Intendente de Río Negro pide aumentar la coordinación

La Intendencia repara las calles y OSE abre pozos

En Río Negro hay un reclamo que se repite en los barrios de cada ciudad o localidad. El estado de las calles va de mal en peor y la capacidad de respuesta está por debajo de la demanda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Muchas calles presentan un estado ruinoso pese a los arreglos. Foto: Daniel Rojas

A modo de protesta, los vecinos han cortado calles, han realizado marchas y hasta han instalado pintorescos carteles festejando el cumpleaños de alguno de ellos. En un caso el pozo se hizo tan grande y profundo que alguien colocó un cartel invitando a zambullirse "en la nueva piscina pública".

El intendente Jorge Gallo, responsabilizó a OSE por la permanente rotura de tendidos que se encuentran envejecidos. El ente asume pero no responde. Por decenas de calles, el agua potable discurre a partir de roturas de caños subterráneos y permanecen hasta semanas enteras sin repararse. Entre el descuido oficial por un recurso finito y el estado del pavimento, no hay un solo día en que la gente no deje de quejarse a través de los medios locales y las redes sociales.

"La reunión con los representantes de la regional y la oficina técnica, tuvo dos objetivos. El primero fue expresarle la preocupación por tantas roturas que se constatan a diario en todo el departamento, lo que nos impide cumplir con la tarea de tapar los baches que cada vez son más importantes porque no se puede trabajar hasta que no se repare la pérdida", indicó Gallo.

"Por otro lado hay que reconocer que muchas calles están en mal estado no por culpa de OSE, sino por el transito que ha aumentado sumado al hecho de que el tratamiento no ha sido acorde a la circunstancias", reconoció el jefe comunal.

Gallo advirtió que un relevamiento realizado arrojó que el 90% de las roturas de calles "se deben a pérdidas de OSE y eso es fácilmente comprobable". Los técnicos del organismo "reconocieron que no dan abasto con el problema de roturas y que están abocados al cambio de redes. Nuestras necesidades van más rápido que las posibilidades de ellos".

Además, desde la intendencia se pidió mejorar la coordinación de trabajos a partir de una planificación en conjunto. "Tenemos un ambicioso plan para recuperar pavimentos en Fray Bentos, Young y otras localidades, pero no nos animamos a hacerlas por temor a que se repita lo que ocurrió en Nuevo Berlín. Allí, se hicieron 10 cuadras a nuevo pero a la semana OSE hizo el cambio de línea y destruyó todo".

"OSE no paga la destrucción total (del pavimento) solo los metros cuadrados dañados, pero tuvimos que volver a conformar la calle y eso tiene un costo muy importante", señaló.

Hormigón: caro pero eterno

En la década de 1940 el intendente de la época, Guillermo Ruggia, construyó unas 80 cuadras de hormigón en el radio céntrico de la ciudad de Fray Bentos. Esas calles perduran hasta nuestros días y sin mayores inconvenientes. En otras ciudades del interior se hicieron planes similares que no se repitieron por su alto costo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)