CONFLICTIVIDAD SINDICAL

Instituto de Ucudal le ve poca viabilidad a planteos de estatales

Su director dice que los sindicatos reclaman porque “es ahora o nunca”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gobierno cree que el déficit es la única variable que no logró alinear. Foto: Archivo

Los sindicatos estatales saben que la Rendición de Cuentas será la última oportunidad durante este gobierno de conseguir recursos adicionales y por eso redoblan la presión. Pero el margen de maniobra del Ejecutivo es escaso y difícilmente obtengan logros sustanciales, entiende Juan Manuel Rodríguez, director del Instituto de Relaciones Laborales de la Universidad Católica.

"El gobierno se pone en una tesitura de que el déficit fiscal es la principal variable macroeconómica que no tiene controlada. Esta es la postura que explica su actitud. Las posibilidades de logros importantes (por parte de los sindicatos) para mí son muy reducidas", advirtió Rodríguez, que ha sido asesor de sindicatos y jerarca del Ministerio de Industria.

Para Rodríguez, si bien es habitual que los sindicatos presionen en estas instancias "lo parcialmente novedoso es que comiencen los conflictos sin que se sepa si el presupuesto es negativo para los trabajadores (...) El gobierno va a tener una actitud bastante firme", avisó. "Si otorga mayores gastos va a ser visto negativamente por los consultores y los sectores privados", consideró.

Desde el punto de vista de los gremios, "razonablemente el movimiento sindical está diciendo: ahora o nunca, después podemos conseguir algo, pero será ínfimo", explicó Rodríguez.

En el sector privado la situación es bien distinta porque la mayoría de las negociaciones salariales en curso (hay unos 30 en marcha) se está realizando sin mayores dificultades debido a la desaceleración de la inflación.

"El año pasado el movimiento sindical decía que iba a haber pérdida salarial y no hubo. Este año la inflación es más reducida y las pautas son las mismas. ¿Cómo fundamentar que va a haber caída del salario real? Básicamente las pautas fueron aceptadas. Y por eso la conflictividad en el sector privado es muy baja. Ningún sindicato salió a la prensa salvo el de la industria de la carne", señaló Rodríguez.

Es muy pronto para vaticinar qué ocurrirá en las rondas de Consejos de Salarios de 2018 cuyo nivel de conflictividad dependerá del nivel de la inflación.

Para el analista, no tienen mayor sustento las críticas de los sindicatos estatales reunidos en COFE al sistema de negociación colectiva en el sector público (el sindicato pedirá que el asunto sea analizado por técnicos de la Organización Internacional del Trabajo que vendrán este año a Uruguay).

"En los municipios hay muy poquitos convenios existentes pero, ¿en algún momento fue distinto? En COFE, cualquiera que tenga una perspectiva histórica, sabe que no había negociación. Existían reuniones donde el Poder Ejecutivo informaba el aumento. Se puede decir que lo de hoy es poco, pero es más que lo que existió históricamente", opinó.

Para Rodríguez, una tendencia que debería recibir más atención es la del empleo (el desempleo llegó en marzo al 9%, el nivel más alto desde setiembre de 2007). "Mi impresión es que esto es una tendencia que se puede llegar a profundizar, de acuerdo a lo que está pasando en el mundo con la automatización. Estamos en el inicio de una revolución tecnológica que implica un cambio en todas las reglas de juego y no tendrían que asombrarnos cifras así, aunque ahora este tema en Uruguay no está en la agenda de los partidos. El mundo sigue andando y la Unión Europea y sus miembros tiene partidas grandes para actualización tecnológica", comentó.

Obreros de IVESS custodian maquinaria.

Una veintena de trabajadores de la empresa Ivess está custodiando los bienes de la empresa para asegurarse el cobro de sus créditos laborales. La empresa dejó de fabricar en diciembre y se presentó a un concurso que fue rechazado por el Poder Judicial por defectos de forma, informó a El País el dirigente de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB). La empresa elaboraba agua con y sin gas y el pomelo Sip. Los trabajadores estudian ahora la posibilidad de un proyecto de autogestión para lo cual el sindicato ha dialogado con el Fondes-Inacoop. "No sabemos por qué se decidió cerrar la empresa y presentarse a concurso recién en mayo", señaló. La planta de la empresa estaba en excelentes condiciones cuando dejó de funcionar en diciembre pasado, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)