OCUPARA UN PREDIO DE UNA MANZANA

Imponente mezquita en la frontera

Millonaria inversión de la comunidad árabe del Chui; será de las más grandes de la región.

Mezquita: las obras empezaron en 2007 pero estuvieron unos años detenidas. Foto: N. Araújo
Mezquita: las obras empezaron en 2007 pero estuvieron unos años detenidas. Foto: N. Araújo
Mezquita en Chui. Foto: Néstor Araújo
Mezquita en Chui. Foto: Néstor Araújo
Mezquita en Chui. Foto: Néstor Araújo
Mezquita en Chui. Foto: Néstor Araújo

Una millonaria inversión de la comunidad árabe en la frontera de Chui (Brasil), permitirá la construcción de la mayor mezquita situada en los límites con Uruguay y una de las más grandes de los países del Mercosur.

En esta frontera de Uruguay y Brasil reside una populosa colectividad musulmana.

Las obras, cuyo monto estimado se acerca a los 4 millones de dólares, comenzaron en el año 2007 y están a punto de culminar.

El presidente del Club Árabe, Basa Hwaiati, dijo a El País que tienen una comisión de miembros de la comunidad árabe, compuesta por unas 20 personas, que "son quienes toman decisiones y han hecho colectas de $ 50.000, de $ 5.000 y de hasta $ 500 para ayudar a construir la mezquita".

"El número de fieles que puede cobijar en su interior es de unas 150 personas", sostuvo Hwaiati. Tiene 10 dormitorios para el uso de la comunidad árabe y están en plena construcción la cúpula, los minaretes y las salas para orar.

"Sus instalaciones no solamente serán lugar de oración, sino también de encuentro para enseñar el Islam y vincular a otros creyentes", remarcó, "incluso católicos o de otras congregaciones religiosas. Va a ser una mezquita abierta", aseguró.

Aunque la construcción se inició hace 10 años, estuvo detenida un largo período debido a la crisis económica.

Una de las principales particularidades de la mezquita es la cúpula en forma de medio huevo que sobresale en su techo y que tiene una altura de 19 metros. Consta además de una sala de oración en la que se halla el mihrab (nicho u hornacina orientado hacia La Meca), un minarete (torreón desde el cual se llama a los fieles a la oración) y de una fuente para realizar las abluciones o purificaciones.

Nadie pregunta mucho.

La construcción de este centro religioso ha llamado la atención de quienes vienen observando el minucioso trabajo que llevan a cabo obreros especializados, y el importante movimiento de maquinaria de alta tecnología y camiones que llegan con materiales desde la ciudad brasileña de Pelotas (Rio Grande do Sul).

Si bien la mezquita llama mucho la atención desde el punto de vista arquitectónico y por sus imponentes dimensiones, "nadie pregunta mucho sobre la obra", dijo a El País el principal de un restaurante del lado uruguayo.

El salón principal de la mezquita tiene un área de 520 metros cuadrados y el edificio cuenta con decenas de puertas, cada una de 4.5 metros de alto y 250 kilos de peso, y está enclavado en un predio de una manzana entera, con plazas de estacionamiento para vehículos.

Contará con dos pisos: la planta baja para los hombres y la planta alta para las mujeres, como lo establece la ley musulmana.

Chuy (o Chui) es una ciudad de menos de 17.000 habitantes cuyo trazado abarca uno y otro lado de la frontera. Una ancha calle, conocida como "Avenida Internacional" recorre las dos poblaciones.

En la localidad uruguaya (Chuy) viven unas 10.000 personas, según el último censo de 2011, mientras que del lado brasileño (Chui) residen unas 6.200, en su mayoría pertenecientes a la colectividad árabe palestina, dedicadas al comercio en centenares de tiendas libre de impuestos. Desde hace más de sesenta años la economía se basa en el comercio y más del 70% de las tiendas son propiedad de árabes

Los residentes hablan en árabe, aunque también pronuncian palabras con una suerte de mezcla de español y portugués. La mayoría proviene de Cisjordania y Jerusalén, y hoy constituyen la tercera generación de inmigrantes asentados en la zona.

Mustafá Salim, que tiene un puesto de antojos de sol, destaca "el intercambio cultural" como una de las señas de identidad de la localidad.

Inmigrantes.

Nadie sabe con certeza cómo se fundó la comunidad palestina de Chuy, pero algunos datan la llegada de los primeros inmigrantes en 1955. Llegaron huyendo del conflicto árabe-israelí y formaron una colectividad bastante reservada.

Algunos habitantes de la zona sostienen que emigraron luego de la guerra de 1948, tras la partición de Palestina en dos estados.

Muchos árabes tuvieron que irse por haber estado involucrados activamente en el conflicto o por la situación de precariedad que pasaron a tener los pueblos árabes en esa zona a partir de su derrota. La situación se agravó en 1967 con la Guerra de los Seis Días.

Muchos de los emigrantes árabes que llegaron al continente se instalaron en aquellos lugares donde el intercambio de productos, servicios y dinero era más intenso: zonas portuarias y ciudades fronterizas. La mayoría de los palestinos, sirios y libaneses que se instalaron en el Chui y sólo unos pocos lo hicieron en el lado uruguayo.

Musulmanes en la región.

No hay una cifra exacta sobre la comunidad musulmana en el país, pero se estima que el número no supera el medio millar.

La mayor parte de la población islámica se concentra en las ciudades de Rivera y Chuy. Según la Organización Islámica para América Latina, en Brasil viven un millón y medio de musulmanes y en Argentina 600.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)