confirmó que la Jefatura se trasladará a un predio policial en la avenida José Pedro Varela y Propios.

DESCENTRALIZACIÓN.En este momento, la sede de la Jefatura de Montevideo está casi vacía. Ya se inició el proceso de descentralización que permitirá su venta mediante licitación.

Los cambios se perciben a simple vista: es escaso el trajinar de policías por San José y Yi. En la vieja sede policial ya no funcionan el Departamento de Investigaciones (Hurtos, Delitos Complejos y Orden Público, entre otros), la Dirección de Seguridad (seccionales) ni los Grupos de Apoyo (patrulleros).

La reestructura de la Jefatura de Montevideo, que comenzó a aplicarse a principios del año pasado, dividió Montevideo en cuatro zonas y determinó la correspondiente fragmentación de esas tres reparticiones policiales. En este momento, en la Jefatura de Montevideo solo se encuentran las oficinas del jefe de Policía, del Estado Mayor y de los jefes de las zonas 2 y 3. Además, allí trabajan unas pocas unidades administrativas (Contaduría y Judiciales, entre otras).

El Ministerio del Interior ya fijó el traslado de las autoridades de la Zona 3 a unos contenedores ubicados dentro del predio de la Seccional 17ª. Los jerarcas de la Zona 2 aún no tienen destino.

En cambio, las oficinas de las jerarquías de la Zona 1 se encuentran en la Seccional 6ª y las de Zona 4 operan en la Seccional 19ª.

Cada zona tiene tres jefes. El tercero es el que se encarga de dirigir las investigaciones en la jurisdicción.

Para habilitar la venta de la sede de la Jefatura, las autoridades del Ministerio del Interior deberán reubicar los reclusos alojados en Cárcel Central en otros penales del Instituto Nacional de Rehabilitación.

VENTA.En octubre del 2011, un grupo de tasadores recorrió los pasillos de la Jefatura de Montevideo para fijar un valor inmobiliario de la sede policial.

La actual ubicación de la Jefatura, situada en pleno centro de la capital y a una cuadra de la avenida 18 de Julio, es poco funcional para el despliegue de unidades y el edificio ha quedado pequeño para las dimensiones actuales de la Policía montevideana, a juicio de las jerarquías policiales.

Un grupo inversor se mostró interesado en construir un megaemprendimiento en la sede policial. Entre las alternativas se han manejado un shop-ping, hotel o centro de convenciones.

Inaugurada en 1940, la sede actual de la Policía capitalina tiene una superficie de casi una hectárea en el corazón de Montevideo.

El edifico cuenta con cuatro pisos situados sobre la calle San José donde estaban ubicadas las reparticiones de Investigaciones, Dirección de Seguridad y otras unidades administrativas. En tanto, sobre la calle Yi hay varias oficinas donde funcionan los despachos del jefe de Policía, el subjefe, el coordinador y otras dependencias. Además, en la Jefatura se encuentra la Cárcel Central y existen celdarios vacíos del Departamento de Hurtos y Rapiñas y de otras unidades de Investigaciones.

Poco después de asumir en marzo de 2010, el propio ministro del Interior, Eduardo Bonomi, señaló que dentro de las líneas estratégicas de la cartera se manejaba el traslado de la Jefatura y del Cuartel Centenario de Bomberos por considerar que sus ubicaciones actuales eran poco funcionales para los cometidos de ambas instituciones. Bonomi dijo que podrían ser reubicadas en un inmenso predio que tiene la Policía detrás del Hospital Policial y señaló que desde allí, ambas unidades podrán desplegarse fácilmente hacia cualquier punto de Montevideo.

Los cambios en la Policía

La decisión de trasladar a la Jefatura de Montevideo y al Cuartel Centenario a un predio lindero del Hospital Policial es parte de un plan de descentralización armado por las jerarquías de la Policía. La intención de las autoridades es que las fuerzas tengan un rápido despliegue a través de las avenidas José Batlle y Ordóñez (ex Propios) y José Pedro Varela, además del poder de movilización que brindan los patrulleros distribuidos en cuatro zonas de Montevideo.

El traslado de la Jefatura y del Cuartel Centenario es una medida prevista para el mediano plazo, dijeron a El País fuentes policiales. El inmueble, de unas 10 hectáreas ubicado entre el Hospital Policial y la sede del Grupo Especial de Patrullaje Preventivo, está subutilizado. Allí funcionan algunas canchas de fútbol usadas por equipos juveniles y de niños. Según las fuentes, la descentralización de la Policía de Montevideo continuará avanzando. Dentro de este plan se encuentra la intención de que los oficiales superiores (inspectores mayores) dirijan los operativos en las calles y no solo se encarguen de supervisarlos como ocurría en el pasado. Es decir, antes el peso de la ejecución del operativo recaía sobre los comisarios y subcomisarios. Esta estrategia de "dirigir en el terreno" es aplicada por la Guardia Republicana. Su comandante, inspector principal Rovert Yroa, siguió in situ el operativo de seguridad de Peñarol y Defensor. No era la primera vez que lo hacía. Yroa también estuvo personalmente al frente del megaoperativo de seguridad de Nacional-Boca Juniors. En esa oportunidad se esperaba que los hinchas boquenses generaran incidentes antes y después del partido. Sin embargo, tras el partido no ocurrieron incidentes graves.

También hay cambios en la Dirección Nacional de Bomberos. Las autoridades de esa unidad decidieron trasladar los talleres del Cuartel Centenario a Capurro, donde hay unos diez vehículos en reparación. Eso alivianará el Cuartel, considerado chico por las jerarquías.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.