inn content para dove

La importancia de sanar en familia

Un libro de Dove, con relatos de Blanca Rodríguez y fotografías de Susette Kok, relata historias de personas con marcas en el cuerpo

El apoyo de la familia resulta fundamental para aceptarnos como somos.
El apoyo de la familia resulta fundamental para aceptarnos como somos.

Nunca sentí el angioma como una carga, la carga estuvo en que en algún momento me hicieron sentir no solo que era especial, sino que tenía que serlo, y que me tenía que ir genial en todo”, cuenta la conductora de radio y televisión Carolina García en el libro Memorias de Piel al hablar de la mancha cutánea que lleva desde su nacimiento en su nariz.

Escrito por la periodista Blanca Rodríguez y con fotografías de la documentalista holandesa radicada en Uruguay, Susette Kok, la obra que lanzó la Barra de belleza Dove recopila 15 relatos de personas públicas y anónimas que llevan con orgullo diversas marcas en la piel. Manchas, cicatrices, tatuajes y hasta arrugas son algunas de las huellas que, de forma accidental o buscada, la vida les imprimió en su cuerpo.

Cada historia se centra en lo que significó para la persona convivir con esa marca su proceso de aceptación y superación. Uno de los tópicos que se repiten en muchas de los relatos es el apoyo de sus seres queridos como pilar fundamental para seguir adelante.

García por ejemplo creció apreciando a su angioma como una distinción, gracias a que el cariño de su familia la hizo sentir especial. En el texto, se narra que su madre siempre le contó una historia “bastante mágica” con respecto a su mancha. Le dijo que eso tenía que ver con lo ansiada que ella había sido por toda la familia. Una espera llena de afecto que esa marca confirmaba.

“De alguna manera en mi marca se hizo carne aquel deseo de todos de que yo fuera una niña especial”, detalla la obra y agrega que incluso creyó en un relato de su tía abuela y durante mucho tiempo espero que ocurriera: “la mancha está bajando y un día se te va a meter adentro de la nariz”.

Esa perfección que sus parientes veían en ella fue lo que la impulsó a presentarse a un casting de televisión y obtener el puesto. Este es el inicio de su carrera profesional que la llevó a convertirse en la reconocida conductora que es hoy.

Otro de los casos que cita el libro es el de Juan Manuel Hernández, quien padece de cardiopatía congénita y desde los 12 años vive con un marcapasos. Crecer de esta forma no lo condicionó demasiado, ya que siempre contó con el sustento de su hermano mellizo.

Hernández amaba los deportes y aunque para otros su enfermedad podría haber significado privarse de ellos, no fue su caso. Por el contrario, se apoyó en su hermano. Era su referente y hacía todo lo que él hacía. “Eso me ayudó, siempre jugábamos al fútbol, él delantero y yo golero, y le atajaba pelotas a mi hermano que pateaba todo el día. Fui descubriendo que podía hacer lo mismo que él porque éramos iguales. Fue súper importante para mí”, cuenta.

Hernández ahora de adulto imagina que no debe haber sido fácil lo que pasaron sus padres, y se da cuenta que tenían más precaución con él que con su hermano, pero al mismo tiempo reconoce que nunca le generaron temor o inseguridad, expone la obra.

El jugador de fútbol de la selección Gastón Ramírez se quemó en la pierna izquierda y mano derecha a los diez meses de vida. Comparte con Hernández el sentimiento de preocupación que este suceso le debe de haber proporcionado a sus padres. “Cuando miro la cicatriz ahora que soy padre, entiendo el dolor que vivió mi madre, su desesperación, y bueno hoy llevo esa marca en la pierna que va a estar conmigo para el resto de mi vida”, afirma.

El hecho de haber sido padre le cambió el modo de ver la vida. Se empeña en enseñarle a su hija los valores que son realmente importantes y compartir los recuerdos de su niñez, como cuando pisaba ladrillos en el horno con su padre para ayudar en la casa. “Es muy importante saber de dónde venimos y qué hicimos para ser quienes somos”, asegura.

Las enseñanzas que se imparten puede apreciarse en actos más simples y convertirse en esenciales para no bajar los brazos. Los padres de la cantante de tango Francis Andreu lo demuestran. Andreu fue mordida por el perro de su padre cuando tenía 14 años, causándole un desgarro en el labio y parte del mentón, y dejando un tramo de su mandíbula expuesto.

El libro refiere a cómo su madre y padre la cuidaban con dedicación y paciencia. “Mi madre, ¡santa! ¡Diosa! Me inventaba mil tipos de sopa, mi papá a puro helado. Yo tenía hambre y no podía comer, adelgacé mucho. Fue un momento extremo y como que mi vida se paró”, rememora. Su opinión cambia cuando en un concierto el cuartetero Rodrigo se le acerca y le halaga su cicatriz.

Pero no solo la estimulación de los familiares es lo que da sentido a esa huella. Para otros es la causa en sí misma. Tal es el caso de Malena Raffo, madre de dos pares de mellizos. Malena ve esa marca como un símbolo de un hermoso resultado: sus hijos.

“La misma cicatriz de la cesárea dio paso a sus cuatro hijos al mundo y hoy se las muestra para que vean por dónde nacieron”, relata un fragmento de Memorias de Piel. Y aunque le llevan mucho trabajo, opina que vale la pena. “Yo estoy fascinada con mis bebés, ya habrá tiempo para los detalles…”, expresa.

Esta es una de las tantas iniciativas que realiza Dove con el fin de que las personas se acepten como son. Además de los ya mencionados, Memorias de Piel expone los testimonios de: Cristina Morán, Fernando “Lobo” Núñez, Giovanna Martinatto, María Flores, Josefina Tramontín, Clara Ramos, Tatiana Sandberg, Dolores Moreira, Martín Buscaglia, y Victoria Césperes.

Memorias de Piel

El libro se puede adquirir en todas las sucursales de Farmashop y en la librería Puro Verso a un costo de $ 300. El dinero que se recaude será donado a la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital Pereira Rossell con el fin de acondicionar y mejorar el área en el que pronto se realizará el tratamiento de fototerapia para tratar enfermedades de piel.

Gastón Ramírez fue uno de los seleccionados para contar su historia.
Gastón Ramírez fue uno de los seleccionados para contar su historia.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)