REFINERÍA DE LA TEJA

Industria busca transar con el gremio de Ancap

La cartera acepta incrementar las guardias en La Teja.

Refinería de Ancap.
Continúa la larga pulseada entre el gremio y Ancap. Foto: Archivo El País

El gobierno, muy preocupado por la demora en la reapertura de la refinería de La Teja, acelera las tratativas para llegar a un acuerdo con el sindicato que está demorando la vuelta a la operativa y le propuso básicamente "partir la diferencia" para terminar de una vez con un problema que le genera costos extras a la empresa pública.

El sindicato reclama que haya guardias mínimas de 54 persona y el directorio de la empresa cree que alcanza con 42. El ministerio le propuso ayer al sindicato 47. El ofrecimiento se hizo en forma verbal pero el sindicato pidió luego que se hiciera en forma escrita, explicó a El País, Gerardo Rodríguez, dirigente del sindicato. Hasta la noche de ayer eso no había ocurrido. Además, el sindicato quiere que se deje claro que se trata de una dotación permanente y no transitoria como establecía la oferta original. La propuesta del ministerio será analizada el lunes en asamblea por el sindicato.

Transcurre así otro capítulo de la agotadora pulseada que ha mantenido este año el sindicato con el directorio, el cual advirtió esta semana que, en un momento en que sube el precio del petróleo, la demora de 4 meses en la reapertura de la refinería le está generando costos extras (US$ 1 millón por semana).

Rodríguez dice que la ministra de Industria, Carolina Cosse, se ha avenido a estudiar las propuestas del sindicato y terminó entendiendo que se necesita más personal pero que es el directorio el que demora un acuerdo. "El ministerio siempre ha buscado una solución pero Marta Jara (presidenta de Ancap) llegó hace dos días y dijo "nos mantenemos en la resolución del 12 de junio" que reducía las guardias de 54 a 42 personas. Una (Cosse) escuchó nuestras argumentaciones pero con el Directorio no tenemos posibilidad de cambiar por más argumentos que presentemos", dijo Rodríguez. También señaló que los trabajos de mantenimiento en la refinería debieron hacerse hecho hace dos años "pero se hizo cuando la refinería estaba en el piso por ineficiencia de la gestión", acusó. Según Rodríguez, "es una mentira que está instalada en la sociedad" que el sindicato es culpable de la demora en la reapertura y que desde el comienzo se supo que era "imposible" que la refinería reabriese el 1º de junio como estaba originalmente previsto. "Se intenta matrizar que somos los responsables del retraso. La disponibilidad mecánica de los equipos era muy baja. Había muchas tareas pendientes que no se hacían y menos mantenimiento del que se debía", señaló.

El directorio señala que actúa "coordinadamente" con el ministerio y que no se cerrará un acuerdo sin su aval. Los trabajos de mantenimiento en Ancap comenzaron el 1º de febrero y tendrían que haber terminado el 1º de junio. Mientras la refinería permanece inactiva se debe importar combustible, algo que según Ancap, resulta más caro. El sindicato se opuso a los cambios en el servicio médico de Ancap y eso ya motivó un largo conflicto este año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)