Informe del forense aportó el dato que la mató una mujer o un adolescente

Indagatoria apunta a allegados a familia de la madrina de Lola

La principal hipótesis que manejan los investigadores del caso de la adolescente argentina Lola Chomnalez, asesinada cerca de Valizas el 28 de diciembre, es que los homicidas son allegados a la familia de la madrina de la joven y que el hecho que derivó en su muerte podría tener vinculación con el consumo de marihuana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los padres de Lola llegando al Juzgado Penal de Rocha. Foto: R. Figueredo

Aun así no se descarta la posibilidad de que haya sido un robo común, dijeron las fuentes del caso consultadas por El País.

Los investigadores saben que la adolescente consumía marihuana y tienen elementos para pensar que cuando anunció que salía a caminar fue para comprar esa sustancia. Sospechan que en el camino surgió un problema con otros adolescentes y ese problema pudo derivar en su muerte aunque no actuaron con premeditación.

Esa hipótesis coincide con las conclusiones del informe que realizó el médico forense Guido Berro, a pedido de la familia de la víctima. El perito concluyó que el homicidio fue concretado por una mujer o un adolescente y que pudieron ser más de uno.

Berro, que fue director del Departamento de Medicina Forense del Instituto Técnico Forense y grado 5 de Medicina Legal, analizó los informes de los médicos forenses que intervinieron en el caso y señaló que el homicida la ahogó contra la arena pero que esa persona no tenía mucha fuerza. Además opinó que no necesariamente esa persona quiso darle muerte. Los cortes que tenía la joven en el cuello en su mayoría eran superficiales.

Berro adelantó a El Observador ayer lunes que "por la forma en la que fue asesinada, no se puede afirmar si los atacantes fueron uno o dos". Descartó que el móvil del crimen haya sido sexual.

El médico elaboró su informe que fue entregado a la jueza el jueves 5 de febrero en base a los resultados de la autopsia realizada al cuerpo de Chomnalez. Ese estudio determinó que fue golpeada en la cabeza con un objeto o con un puño y presentaba tres cortes poco profundos en el cuello. Pero la autopsia reveló que los cortes no le produjeron la muerte, sino que murió por asfixia, ya que fue sofocada contra la arena. Incluso tenía arena en los pulmones.

Pericia psicológica.

Ayer declararon los padres de la adolescente, convocados por la jueza Silvia Urioste, quien tomó el caso a mediados de enero cuando estos ya habían regresado a Buenos Aires.

La jueza los interrogó junto a un perito psicólogo con el objetivo de realizar un perfil psicológico de la víctima y poder establecer características de su personalidad y de lo que pudo vivir antes de su muerte. La menor que acababa de cumplir 15 años iba a viajar a Estados Unidos pero finalmente no pudo hacerlo y llegó a Valizas para pasar unas vacaciones con su madrina, el esposo de esta y los hijos de él. Ese domingo se fue a caminar sola por la playa y no regresó. El 30 de diciembre fue encontrado su cuerpo semienterrado en la arena entre Valizas y Aguas Dulces.

Urioste entregó ayer a los padres de la joven, Diego Chomnalez y Adriana Belmonte, la mochila, los documentos y otras pertenencias de su hija. La Policía encontró la mochila el 15 de enero a 17 metros de distancia de donde un adolescente de Aguas Dulces encontró el cuerpo.

Dentro de la mochila había una toalla, un pareo y un libro con sangre que no era de Lola. Las pericias descartaron que se tratara de sangre de alguno de los 13 indagados que aportaron ADN.

Al abandonar el juzgado, los padres de la víctima declinaron hacer declaraciones.

Perfil criminológico.

La fiscal Gabriela Sierra pidió a la jueza que ordene a la Policía Científica una pericia criminológica del posible o posibles autores del crimen.

Con el objetivo de intentar obtener más pistas, además de los padres, declararon ayer un adolescente de Valizas, amigo del hijastro de la madrina de Lola, que estuvo junto a la víctima en las últimas horas de su vida; un hermano de este adolescente de Valizas; y su madre.

El adolescente de Valizas ya había declarado en calidad de testigo. En esa oportunidad, dijo que su amigo —el hijastro de la madrina de Chomnalez— le decía durante la búsqueda del cuerpo, que "le daba igual que apareciera o no", informaron fuentes del caso. Ayer, ratificó esas mismas palabras, dijeron a El País las fuentes.

En el caso de la madre de este adolescente de Valizas se la citó para tomarle una muestra de ADN que será cotejado con la sangre encontrada en la mochila de la víctima.

Al finalizar la audiencia la fiscal Gabriela Sierra dijo en la puerta del juzgado que con la citación de estas cinco personas busca "profundizar" sobre lo que ya habían declarado. "Nada se descarta. Estamos valorando todo", agregó la fiscal.

Por su parte, el abogado que representa a los padres de Lola, Jorge Barrera, expresó conformidad con la investigación judicial. "Hay que dejar trabajar a la Justicia. Hay que seguir trabajando y buscar respuestas, que es lo que la familia se merece", dijo a la salida del juzgado.

(Producción: corresponsal en Rocha, Eduardo González. y Natalia Roba)

Corte prohibió que los jueces informen

A raíz de las idas y venidas que tuvo el caso de la adolescente Lola Chomnalez, la Suprema Corte de Justicia ordenó a jueces y fiscales que no den información a los medios de comunicación sobre las investigaciones que llevan adelante cuando están en la etapa de presumario, es decir de averiguación, antes de que se resuelva el archivo o procesamientos. La anterior jueza del caso, Marcela López, fue acusada de dejar trascender a la prensa información que pudo haber obstruido la indagatoria. A raíz de eso la Corte decidió cambiar de criterio y prohibir a los magistrados informar. Fuentes de la corporación dijeron a El País que si bien el presidente de la Corte, Jorge Chediak, es partidario de que los magistrados respondan a las inquietudes de los periodistas, su posición pasó a ser minoritaria y la mayoría cree que no se debe informar.

CRONOLOGÍA

Lola desaparece -28/12/2014

Lola Chomnalez sale a caminar por la playa en Valizas. No regresa. Su madrina denuncia su desaparición. Dos días después aparece el cuerpo. El 31 de diciembre la policía detiene a un hombre de 36 años que, según testigos, había sido visto caminando junto a la víctima antes de su desaparición. Detienen al esposo de la madrina para indagarlo y la madrina quedó demorada.

Autopsia - 3/1/2015

La autopsia determinó que Lola murió por sofocación y que tenía arena en los pulmones y algunos cortes. No había signos de abuso sexual. Trasladan sus restos a Buenos Aires. Allanan la casa donde estuvo en Valizas. Los investigadores buscaban cuchillos y elementos punzantes. El 4 de enero detienen y liberan a un hombre que vivía en un asentamiento cercano al lugar donde se halló el cuerpo.

Detenidos -15/1

Tres hombres son detenidos. Los medios difunden el identikit de un sospechoso que para la Justicia podría ser el asesino. Detienen a un cuarto hombre y liberan a tres detenidos. El 8 detienen a un hombre apodado Conejo a partir del identikit elaborado con información de testigos. Los medios lo señalan como el asesino pero luego es liberado por falta de pruebas.

Cambio de jueza y nuevo rumbo

El 10 de enero la jueza Marcela López deja el caso y el 13 asume Silvia Urioste. Al día siguiente, durante un nuevo rastrillaje encuentran la mochila que llevaba Lola el día de su desaparición. El 20 de enero encuentran ADN de otra persona en la mochila. La muestra es cotejada con el patrón genético de todos los indagados pero hasta ahora no coincide con ninguna de las muestras recabadas. El 21 detienen a otro hombre pero luego fue liberado. Solicitan la pericia a Guido Berro y citan a los padres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)