AJUSTES DE PRECIOS Y PÉRDIDA DE MERCADO

El intendente llega de México y decide si aumenta el boleto

En líneas interdepartamentales y suburbanas ya rigela suba de los pasajes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Partes involucradas en el transporte quieren frenar la baja en las ventas del boleto. Foto: A. Colmegna

El deseo de no perder más mercado, la prevista eliminación paulatina de más puestos de guardas, y los centenares de trabajadores de la ex Raincoop que no han sido aún absorbidos por el sistema de transporte y se mantienen en el seguro de paro, son algunas de las variables principales que llevarían a no decretar un incremento del precio del boleto en este mes de septiembre.

Pero la palabra final la tendrá el intendente de Montevideo Daniel Martínez, quien hoy retorna de México. Mantendrá reuniones y definirá en las próximas horas.

Según dijo a El País TV el presidente de Cutcsa, Juan Salgado, técnicos de la Intendencia de Montevideo, de las empresas de transporte colectivo y de la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott) estuvieron negociando el ajuste.

Salgado subrayó que la caída de ventas de boletos en lo que va del año es de un 6%, y en los días de lluvia la baja de ventas representa el 30%, debido a que los empleados de la construcción no trabajan esos días.

El presidente de Cutcsa agregó que $ 20 de cada boleto son destinados a pagar salarios y afirmó que en marzo se volverá a plantear el problema de cómo hacer frente a la suba de sueldos.

Acerca del estado de la empresa, Ssostuvo que en algunos rubros de la paramétrica modelo que la Intendencia está poniendo arriba de la mesa se está por debajo de los costos calculados como promedio para todas las compañías y cooperativas.

"No tenemos excedentes o desbordes, ni personas de más y ya desde hace algún tiempo estamos haciendo todos los ajustes".

Proyectándose en el tiempo, Salgado aseveró que marzo está a la vuelta de la esquina pero se desconoce por ejemplo a cuánto va a cotizar el dólar, si se logrará detener la caída de la venta de boletos ni en que porcentaje incidirán los aumentos de salarios, que él prevé serán superiores a los recientes.

(El aumento salarial para el mes de septiembre que hoy comienza fue de un 3,15%. En marzo de 2016, los trabajadores del transporte tuvieron un ajuste de 3,75% en sus salarios).

"Ya tenemos que dar más pasos para trabajar ahí. No se termina este trabajo, es constante", afirmó Salgado.

Fuentes de la Intendencia informaron a El País que el interés de no variar el precio del boleto se mantuvo hasta último momento en el diálogo con empresarios y trabajadores.

Pero aún así no habría que descartar el mínimo aumento posible, es decir: $ 1.

Trabajadores.

Luis Aguirre, dirigente de la Unott, dijo ayer a El País que la Intendencia ya les comunicó que no habrá aumento del precio de ninguno de los boletos en el sistema urbano.

Según el sindicalista, quedó de la lado la necesidad del aumento de $ 1 manejado por algunos "cuando estaba todo muy verde, sin discutir, ni con los números sobre la mesa".

La próxima novedad concreta, a implementar —probalemente en noviembre— por parte de la Intendencia, será la masificación de la tarjeta STM.

El plan podría considerar sobre todo una rebaja del precio del boleto común a quienes adhieran al sistema de prepago, privilegiando el viaje único ante los boletos de dos horas.

Se tendería así a no recuperar parte del mercado perdido. De enero a mayo de 2016 se vendieron 6 millones menos de boletos, comparando con los 5 primeros meses de 2015. Y la caída continuó hasta hoy.

"Entre los trabajadores, las empresas y las autoridades de la Intendencia se buscaron todas las alternativas posibles para no subir el boleto, como ahorros diversos o hasta ajustar horarios. Nosotros hemos estado permanentemente en contacto con la gente de Transporte de la Intendencia para contener la suba, por lo menos en esta instancia", indicó el sindicalista de la Unott Luis Aguirre.

Boleto metropolitano.

De acuerdo a lo determinado por el Ministerio de Transporte, el precio del boleto suburbano subió desde hoy un 2.31% y el del interdepartamental un 2.27%.

Dentro de los límites del servicio urbano costará $ 44; hasta 32 kilómetros $ 55; hasta 40 kilómetros $ 65; hasta 52 kilómetros $ 73; y hasta 60 kilómetros $ 80.Eso es así en el llamado sistema de anillos metropolitanos, mientras que por los boletos carreteros se pagará $ 31(hasta 8 km), $ 35 (hasta 16 km), y $ 43 (hasta 24 km).

El precio mínimo para los jubilados será de $ 24; el del ómnibus DM1 (Diferencial Metropolitano a Zona Franca) vale $ 55 y el del LM1 (Local Metropolitano en Ruta 1) $ 28.

El último aumento fue en marzo: 3,78% en promedio.

Para Salgado hay que apostar a un crecimiento del mercado.

En El País TV, el presidente de Cutcsa Juan Salgado afirmó ayer que se trabajó seriamente para analizar el precio del boleto y que todas las partes deberán hacer un esfuerzo.

"La Intendencia tendrá que tomar su iniciativa, las empresas tenemos que apostar a que aumente el mercado y los trabajadores también tendrán unos ajustes naturales, pero la estabilidad va a estar".

En su momento Cutcsa fue un propulsor clave para la disminución de los guardas; el transporte urbano tiene ya un 50% de los coches sin guarda. Sobre el avance en ese proceso, Salgado enfatizó que debe estudiarse muy bien todos los recorridos porque hay algunos que no pueden cumplirse sin guarda.

Agregó no compartir la idea de que la eliminación de la figura del guarda sea hoy un elemento decisivo para contener la suba del boleto. En su opinión, vale más ahora mantener esos puestos de trabajo y no esperar a que mañana, cuando ya no existan guardas, los Consejos de Salarios terminen concediendo el dinero de sus sueldos a los conductores-cobradores. "Antes hay muchas cosas que pueden contribuir a abaratar el costo del boleto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)