LIMPIEZA PODRÍA TERMINAR EN POCOS DÍAS

Intendencia limpia basural en Tres Ombúes Nuevo

Los “dueños” de la basura se resisten a las tareas de limpieza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Así estaba el terreno en Tres Ombúes antes del operativo de limpieza. Foto: F. Ponzetto

El basural del barrio Tres Ombúes Nuevo, ubicado al final de la calle Carlos Tellier, comenzó a ser levantado por personal de la División Limpieza de la Intendencia. Hasta ayer, los funcionarios habían trasladado más de 20 camiones de desperdicios, pero aún les queda mucho trabajo.

De esta forma, la comuna reaccionó a una nota sobre el tema difundida por El País en su edición del 9 de julio.

Los trabajos de limpieza se están desarrollando frente a la "resistencia" de un grupo de recolectores que realiza la clasificación de la basura en el lugar, según dijo a El País Oscar Caputi, director de Limpieza de la Intendencia.

"Ya comenzamos a limpiar pero tenemos una resistencia de los vecinos que viven en el asentamiento que está atrás. Esperamos poder limpiar todo el lugar", afirmó el jerarca.

El basural se encuentra ubicado al lado de un complejo habitacional del Banco de Previsión Social (BPS) y muy cerca de un grupo de viviendas de vecinos que nada tienen que ver con la clasificación.

La decisión de hacer la limpieza llegó tras varias denuncias. La presencia de ratas, moscas y una jauría de unos 30 perros hace que la vida en el lugar sea insoportable. Además, cada poco tiempo se incendia el basurero y pone en riesgo las casas precarias construidas por los propios clasificadores para vivir con sus familias.

"Estamos limpiando nosotros porque es un terreno público, el basural se forma por la clasificación de los residuos en el lugar. Es un problema como tenemos en tantos asentamientos de Montevideo. Los hurgadores llevan la basura para ahí, clasifican en el lugar y van apilando el descarte", dijo Caputi.

Los funcionarios de la comuna estiman que el basurero desaparecerá antes de la semana próxima. Todo depende de la cantidad de residuos que se pueda retirar.

Hace un año, funcionarios de la Intendencia pasaron una máquina retroexcavadora por el basural y cargaron unos cincuenta camiones de basura. Adriana, una vecina del lugar, dijo que ya no puede abrir las ventanas.

Mario Coimbra es un jubilado de 65 años que se ocupa de limpiar un camino improvisado en medio del basural. Con un rastrillo, cada día mueve la basura para dejar libre un espacio por donde ingresen sus hijos que viven al fondo del terreno.

Si el hombre no realiza ese trabajo, no podrían ingresar las ambulancias o los carros tirados por caballos, el vehículo más usado en la zona. Hace tres semanas ocurrió un incendio en ese lugar y los Bomberos no pudieron entrar.

Nueva invasión de roedores

La presencia de roedores era una constante mientras no se hacía la limpieza. Ahora al movilizar la basura acumulada las ratas salieron para distintos lugares. No obstante, a pesar de las complicaciones, los vecinos no se quejan, de acuerdo a lo que comentó a El País Graciela, una de las denunciantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)