RUMORES

Se hicieron varias denuncias tras rumores de secuestro; Interior dice que "nada era cierto"

La Policía debió convocar a una reunión a los padres de alumnos de una escuela de Camino Maldonado para transmitir tranquilidad. Ayer, frente al centro educativo, hicieron una manifestación con carteles que decían "no más secuestros". Hubo denuncias, pero todas infundadas.

Gustavo Leal. Foto: captura de pantalla
Gustavo Leal. Foto: captura de pantalla


Ante la alarma generada por un mensaje que circula en las redes sociales refiriendo a un supuesto intento de secuestro a un niño de 5 años en la puerta de un colegio, el Ministerio del Interior informó que se trata de un rumor.

Por ese motivo, esta mañana realizaron una charla con los padres del Colegio Vedruna, ubicado en Camino Maldonado 6641, para transmitir tranquilidad.

La Policía sostiene que no hay existencia de denuncia alguna en la Seccional correspondiente a esa jurisdicción, al tiempo que las propias autoridades del centro educativo confirmaron que la situación jamás ocurrió. 

El jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez, dijo en rueda de prensa que "cuando suceden este tipo de cosas" debe ser habitual "que la Policía esté en contacto con la sociedad. Sobre todo cuando se genera este pánico entre los vecinos".

Pérez dijo que el motivo por el que estos mensajes se vuelven virales, "a veces puede ser con intenciones de desviar nuestro recursos. Provocan miedo, cortes de ruta, donde también creemos que puede haber intenciones de provocar enfrentamientos con los vecinos".

El sociólogo Gustavo Leal, que estuvo en la reunión del colegio, dijo que en función de la circulación del audio “ayer hubo una manifestación que se tornó algo violenta con una cartel que decía ´no más secuestros´” en la puerta del centro educativo. “Pero nada de eso existió, ni el intento de secuestro, ni nadie que se hiciera cargo de que a su hijo le hubiera pasado algo”, aseguró.

“Virilizaron el audio, convocaron marchas, pusieron en Facebook que había personas merodeando la zona”, pero no era cierto, agregó. 

Leal dijo que "en la Seccional 18 se presentó un señor que tiene una camioneta que se la fotografiaron ayer y se la presentó como la persona que estaba merodeando en la zona. Lo estaban acusando". 

Y agregó que "hoy en la Seccional 21 hubo otra denuncia de una madre que dijo que le intentaron secuestrar a la hija de dos años, que estaba jugando en la vereda. Dice que se acercó una camioneta y frenó. Se hizo la denuncia, se investigó, se localizó a la camioneta que es de un vecino que como vio a la nena sola frenó porque tenía miedo que la niña ingresara a la calle. La madre pensó que la camioneta le había intentado secuestrar a la hija".

"Tenemos que tener un uso responsable de las redes", dijo Leal.

El sociólogo señaló que "hay preocupación por los temas de seguridad en la población" y que "hay gente que de forma inescrupulosa divulga información". Mencionó como ejemplo el caso de Casavalle donde en las últimas semanas se aseguraba que habían copado la Seccional 17, "que generó una situación de pánico (...) en estos casos es clarísimo que hay una intencionalidad de grupos criminales de poder distraer a la Policía. En otros casos también hay intereses, a veces mezquino y hasta políticos, de personas que piensan que sembrando la inseguridad van a tener algún retorno. También  hay gente bien intencionada que divulga esta información porque le llegó de un conocido, por las dudas, por si es cierto".

Leal dijo que las imágenes que circulan son fotos de personas denunciadas en otros países.

Una de las imágenes es la de esta pareja, que supuestamente secuestra a niños en zonas cercanas a las escuelas.

Rumores sobre secuestros,
Esta es una de las fotos que circula por redes sociales.

Secuestros virtuales.

El mes pasado, el Ministerio del Interior advirtió acerca de una "nueva modalidad delictiva" contra personas vulnerables a las que se les intima a entregar sumas de dinero "a cambio de liberar a un familiar al que dicen tener secuestrado".

"Dos casos consumados y otras siete tentativas han disparado las alertas", agrega el ministerio. La artimaña "consiste en que la víctima recibe una llamada en su celular o teléfono fijo desde un número desconocido, y se les dice que tienen a su hijo secuestrado". En caso de que no realicen un giro de dinero, amenazan con hacerle daño.

"Para amedrentar a la víctima, utilizan distintas estratagemas como por ejemplo un audio grabado de una voz infantil llorando o diciendo papá, me van a hacer daño", informó el ministerio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)