Por homicidio DOLOSO

Un procesado por el homicidio del hincha de Nacional

Al menos 11 personas fueron indagadas en las últimas horas por el crimen del hincha de Nacional, y también testificó un dirigente de fútbol por organizar peñas y pintadas. El Ministerio del Interior confirmó que la Justicia procesó con prisión a uno de los indagados.

Hinchas de Peñarol pintan un muro y al otro día es tapado por parciales albos. Foto: M. Bonjour

  •  
EDUARDO BARRENECHE20 mar 2016

La muerte del hincha de Nacional, Pablo Montiel por vestir la camiseta de Nacional desnudó, en el juzgado de la jueza Julia Staricco, una trama que incluye rivalidades, amenazas a través de las redes sociales y relaciones de poder similar a la de una banda de delincuentes.

En la tarde de ayer, la jueza Staricco y la fiscal María Cristina González interrogaron a los 11 hinchas detenidos para determinar cuál de ellos disparó el arma que segó la vida de Montiel.

Este mediodía, el Ministerio del Interior informó que uno de los indagados, de iniciales R.S.B.T, fue "procesado con prisión por homicidio doloso".

El tiro, según los investigadores, fue efectuado por una pistola calibre 7.65, ingresó por la espalda de la víctima y le provocó la muerte en forma instantánea. Es muy posible que el disparo haya causado daños al corazón o una arteria.

Los vecinos señalaron que se escucharon 20 tiros luego de la muerte de Montiel. El Ministerio del Interior informó que, en el incidente participaron "barrabravas" de Nacional y de Peñarol. Uno de los hinchas aurinegros sufrió una herida leve en el abdomen.

En la tarde de ayer, Staricco también citó a un conocido dirigente de fútbol que fue mencionado como organizador de peñas y pintadas.

Hostilidad.

Una "guerra de pintadas" entre hinchas aurinegros y tricolores generó la muerte del joven Pablo Montiel (19) en las primeras horas del viernes 18. El elemento que desencadenó el asesinato de Montiel de un tiro por la espalda fue la camiseta de Nacional que llevaba luego de despedirse de su novia minutos antes.

A la medianoche del jueves 17, Montiel se subió en su bicicleta con el propósito de dirigirse a su casa. Se despidió de su novia. Ninguno de los dos jóvenes sospechaban que esa era la última vez que se verían.

A pocas cuadras de la casa de su novia, Montiel fue emboscado por ocho parciales aurinegros que se habían acercado al lugar a realizar una pintada encima de un muro con colores de Nacional. Es que desde hace un año, los parciales de ambos clubes se dedican a tapar, casi diariamente, los graffitis y pintadas que hacen sus "rivales".

Según los vecinos, los hinchas de Peñarol no son de Villa García: viven en Punta de Rieles. Mientras que los parciales de Nacional sí son de Villa García y de Barros Blancos.

El visitante que llega a Villa García, ubicada en el kilómetro 21 de la Ruta 8, no imagina que en ese tranquilo lugar ocurre un feroz enfrentamiento entre barrabravas de Peñarol y Nacional. En una de las esquinas funciona un antiguo bar donde los parroquianos de mediana edad se juntan un rato a beber una cerveza fría escuchando la charla amena del propietario del boliche, sabedores que se trata de un lugar tranquilo y acogedor.

"Cuando se juega un partido clásico no vengo al bar. Sé que las dos hinchadas vendrán al kilómetro 21 y el clima quedará muy tenso", señaló uno de los parroquianos a El País.

Enfrente del bar, al otro lado de la Ruta 8, hay un liceo. En el portón de entrada del centro educativo se puede leer en letras amarillas y negras: "Villa García es de dos colores". La pintada, realizada obviamente por parciales aurinegros, hace alusión a los tres colores de Nacional: rojo, blanco y azul.

Desde hace un año, los enfrentamientos entre las hinchadas no pasaban de amenazas, insultos y algunos golpes. La muerte de Montiel marca un antes y un después.

Líos.

Los vecinos creen que la inauguración del estadio de Peñarol, ubicado a poca distancia de Villa García, exacerbará aún más los ánimos de los "barras" de la zona. "No quiero ni pensar lo que sucederá cuando Peñarol juegue un clásico en su estadio. Esto va a hervir. Las únicas salidas del estadio son por las rutas 8 y 102. La Policía va a tener mucho trabajo", dijo un vecino de unos 40 años.

Comerciantes y vecinos coincidieron en la necesidad de una mayor presencia policial cuando las dos hinchadas ocupen las aceras de la Ruta 8. También pidieron que la Policía combata a cinco "bocas" de ventas de drogas de la zona que suministran estupefacientes a los hinchas fanáticos que se agrupan en la zona a realizar pintadas.

Marcha "Todos por pablito".

Familiares y amigos del joven Pablo Montiel, asesinado el viernes 18 por hinchas de Peñarol, convocan a una concentración a las 16 horas de hoy en el kilómetro 21 de la Ruta 8 (Villa García) como protesta por el crimen. El lugar elegido queda a pocos metros de donde Montiel fue emboscado por un grupo de nueve hinchas de Peñarol que realizaban pintadas en muros y columnas de la zona. La convocatoria a la manifestación fue divulgada a través de las redes sociales por familiares de Montiel. Los vecinos de Villa García afirman que los enfrentamientos entre parciales de Peñarol y Nacional se intensificaron en el último año. Solicitan al Ministerio del Interior que incremente el patrullaje para evitar enfrentamientos cuando se jueguen partidos clásicos.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.