PARTIDO INDEPENDIENTE

Los independientes confían en llegar a definir la elección

El partido proyecta a Mieres y al espacio socialdemócrata.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bancada: la dirigencia está analizando la realidad actual. Foto: D. Borrelli

Los "cambios cualitativos" que advierte en el escenario político el Partido Independiente (PI) colocan al espacio socialdemócrata, que ellos están potenciando, con chances ciertas de llegar a una eventual segunda vuelta electoral en los comicios nacionales de 2019. "No es nada descartable", dijeron a El País fuentes del sector que hoy tiene a un líder, el senador Pablo Mieres, con niveles de proyección auspiciosos en la opinión pública según las últimas encuestas.

Según el análisis que se hace en el Partido Independiente, ellos vienen visualizando un escenario electoral bien diferente al de 2014. Observan, por ejemplo, al Frente Amplio con una caída importante con respecto al comportamiento inter electoral pasado (entre 2010 y 2015), según muestran las encuestas. Y al Partido Nacional manteniendo su electorado respecto a las últimas elecciones, con un comportamiento previsible pero sin un crecimiento a la vista, dijeron los informantes.

El escenario se completa con la caída del Partido Colorado, no advirtiéndose por ahora cuál será el impacto de la renuncia a la candidatura presidencial del senador Pedro Bordaberry en el comportamiento electoral de 2019. "Era la primera referencia colorada", explicaron los voceros. Tampoco dejan de lado el surgimiento de Edgardo Novick y el Partido de la Gente, sobre lo cual creen que aún no hay condiciones para evaluar su desempeño electoral. Hoy, los independientes notan una "transferencia" de votos colorados hacia esa nueva opción.

Por eso, consideran que el desarrollo de un polo socialdemócrata tiene relevancia. Ponen atención a dos encuestas recientes que señalan que tanto Mieres, presidente del PI, como el intendente frenteamplista Daniel Martínez, son las figuras de mayor proyección por su nivel de aceptación en la ciudadanía.

Evaluaron que a Mieres lo ha ayudado bastante la visualización que tiene ocupando una banca en el Senado y presentándose como la bisagra entre oficialismo (15 votos) y oposición (15 votos). Mieres es el voto 31 del plenario.

Con ese panorama a la vista, en el Partido Independiente se cree que en el polo socialdemócrata, la proyección de la figura de Mieres "puede convertirlo en el candidato de la oposición con más posibilidades de captar, por ejemplo, el voto de los desilusionados frenteamplistas". El partido quiere unir en el polo socialdemócrata a wilsonistas, batllistas y a los desilusionados del Frente, explicaron los informantes.

Advierten que esta propuesta coincide con la situación en que se encuentran los sectores moderados del Frente Amplio, que "han perdido terreno". Ellos visualizan la situación de Danilo Astori, que hoy aparece en un lugar relegado en las encuestas y con "una perspectiva incierta" sobre su futuro al no confirmar si será candidato a la Presidencia en la interna oficialista.

Así, el espacio socialdemócrata confía en sus posibilidades de llegar a la definición electoral. Si bien reconocen que aún hoy no se puede saber cómo reaccionarán los votantes en un eventual espacio dividido en tres agrupamientos con posibilidades ciertas (el Frente, el Partido Nacional y el polo socialdemócrata), los independientes evalúan que la figura de Mieres puede resultar "menos resistida" que la de Luis Lacalle Pou para los votantes frenteamplistas disconformes con la izquierda.

Los dirigentes del Partido Independiente han venido manteniendo reuniones con cierto nivel de reserva con sectores de distintos partidos de oposición para explorar la conformación del polo. El año 2018 será "clave", adelantaron a El País los informantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)