INGENIO PARA BAJAR LA VELOCIDAD

El "inspector Riquelme" se hace respetar en el barrio

Vecinos colocaron un muñeco para hacer bajar la velocidad en una esquina muy transitada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Riquelme, el inspector hecho de polyfom en la zona de Belvedere. Foto: M. Bonjour

Riquelme luce gruesos bigotes y anteojos oscuros. Lleva un uniforme de inspector de tránsito, un poco maltrecho, y siempre está parado en la esquina de Santa Lucía y Villavicencio, en Belvedere. No se mueve pero mira con atención hacia Santa Lucía.

Su corazón insobornable está hecho de polyfom, al igual que el resto de su cuerpo. Los automovilistas lo ven de lejos y bajan la velocidad, se colocan el cinturón, esconden el celular y hasta lo saludan con la mano. El inspector Riquelme mantiene sus brazos cruzados sobre el pecho y no se mueve, salvo que sople el viento.

Nicolás Pilo es el padre del muñeco Riquelme y tiene una pinturería en la esquina de Santa Lucía y Villavicencio. Los martes funciona una pequeña feria en el lugar y los vehículos que toman Santa Lucía mantienen su ritmo vertiginoso poniendo en riesgo a los vecinos.

Felizmente, no se han registrado siniestros fatales en esa esquina pero los vecinos advierten un peligro latente en la concurrida esquina del barrio.

"Acá no hemos tenido accidentes graves pero hubo casos en que los autos pechan a la gente. Tenemos una feria a la que viene mucha gente mayor con problemas de desplazamiento. También hay muchos niños que circulan hacia escuelas y colegios del barrio", destacó Nicolás.

En un primer momento, el padre de Nicolás pensó que con un cartel con la leyenda "despacio feria" iba a restringir un poco la velocidad. Puso un cartel en la calle pero no funcionó.

Fue así que su hijo decidió aplicar la técnica del polyfom que aprendió en su trabajo como utilero del conjunto carnavalero Momosapiens. Hizo una figura humana, con un prominente abdomen, y lo vistió como inspector de tránsito.

Hace tres meses los Pilo sacaron al muñeco inspector y lo colgaron un rato sobre una columna. De inmediato observaron que la idea funcionaba. Vieron que los vehículos bajaban la velocidad, lo que permitía a los vecinos cruzar la calle con menos riesgos.

Desde entonces, el muñeco se ocupa de detener los peligrosos impulsos de los conductores que van por Santa Lucía.

El nombre.

Un martes apareció una camioneta repleta de inspectores de tránsito de la Intendencia de Montevideo. Los Pilo estaban en la vereda mirando las reacciones de la gente. Nicolás vio que los municipales se detenían y creyó que su idea había llegado al final. Sorprendidos, los funcionarios observaron al muñeco y lo evaluaron detenidamente.

"Creí que se me veía la noche pero se mataron de la risa".

—Es igualito a Riquelme— dijeron los inspectores, aludiendo al parecido que tenía con un funcionario de la Intendencia de Montevideo.

"De ahí le quedó el nombre al muñeco", contó Nicolás. Los Pilo desconocían la existencia de un funcionario con ese nombre por lo que no se inspiraron en él para hacer el muñeco, aclaró Nicolás a El País.

Tras evaluar el funcionamiento de su creación, los Pilo resolvieron utilizarlo únicamente los días de feria para "no generar acostumbramiento", explicó el comerciante.

Los vecinos no esperan que la Intendencia envíe un inspector de tránsito que se pare todos los días en la esquina. Lo que sí les gustaría es ver que, de vez en cuando, algún inspector de carne y hueso tome el lugar de Riquelme. De esa forma el efecto del acostumbramiento no se sentiría, indicaron.

"Con todo esto entendí la importancia de los inspectores de tránsito y que los uruguayos somos hijos del rigor. Hasta que no vemos a alguien que nos haga doler no hacemos las cosas. Si no está el inspector, no paro", afirmó Nicolás.

Una técnica de carnaval en la calle.

Nicolás Pilo es uno de los utileros del grupo carnavalero Momosapiens y tiene una pinturería. Un día del año 2004 lo invitaron a trabajar en el grupo y allí comenzó a aprender la técnica del polyfom que se aplica para representar personajes. A fines de marzo pasado resolvió hacer su propio inspector de tránsito, fue subiendo los avances de la obra en las redes. Riquelme duerme en el depósito de la pinturería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)