A LA ALTURA DEL KILÓMETRO 28.500

Incendio puso en riesgo varias casas de El Pinar

Vecinos ayudaron al trabajo de los efectivos de Bomberos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vecinos ayudaron a combatir las llamas. Foto: Prensa Superturismo

Varios vehículos y decenas de personas trabajaban ayer intentando extinguir un incendio en la zona de El Pinar, que se inició el sábado por causas que no se han podido establecer con precisión.

Algunas versiones apuntan a que el siniestro comenzó por una quema de basura, que se habría ido de control por el intenso viento que soplaba en dirección sureste.

Coches de transporte y de combate de Bomberos atacaban ayer el foco y lograron detener el riesgo que se presentaba sobre las viviendas, informó Leandro Palomeque, vocero de Bomberos y próximo director nacional del cuerpo.

El fuego se ubicaba hacia el este de la Interbalnearia, entre el kilómetro 28.500 y el kilómetro 32 de la misma ruta. Se inició cerca del vertedero municipal ubicado en Camino Eduardo Pérez, y debido al intenso viento de la madrugada se propagó rápidamente.

El incendio contaba en la tarde de ayer con dos frentes. El primero, correspondiente a lo que se llama "cabeza del fuego", se ubicaba detrás de una arenera y estaba afectando una zona de plantación de pinos. Tenía un frente de 800 metros y era el que se propagaba con mayor rapidez.

El segundo frente era el que se situaba próximo al kilómetro 28.500, en una zona de pinos y bañados. Tenía poca extensión y un avance muy lento, precisó Palomeque. Desde lejos, los conductores podían ver una columna de humo, aunque no de gran magnitud.

El fuego avanzó en la madrugada y puso en jaque también a las instalaciones del autódromo Víctor Borrat Fabini (que además tiene un depósito de combustible), junto con las casas de las manzanas linderas.

Los vecinos estuvieron de vigilia durante toda la noche alertas ante la amenaza del fuego, informó Subrayado. Pero no adoptaron una actitud pasiva: por el contrario, con baldes, cubetas y palas, hicieron todo lo posible para detener el avance de las llamas. Muchos vecinos incluso tuvieron que mojar sus casas de madera, temiendo que el fuego llegara hasta las viviendas. En algún caso, tomaron el agua de las piscinas que estaban llenas por los intensos calores de los últimos días, que jugaron en contra por la sequedad de pastos y árboles.

Luego, la amenaza sobre las propiedades comenzó a desvanecerse gracias al trabajo de Bomberos y la ayuda de los vientos.

Apoyo aéreo.

En horas de la mañana de ayer se había solicitado la colaboración de dos helicópteros, aunque luego se decidió desistir de la ayuda ya que no resultaron efectivos por el tipo de vegetación. Hacia la tarde, informó Palomeque, el siniestro estaba en "relativo control", ya que en caso de que no haya cambios climáticos, por ejemplo en el rumbo del viento, el fuego estaría controlado.

Se esperaba ayer que la cabeza del fuego llegara al arroyo Pando para tener un control total de las llamas y lograr extinguirlas.

Palomeque informó que un efectivo de Bomberos se vio afectado debido a las altas temperaturas a las que estuvo expuesto y al esfuerzo realizado, aunque sin padecer intoxicación. Fue trasladado a un centro de atención médica, del que ya fue dado de alta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)