EMOCIÓN EN TRADICIONAL CEREMONIA

Incineran pabellón nacional de 96 años de antigüedad

Emotivo gesto de desprendimiento familiar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Inicirenación: la ceremonia se desarrolla todos los 23 de septiembre. Foto: Víctor Rodríguez

Este acto es un recuerdo para mi abuelo, un inmigrante italiano de pura cepa, de esos que vinieron a trabajar para ganarse el pan".

Las palabras pertenecen a Graciela Morgantini, edil departamental del Partido Nacional de Durazno. La mujer, con un dejo de emoción y de nostalgia, pronunció ese comentario minutos después de que comenzara el acto patrio celebrado en el Regimiento II de Durazno, en el marco de los 166 años del fallecimiento del Prócer, José Gervasio Artigas, donde se procedió al incinerado de un antiguo Pabellón Nacional de grandes proporciones, el más antiguo del país en manos de un particular.

Recuerdo.

La mujer informó que su abuelo "siempre tenía el pabellón nacional uruguayo y la bandera italiana, siempre; mi madre lo adoraba y me lo dio a mí. Era de mi abuelo", dijo la edil departamental.

"Yo tenía guardada esa bandera y siempre iba de un lado para el otro con ella. Me parecía que era casi una falta de respeto desprenderme de ella. Hace tres años que la traigo a esta misma ceremonia en la cartera", contó la mujer en un momento de gran emoción.

Sin embargo, en esta ocasión decidió que debía cumplir con la obligación y entregó el símbolo patrio y familiar a las autoridades militares encargadas de su incineración.

"Este año me resolví y dije: Que se haga lo que corresponde con un Pabellón, y más tan querido, de tan hondo sentimiento; así que para mí, misión cumplida", explicó Morgantini.

"Creo que el amor que se le tenía a esa bandera provenía de mí, porque toda mi familia está en Montevideo y ni sabían de su existencia. Estaba deteriorada. Las banderas no se arreglan salvo que sea algo muy pequeño, pero ésta era inmensa, como las que ondean en los mástiles más altos", explicó.

En la oportunidad hubo palabras referidas a la fecha por parte del teniente segundo Mauricio San Martín, un desfile militar y una muestra de danzas tradicionales. Del acto participaron autoridades civiles y militares, encabezadas por el intendente departamental, Carmelo Vidalín, junto al diputado, Benjamín Irazábal, jefes de las unidades militares y el subjefe de Policía, entre otros.

La ceremonia de Incineración de Pabellones Patrios en desuso, se retomó en Durazno hace tres años, señaló a El País Miguel Irrazábal, coordinador de Cultura de la Intendencia, quien resaltó que uno de los pabellones databa de 1920.

Todos los aspectos relacionados con los símbolos nacionales están precisamente reglamentados. Con relación al pabellón nacional, máximo símbolo de la nación, la reglamentación indica que cuando están en malas condiciones deben ser destruidos mediante una incineración pública que generalmente se desarrolla en unidades militares.

Las instituciones públicas y privadas tienen la obligación de remitirlos a las unidades castrenses más cercanas. Cada 23 de septiembre, en ocasión de celebrarse un nuevo aniversario de fallecimiento del prócer, se ejecuta una ceremonia con la presencia de autoridades locales y militares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)