Los recursos para Montevideo hasta 2020

Intendencia insiste en Fondo Capital

En el presupuesto las prioridades son la basura, el transporte público y obras de vialidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los jerarcas Nopistch, Voelker y Curuchet presentando el presupuesto. Foto: F. Ponzetto

En el presupuesto quinquenal de la administración del intendente Daniel Martínez se insiste con el Fondo Capital por US$ 250 millones, a un punto tal que se establecen los repagos correspondientes para los cinco años.

Autoridades del gobierno departamental encabezadas por el intendente interino Oscar Curutchet presentaron ayer ante la Junta Departamental el proyecto de presupuesto 2016-2020, que desde el martes 12 será analizado por la comisión permanente de la Junta Departamental.

La idea de la administración Martínez es ir bajando el déficit de $ 2.500 millones aproximadamente un 15% aunque se admite que no será eliminado. Habrá conformidad si no se aumenta. "No sumamos déficit al acumulado que ya tenemos", explicó el director Financiero de la comuna, Juan Voelker.

Las prioridades serán el saneamiento (basura), movilidad (transporte público), vialidad y desarrollo sustentable y ciudades inteligentes.

En materia de remuneraciones, se asignará el 42% del total de recursos, algo menor que en la administración de Ana Olivera que era del 46,6% sobre el total del presupuesto.

Voelker dijo además que el presupuesto presentado "incluye el repago previsto del Fondo Capital en su tamaño original", unos US$ 250 millones por 20 obras.

El jerarca explicó que, si bien el último acuerdo alcanzado entre el intendente Martínez y el líder de la oposición Edgardo Novick restringió el proyecto a US$ 94 millones para cinco obras, la comuna quiere "demostrar que el presupuesto puede ser equilibrado" aún invirtiendo US$ 250 millones.

Los gastos de funcionamiento, que serán el 27% del total del presupuesto, con un aumento del 7% respecto a lo pautado en 2014, son muy parecidos a los del quinquenio anterior pero con variaciones hacia el interior.

Las inversiones en los cinco años rondarán los US$ 900 millones (29% del total) que es un 40% superior a la del quinquenio anterior, lo que da unos US$ 180 millones anuales incluyendo todas las fuentes de financiamiento disponibles.

Voelker explicó que las inversiones tendrán cuatro formas de financiamiento: fondos propios de la Intendencia, acuerdos con el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Capital y un fondo que se está elaborando con el Poder Ejecutivo a raíz de partidas adicionales en el Presupuesto Nacional.

La idea de Voelker es ir hacia un presupuesto equilibrado, con déficit 0. "Apuntamos a comenzar en 2016 con un presupuesto equilibrado, lo que supone un gran desafío", dijo tras la presentación formal en el local de la calle 25 de Mayo.

Habrá recortes en áreas como transportes contratados, servicios de limpieza internos, consumos de agua. Hay áreas en que se puede ahorrar entre 5% y 15%, explicó.

Con respecto al pedido de Adeom de presupuestar a mil funcionarios, la Intendencia realizó una contrapropuesta: en 2016, 2017 y 2018 se presupuestaría a unos 600 funcionarios, pero no más. Y menos hacerlo de una sola vez. "En 2016 el presupuesto se basa en no ingresar personal, o solamente algunos cuadros técnicos", explicó el director Financiero.

Como parte de un plan de recorte en todas las áreas, Voelker explicó que las horas extra bajarán un 30%.

En lo atinente a los ingresos que tendrá el gobierno departamental, el 86% está compuesto por la patente de rodados, la contribución inmobiliaria, la tasa general municipal y la tarifa de saneamiento.

Voelker sostuvo que en los últimos años la comuna realizó varias inversiones combinando financiamiento presupuestal y de organismos internacionales. Por ejemplo, indicó que la inversión promedio anual ejecutada entre 2010 y 2014 fue de $ 3.648 millones, el 73,4% de la cual se financió con fondos propios y el 26,6% restante con préstamos otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Reacciones.

La oposición ya comenzó a cuestionar algunos contenidos del presupuesto departamental, aunque formalmente recién lo conocerán el martes 12. El edil nacionalista Diego Rodríguez declaró su sorpresa porque "se dice que será un presupuesto austero pero se insistirá con el Fondo Capital. Esperemos que se cumplan las necesidades básicas de los ciudadanos, como la basura".

A su vez, la edil Graciela Villar, referente de la bancada del Frente Amplio en la Junta, dijo a El País que se tratará de "un presupuesto sumamente austero que contendrá fuertes recortes en áreas que no son sustantivas, es un presupuesto de shock".

El edil Eduardo Lucas, del Movimiento de Participación Popular, preside la comisión permanente de la Junta Departamental y ya adelantó que convocará a sesión el martes 12 para darle entrada al proyecto de presupuesto.

La distribución del último año.

En el año 2014, la intendencia de Montevideo gastó US$ 306 millones en salarios, el 46,4% de la recaudación total. En gastos de funcionamiento la erogación alcanzó a los US$ 175 millones, el 28,4% de la recaudación. Y en inversiones se volcaron US$ 145 millones (el 22,2%). En 2014 tuvo una recaudación de US$ 653 millones, un promedio diario de US$ 1.815.259.

LA COMUNA Y EL SINDICATO.

Ida y vuelta de la dura negociación.

El presupuesto se presenta en un momento en el que la Intendencia y el gremio de municipales Adeom se encuentran distantes en la negociación de un nuevo convenio laboral. La edila oficialista Graciela Villar dijo que las remuneraciones de los municipales son dignas y que antes de que el Frente Amplio llegara a conducir la Intendencia, los funcionarios "eran el último orejón del tarro". La edil relativizó la conflictividad. "En momentos de discusión del presupuesto, siempre hay conflicto. Hay que manejarlo y nosotros apuntamos a la negociación", señaló Villar. De acuerdo con el contenido del presupuesto y el mensaje que dio el gerente Financiero Juan Voelker, la idea del intendente Daniel Martínez es que la Intendencia llegue a un déficit cero en dos años para lo que se abatirán 30% las horas extras y 15% los gastos de funcionamiento, según declaró el jefe comunal en una entrevista con El País. La Intendencia, cuantificó Martínez, necesita recortar gastos en alrededor de $ 700 millones. También señaló que no puede estar permanentemente en situación de déficit. El sindicato y la Intendencia volverán a negociar el próximo 18. En esa instancia, la administración hará una propuesta escrita a Adeom y planteará una cláusula que supone que lo que se acuerde en el convenio caerá si se produjera una merma en la recaudación de la comuna. La bancada de la Concertación buscará reunirse con Adeom para conocer sus pretensiones, e insistirá en que la Intendencia y los trabajadores asuman "compromisos de gestión".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)