Álvaro Soto

"En la Intendencia hay salarios faraónicos de directores y asesores"

El secretario de Finanzas de Adeom afirmó que "Martínez va a hacer una hipoteca de los ingresos".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sindicalistas: Aníbal Varela junto a Álvaro Soto. Foto: L.Carreño.

—La Intendencia dice que los salarios municipales son altos en comparación con la actividad privada y que los funcionarios perciben muchos beneficios adicionales.

—Hay cosas que dicen absolutamente falsas, intencionalmente falsas. No pedimos aumentos automáticos para todos los escalafones. En la Intendencia hay salarios "faraónicos" de asesores y directores. El intendente contrató a un fotógrafo. Es una osadía que hablen del que sale todos los días a trabajar. A ellos no les llegan los insultos y agresiones que le llegan a los municipales. Hay subsidios para los exalcaldes. (Ana) Olivera dijo que entregaba la casa en orden. Pero hay un déficit de $ 700 millones cuando hubo una baja del peso de la masa salarial del 53% al 48%. El desequilibrio, en momentos de recaudación histórica, no se explica por el "rubro 0" (remuneraciones). Por eso pedimos en la asamblea de Adeom que se investigue. El ajuste y el recorte no es una salida. Además hay que tener en cuenta que en el interior del país el alumbrado público lo da UTE y el saneamiento OSE. En Montevideo hay proporcionalmente menos trabajadores municipales y la comuna da más servicios. Y hay trabajadores que perciben $ 20.000 cuando un alquiler cuesta $ 11.000 o $ 12.000.

—¿Por qué insisten en la presupuestación de más de 1.000 personas?

—No tienen estabilidad. Su situación es precaria. No es un problema de dinero porque a la Intendencia no le representaría nada. Pero, por ejemplo, en la orquesta filarmónica hubo compañeros que tras ocho años de trabajar e ingresar por concurso, debieron volver a hacerlo para una cantidad menor de cargos. Algunos perdieron su empleo. Y hay compañeros que hace 20 años que están contratados.

—¿Qué creen que está pasando con la división Limpieza?

—La dejaron decaer durante décadas. Está en colapso. El problema de la limpieza es endémico. Hay menos de 50 camiones para 12.000 contenedores. En las fiestas hay por lo menos 35% más de basura. Se podrían haber alquilado camiones, pero operarlos con trabajadores municipales. No se hizo y eso es plata para terceros. Hay un afán privatizador. Se subsidia así a empresas privadas. Y se cortaron las extensiones horarias en el sector Limpieza. Además, hay una batalla titánica por la seguridad. Tuvimos un muerto (en la Usina 3) porque no se tapó una fosa que tenían que cerrar y nunca cerraron. Además hay obras que no son prioritarias como el Corredor Garzón que iba a costar US$ 50 millones y costó US$ 120 millones. No hay control de los vecinos. Con el Fondo Capital reducido (que puede llevar a uno más grande) hay una parasitación de los tributos. Martínez va a hacer una hipoteca de los ingresos. Así no va a desaparecer ningún déficit.

—La Intendencia planteó esta semana que lo que se acuerde en el convenio caería si merma su recaudación.

—Cuando hacen un convenio con los privados no hay ninguna cláusula que tenga que ver con los ingresos de la Intendencia porque sabe que le hacen un juicio y se lo ganan. No aplican esa cláusula a los contratistas. En 2002 nuestro abogado ganó un juicio a la Intendencia para que respetase el convenio, aplicando el derecho privado, que establece que el Estado no puede dejar de cumplir sus obligaciones.

—Al contribuyente le puede llamar la atención que en la Intendencia se paguen partidas por "asiduidad".

—Fue la administración la que optó por esa figura. Fueron ellos los que la inventaron. Lo quitaron para las embarazadas y para los enfermos crónicos.

—Después de la ocupación del despacho del intendente Martínez en diciembre y de que las discrepancias hayan quedado tan claramente planteadas, ¿cómo quedó la relación con la Intendencia y qué perspectivas de acuerdo hay?

—No es un problema de enojarse o no. Lo que hay son intereses distintos. Nosotros aspiramos a un convenio a cinco años. Estamos bastante distanciados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)