LAS VERSIONES DIFIEREN

Inspectores de DGI se culpan por los Stones

Los descargos de un supervisor de inspectores y uno de sus subalternos, en el marco de una investigación por el pedido de entradas a los organizadores del recital de los Rolling Stones, se contradicen. Desde el sindicato dicen que se trata de un hecho aislado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fachada de DGI. Foto: L. Carreño

El subalterno afirmó que pidió las entradas porque su jefe se lo pidió. El jerarca, quien hizo toda su carrera en el organismo, lo niega. Ambos están separados del cargo por el sumario que se instruye para determinar en qué circunstancias pidieron siete entradas dobles VIP (a un costo de 21.500 cada una) a los organizadores del recital de la banda inglesa, que se llevó a cabo el pasado 16 de febrero. Los organizadores se negaron a aceptar la exigencia del inspector y presentaron la denuncia ante la DGI. El código de ética del organismo impide a sus funcionarios recibir o aceptar beneficios de terceros, así como deben rechazar cualquier regalo o servicio que pueda afectar su imparcialidad.

El diputado Marcelo Bacigalupi (Partido Nacional), estimó que el inicio de sumarios a dos inspectores por parte de DGI, porque pedir entradas es un hecho "muy grave" que el organismo debe aclarar y llevar "hasta sus últimas consecuencias" para "preservar la imagen de imparcialidad y objetividad de su cuerpo de inspectores". "Me parece que esta es una situación poco clara; básicamente se habla de dos personas involucradas pero no se comprende cómo es posible que dos personas hayan solicitado más de media docena de entradas, más aún cuando su régimen de exclusividad y los cargos que ocupan les permiten percibir un buen salario. Es raro que alguien lo arriesgue por entradas", dijo.

"La DGI es muy importante y la situación que se ha instalado debe ser aclarada porque las dudas son muchas y se debe actuar sobre todos los que actuaron, los que lo hicieron materialmente y los que ordenaron hacerlo", afirmó Bacigalupi.

Desde la Asociación de Funcionarios de Impositiva (AFI) se indicó a El País que se trata de "un hecho aislado" que no representa el "compromiso ético" con el que trabajan a diario.

En un comunicado emitido el pasado jueves, los gremialistas aseguran que el sumario iniciado "no involucra a ningún inspector" y se encuentran a la espera de los resultados del mismo.

Comunicado de AFI

Ante los trascendidos de prensa del día de hoy, en el cual se hace referencia a que inspectores habrían solicitado entradas para el concierto de los Rolling Stones realizado en febrero pasado, la Asociación de Funcionarios de Impositiva manifiesta lo siguiente:

1º. Los funcionarios de DGI desde julio de 2005 se encuentran en un régimen de dedicación exclusiva el cual se encuentra regulado por el Decreto 166/05 de 30 de mayo de 2005.

2º. En la norma referida se constituye una unidad de Auditoría Interna que dentro de sus competencias tienen bajo su responsabilidad el control del régimen de trabajo en DGI, unidad que actúa en forma inmediata ante cualquier incumplimiento de las condiciones establecidas en el régimen de trabajo.

3º. Los funcionarios de DGI han demostrado desde siempre su compromiso con la Institución, con el sistema de trabajo vigente, cumpliéndose además con las metas presupuestales de recaudación desde que se realizó la reestructura de DGI en 2005 hasta la fecha;

4º. El compromiso ético de los funcionarios de DGI con la Institución así como con todos los ciudadanos ha sido y es de honestidad, siendo conscientes que con nuestro trabajo se financian la mayor parte de las políticas públicas de nuestro país;

5º. Respecto al hecho mencionado en la prensa, se aclara que existe un proceso de sumario iniciado, el cual no involucra a ningún inspector. Nuestro sindicato está a la espera del resultado del sumario, del cual surgirán los hechos que pudieron existir sobre el tema en cuestión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)